Salmerón-Ramos-Ramos tocan Trío de Debussy

Publicado: marzo 14, 2019 Última Modificación marzo 17, 2019 Por: adminmusica

Carlos Adriel Salmerón, piano Manuel Ramos Reynoso, violín Adolfo G. Ramos Reynoso, violonchelo

 

1er mov.

 

2o. mov.

 

3o. mov.

 

4o. mov.

 

Carlos Adriel Salmerón, piano Manuel Ramos Reynoso, violín Adolfo G. Ramos Reynoso, violonchelo. En el Salón de Recpciones del Museo Nacional de Arte. Enero de 2012.

El trío para piano de Debussy en sol es uno de esos trabajos que se archivarán bajo el epígrafe de “perdido y encontrado”. Terminado durante el verano de 1880, en Fiesole, en Italia cuando Debussy tenía dieciocho años, tuvo que esperar hasta 1985 para ver su primera interpretación pública, siendo reconstruido (y recompuesto parcialmente) a partir de las partes y fragmentos que sobrevivieron. En este sentido se conservan una partitura escrita a mano del primer movimiento así como una parte de violonchelo escrita a mano completa desde 1980 en la Pierpont Morgan Library (Nueva York). En 1982, se descubrió una partitura escrita a mano de los tres últimos movimientos del trío en los papeles legados por Maurice Dumesnil (pianista francés, autor de obras sobre música, alumno de Debussy) en la facultad de música de la Universidad de Michigan. Las fuentes de Nueva York se escriben sobre un mismo formato de papel, un formato mucho mayor que el del escrito a mano conservado en Michigan. Esta última partitura así como la parte de violonchelo de Nueva York presentan divergencias considerables en el segundo movimiento, lo que permite deducir que las dos fuentes de Nueva York forman probablemente parte de una versión revisada del Trío y que la partitura de Michigan representa probablemente la primera versión de los tres últimos movimientos.
El trabajo fue el resultado del tiempo pasado por Debussy en la casa de Nadezdha von Meck, la mecenas de Tchaikovsky. Ella había pedido a Antoine Marmontel profesor de piano en el Conservatorio de París que le recomendara un estudiante para dar lecciones de música a sus hijos y para tocar en su trío privado. Fue el joven Debussy (“dice que tiene veinte años pero aparenta dieciséis” como Mme. von Meck comentaba en una carta a Tchaikovsky) quien en julio de 1880, llegó a Interlaken para ocupar el puesto. Durante ese verano y por períodos en los dos años siguientes, Debussy acompañó a la familia en sus viajes alrededor de Europa y de Rusia, satisfaciendo sus deberes musicales que también incluyeron tocar dúos con su protectora, y acompañando a cantar a su hija mayor, Julia. Debussy se sintió atraído por su hija más joven Sophie, entonces de dieciséis años, lo que pudo haber contribuido a la conclusión de su relación con la familia. El tiempo pasado con los von Mecks ensanchó ciertamente tanto sus horizontes musicales como los geográficos – oyó a Wagner por primera vez en Viena en una representación de concierto del Tristan (probablemente extractos) y fue introducido en la música de Mussorgsky y de Rimsky Korsakov durante su visita a Rusia.
Y por supuesto se sintió familiarizado con las obras de Tchaikovsky, incluyendo su cuarta sinfonía, con los arreglos a cuatro manos que él y Mme. von Meck, tocaban en sus sesiones habituales en el piano. Que Debussy también realizó su propio trabajo para ella es sugerido por un comentario a Tchaikovsky de que “su pequeño francés” compuso “muy encantadoramente”, y el trío para piano, terminado durante su primer verano, pudo haber sido tocado por el trío familiar. Sin embargo, el trabajo demuestra poca evidencia de las influencias cosmopolitas de sus nuevos círculos y mira de nuevo a París y a la música de Delibes, de Massenet y de su profesor anterior Franck así como a Robert Schumann, compositor por quien tenía una profunda admiración. (Estos aspectos son objeto de un estudio detallado en la obra de Ellwood Derr, Sein erstes überliefertes Instrumentalwerk. Zur Erstveröjfentlichung von Claude Debussys frühem Klaviertrio. Neue Zeitschrift fur Musik, diciembre de 1985, páginas 10-16). El Scherzo-Intermezzo con su acompañamiento vivaz del tema y su pizzicato contiene un cierto color “debussyniano” y la parte del piano.

 

Fuente: audiocamara.musicadecamara.com.es

Comentarios

Suscríbete y recibe lo mejor de Música en México

Escucha música clásica en línea aquí