Montan ópera que compuso Mozart a los 19 años

Publicado: abril 29, 2018 Última Modificación abril 29, 2018 Por: adminmusica

La Orquesta de Cámara de Bellas Artes (OCBA) ofrecerá dos funciones de la ópera bufa La finta giardiniera, compuesta por Wolfgang Amadeus Mozart poco antes de cumplir 19 años y que, desde su estreno en México en 1946, se ha presentado pocas veces en escenarios del país. En esta ocasión, las únicas funciones fueron la del pasado viernes y la de hoy, 29 de abril.

Los estudiantes del Estudio de Ópera de Bellas Artes dan vida a los personajes en esta historia de cuando la marquesa Violante Onesti se disfraza de jardinera después de un intento de asesinato y toma el nombre de Sandrina. Celos, confusiones y muchos enredos dan forma a la trama de La finta giardiniera (La jardinera fingida), cantada en italiano con subtítulos en español que se proyectan sobre el telón negro del fondo del escenario.

Esta fue la primera ópera que se presentó al formarse la Academia de la Ópera de Bellas Artes, en 1946, antecedente del Estudio de la Ópera de Bellas Artes, explicó su titular, Octavio Sosa, en una breve charla con La Jornada.

La eligió en ese entonces el maestro Eduardo Hernández Moncada. El papel de Ramiro, que está escrito para mujer, lo interpretó la mezzosoprano Oralia Domínguez, quien después fue una célebre cantante. Desde entonces no se ha vuelto a presentar en Bellas Artes; sí se montó en otros escenarios a finales de los años 70 o principios de los 80 con la Orquesta de Cámara del Teatro Colón, de Buenos Aires, pero venía con el Festival Cervantino, y se presentó en Guanajuato y en la sala Miguel Covarrubias, pero en realidad se ha puesto menos de 10 veces en el país.

Por ello, añadió, qué bueno que se rescata, que José Luis (Castillo, director titular de la OCBA) se dio a la tarea de presentarla, porque el repertorio de cámara es muy vasto. Celebro que una ópera de juventud de Mozart se saque a la luz, se vuelva a presentar en el país; esto también le da oportunidad a los jóvenes cantantes del estudio de foguearse, de cantar este repertorio que tiene muchas muy buenas consecuencias vocales, es una obra que cuida mucho al cantante, que está muy bien escrita y les permite un lucimiento y una presentación adecuada.

El público podrá disfrutar una obra de juventud de Mozart, “quien no estaba empezando su carrera porque comenzó a componer desde los siete u ocho años, no estaba en la madurez pero ya tenía un largo camino recorrido. El público va a conocer precisamente esto; eran óperas por la época, muy largas. En esta ocasión se cortaron muchos recitativos sin descuidar la trama.

“El teatro Julio Castillo no permite determinadas cosas, como la orquesta en el foso. El año pasado hicimos La finta giardineira más o menos con el mismo formato, aunque con un poco más de escenografía, pero creo que es una grata experiencia para todos.”

Este jueves por la mañana se realizó un ensayo con vestuario, que dará algunas sorpresas para el público que asista al teatro Julio Castillo del Centro Cultural del Bosque (atrás del Auditorio Nacional) este domingo a las 12 horas, y con los elementos que darán la sensación de ese jardín en el que se desarrolla casi toda la trama.

La dirección de escena es de Alfonso Cárcamo y la dirección musical de José Luis Castillo; el elenco está formado por las sopranos Akemi Endo, Rosario Aguilar y Ariadne Montijo, los tenores Édgar Villalva y Leonardo Sánchez, la mezzosoprano Frida Portillo y el barítono Tomás Castellanos.

Fuente: Ericka Montaño Garfias para La Jornada

Comentarios

Suscríbete y recibe lo mejor de Música en México

Escucha música clásica en línea aquí