The Strange Affliction of Anton Bruckner

Mediometraje que aborda la vida del compositor Anton Bruckner haciendo hincapié en su aritmomanía, es decir, en su insana obsesión por contabilizar todo lo que se le ponía enfrente.

The Strange Affliction of Anton Bruckner
Por Música en México Última Modificación diciembre 19, 2020

Entre los trabajos más curiosos del prolífico y desmedido cineasta británico Ken Russell (1927-2011) se encuentra The Strange Affliction of Anton Bruckner (1990), mediometraje televisivo que aborda la vida del compositor austriaco Anton Bruckner (1824-1896) haciendo hincapié en su aritmomanía, es decir, en su insana obsesión por contabilizar todo lo que se le ponía enfrente.

La película inicia con la llegada de Bruckner a una casa de campo donde recibirá tratamiento para su trastorno compulsivo. Cuenta los rayos de las ruedas del carruaje que lo ha llevado y la cantidad de letras que hay en los nombres de Grete y Hans, la pareja de enfermeros que se hará cargo de él. En realidad, el compositor no ha dado su consentimiento para ser internado, pero le preocupa más la cantidad de veces que sus enfermeros lo sumergen en agua helada que la terapia en sí.

De este modo, entre largas caminatas al aire libre (que el músico aprovecha para contabilizar todo lo que puede), abundantes baños en agua helada (de los que hasta perdemos la cuenta) y reconfortantes caldos calientes servidos por la encantadora Grete, transcurre la estancia de Anton Bruckner en la casa de salud. Un día, los enfermeros lo llevan a la iglesia para que se confiese. El sacerdote queda perplejo ante la personalidad un tanto infantil del compositor y, sobre todo, ante su muy particular y divertida definición del término autoabuso. Como penitencia, le impone la interpretación de la famosa Tocata y fuga en re menor de Johann Sebastian Bach. Para deleite de todos, Bruckner se dirige al órgano de la iglesia y empieza a cumplir su penitencia… antes de salir corriendo con la impresionante música de su Te Deum como fondo musical (cuyos compases, por cierto, va contabilizando mentalmente).

Esto, que podría parecer simplemente una viñeta extravagante, es en realidad parte de la inteligente construcción de la figura del compositor a partir de detalles y anécdotas hecha por Ken Russell, porque en realidad Anton Bruckner fue un destacado organista, además de hombre devoto e introvertido con un alto sentido de la pureza espiritual estrechamente ligado a la juventud femenina. Así, es con pequeños fragmentos aparentemente inconexos —cuyo hilo conductor es la ficticia hospitalización para el tratamiento de sus manías— que el cineasta nos ofrece el retrato de ese inmenso compositor que fue Anton Bruckner.

Bellamente filmada en evocativos escenarios, The Strange Affliction of Anton Bruckner es una película compleja y conmovedora protagonizada espléndidamente por el destacado actor británico Peter Mackriel como un Anton Bruckner que parece más campesino que músico (en la entrevista con que inicia el filme, Ken Russell comenta que a Bruckner nadie lo tomaba en serio porque —a diferencia de, por ejemplo, Richard Wagner— no tenía aspecto de compositor), la actriz británica Catherine Neilson como la enfermera Grete y el actor danés Carsten Nørgaard como el enfermero Hans.
Finalmente, a lo largo de la película escuchamos fragmentos del Quinteto para cuerdas en fa mayor, en la interpretación del Astarte Ensemble, y del Te Deum y las sinfonías de Brucker, en la interpretación de la Orquesta Filarmónica de Berlín bajo la dirección de Eugen Jochum (1902-1987). Disfrute nuestro amable lector The Strange Affliction of Anton Bruckner.

Música en México
Escrito por:
Redacción. Música en México tiene la misión de promover la música clásica – y la música nueva – en México, y de dar a conocer una selección de las actividades musicales en el resto del mundo.

Comentarios

Escucha música clásica en línea aquí