Pavana Lachrimae Antiqua de John Dowland (1563-1626)

Publicado: febrero 21, 2018 Última Modificación febrero 21, 2018 Por: adminmusica

Sección de violas de la Orquesta Sinfónica de la Radio Finlandesa

Solo han habido dos ocasiones en que los compositores ingleses han afectado profundamente el curso de la historia musical europea. La primera fue a principios del siglo XV, cuando los motetes, misas y chansons de John Dunstable y sus contemporáneos se convirtieron en modelos para desarrollos posteriores en Flandes y Borgoña. La segunda fue dos siglos más tarde, a principios del siglo XVII, cuando varios compositores e instrumentistas ingleses encontraron trabajo en las cortes del norte de Europa. Se fueron al extranjero por tres razones principales. Músicos como Peter Philips y Richard Dering eran refugiados religiosos que huían de la persecución de los católicos ordenada por la Reina Isabel. Algunos, como William Brade y Thomas Simpson, probablemente se sintieron atraídos por las lucrativas  oportunidades disponibles en las pequeñas cortes europeas. Otros se asociaron con las compañías de teatro inglesas que comenzaron a recorrer el continente en los años 1580 a 1590 por una ley que restringía las actividades de “actores comunes en interludios y juglares” en el país. De ahora en adelante, a los actores se les prohibió trabajar en Inglaterra a menos que estuvieran bajo el patrocinio de la Reina o un cortesano prominente.

John Dowland probablemente tuvo motivos diversos para abandonar Inglaterra en 1594. Acababa de ser rechazado para un puesto como laudista de la corte, pero también tenía una ideología católica. Trabajó primero en Wolfenbüttel y Kassel, y en 1598 se unió al grupo de músicos ingleses al servicio de Cristian IV, Rey de Dinamarca. Permaneció en Copenhague hasta 1606. En esa época era uno de los laudistas más famosos de Europa y podía esperar un puesto en la corte inglesa a raíz de la muerte de la Reina Isabel en marzo de ese año, como músico de la esposa del nuevo rey, Jaime I, que era Ana de Dinamarca (hermana de Cristian IV). Pero tal puesto todavía lo eludiría, porque, como alguna vez sugirió Peter Warlock, Ana no quería que se pensara que había cazado a uno de los músicos de su hermano en Dinamarca. Cuando finalmente se convirtió en uno de los laudistas de Rey Jaime I en 1612, abandonó de forma definitiva la corte danesa. Probablemente, Dowland esperaba atraer la atención de Anne dedicándole el ciclo Lachrimae o Seaven Teares. En la dedicatoria declara que tuvo “acceso a su Alteza en Winchester”, y que había tratado dos veces de regresar a Dinamarca, pero que se había visto obligado a pasar el invierno en Inglaterra a petición de la Reina.

Dowland abrió un nuevo camino con la publicación de Lachrimae. En ese momento, la música de baile solía escribirse o imprimirse en conjuntos de partes, pero Lachrimae es un volumen que tiene las partes de cada pieza distribuidas a cada lado de una sola abertura, de modo que en teoría se podían tocar alrededor de un mesa con una sola copia. Dowland puede haber adoptado este formato porque incluía una parte de laúd en tablatura, que no podía acomodarse fácilmente en un pequeño conjunto de cuadernos. Lachrimae es sin duda la primera colección inglesa de música de baile en cinco voces, manuscrita o impresa, que incluye una parte de laúd.

Normalmente se piensa que Lachrimae pertenece al repertorio del consorte inglés, pero parte de este ciclo, al menos, se compuso en Copenhague. En la dedicatoria, Dowland informó a la Reina que lo había escrito en parte en su tierra natal: “He supuesto dedicar este trabajo de música a tus manos sagradas, que comenzó donde naciste, y terminó donde ahora tú reinas”. Lachrimae es típico del repertorio para consorte anglo-alemán en que se da gran importancia a las pavanas. Las pavanas ocupan un lugar prominente en una ejecución completa, y la atención se concentra inevitablemente en las “pavanas apasionadas” que abren la colección.

La pavana Lachrimae Antiquae, la pieza más popular de Dowland, circuló en muchas formas, y se publicó como “Flow my tears” en The Second Book of Songs (1600). Sin embargo, podemos suponer que la inigualable secuencia de “pavanas apasionadas” que la siguen son obras tardías, tal vez escritas especialmente para la publicación, ya que solo una de ellas se encuentra en otra fuente. En el ciclo, Dowland creó un conjunto de variaciones de siete pavanas, unidas por el tema inicial de cuatro notas descendentes y por una sutil red de interrelaciones temáticas y armónicas.

Fuente: Peter Holman para hysperion-records.co.uk

Christopher Morrongiello, laúd

Phoebe Jevtovic Rosquist, soprano

David Tayler, laúd

Comentarios

Suscríbete y recibe lo mejor de Música en México

Escucha música clásica en línea aquí