José Areán renuncia a la dirección artística de la OFCM tras crisis

Publicado: junio 12, 2015 Última Modificación junio 12, 2015 Por: adminmusica

En medio de la crisis que se vive al interior de la Orquesta Filarmónica de la Ciudad de México (OFCM) y de los cuestionamientos de algunos músicos que han señalado la falta de capacidad de José Areán (Ciudad de México, 1966) como director artístico, el día de ayer su titular hizo pública su decisión de renunciar a su cargo a través de las redes sociales, tras permanecer cuatro años al frente de la agrupación.

Sin establecer la fecha exacta de su separación, Areán comentó vía telefónica a Excélsior que ésta ha sido una decisión bien pensada y necesaria para el fortalecimiento del grupo, y aprovechó para recordar que fue en este tiempo cuando se consiguieron las mejores condiciones laborales de los músicos y la recuperación parcial del presupuesto. Sin embargo, aseguró que la decisión responde al fin de un ciclo y no a los rumores, las presiones o la grilla dentro de la agrupación.

Además, aseguró que desde hace más de diez años ha sostenido que la Sala Silvestre Revueltas nunca fue concebida como una sala de conciertos, por lo que celebra la posibilidad de que las autoridades capitalinas se inclinen por la construcción de una nueva sede.

Alrededor de las 17 horas de ayer, Areán, quien ha trabajado desde 2006 como conductor asociado de la Orquesta Sinfónica de Minería, que ha colaborado como asistente de la Ópera de Bellas Artes, anunció su salida:

“Estimados amigos, les comparto que estoy llegando al término de mi ciclo como Director Artístico de la Orquesta Filarmónica de la Ciudad México. Me había planteado tres años de actividad ahí, y ahora cumplo justo cuatro de haber tenido el honor de dirigir los destinos de esta notable agrupación”, escribió.

Y argumentó que, a partir de este momento, se iniciará un proceso de selección del nuevo director, para lo cual se buscará que los integrantes de la OFCM establezcan reglas claras y transparentes hasta alcanzar “un ejemplo de transición ordenada”.

¿Qué destacaría de su labor al frente de la OFCM?, se le preguntó. “El impulso al repertorio de compositores mexicanos contemporáneos. Sólo en estos años programamos 60 obras mexicanas de 30 compositores, de los cuales 21 están vivos.

Y aprovechó para destacar los conciertos de Rigoletto, la conmemoración por los 50 años de la liberación de Auschwitz y conciertos dedicados a Béla Bartók, entre otros.

Por otro lado, destacó su defensa del presupuesto para esta orquesta. “Sólo por poner una gráfica: hace 15 años el presupuesto de la OFCM era de 30 millones, pero cuando llegué, en 2011, fue diezmado a cuatro millones que impedían su operación; en la actualidad opera con casi 12 millones de pesos.

INCAPACIDAD Y GRILLA

Por otro lado, José Areán recordó que entre los proyectos que ha dejado pendientes está la conexión de la OFCM con las orquestas delegacionales que ya existen. “Queremos que la orquesta se convierta en padrino o tutor de los muchachos de estas orquestas para que realmente tengan una incidencia directa”.

Además de impulsar conciertos poco típicos para una filarmónica, como lo que realizó con Nortec en el Zócalo de la Ciudad de México o el compositor Michael Nyman.

¿A partir de qué fecha corre su renuncia?, se le cuestionó. “Mira, ahora iniciamos un proceso de fortalecimiento institucional en la OFCM que se refiere a la revisión de las bases de operación, las cuales son defectuosas… donde ahora (los músicos) podrán designar a su director artístico”.

¿Cuánto tiempo durará este proceso? “Serán algunos meses. Por ahora, la primera junta será el próximo lunes, no aventuraría una fecha específica porque ésta la debe determinar la comisión de la OFCM y no quiero interferir”.

¿Qué vendrá para usted?, se le inquirió. “Seguiré mi actividad como director huésped en otras orquestas nacionales e internacionales”.

¿Qué proyectos retomará? “Habrá que ver lo que dice la vida y lo que nos cuenta el destino. Soy una persona que le gusta la música vocal, saltar de un género a otro, dar conferencias y ejercer mi calidad de director huésped. Es una época de redefinición. Esto tendrá que ser poco a poco, llevado de acuerdo a oportunidades que en su momento se presenten”.

¿La grilla orilló su renuncia a la OFCM? “Mira, en todo grupo social y humano hay una diversidad de intereses. Sería muy naif si pensara que, como director, el 100 por ciento de una orquesta estará de acuerdo con una visión. No es así. Como en todo el arte lo que prevalece es la confrontación de ideas, el diálogo y las diferencias.

¿No le importó que algunos músicos lo señalaran como un director sin capacidad? “Bueeeno, el mundo es grande. Yo no busco validación en una o dos personas. Afortunadamente llevo 20 años de carrera y tengo validación de suficientes personas en el mundo y en México que me permiten trabajar. No me apuro por esas apreciaciones que, en su momento, son válidas porque el campo del arte es el campo de la libertad”.

¿Qué sucederá con el conjunto Ollin Yoliztli? Se ha intervenido de una manera importante, pero desde hace más de diez años he sostenido que esa sala nunca fue concebida como sala de conciertos; y creo que una orquesta como esta se merece algo más”.

¿Se va contento? “Me voy satisfecho y agradecido con el público y la orquesta”.

Problema estructural

A cuatro meses de accidentes, mantenimientos inconclusos, daños en infraestructura, posibles colapsos y denuncias de todo tipo, la Sala Silvestre Revueltas, ubicada en el Centro Cultural Ollin Yoliztli se mantiene en vilo, luego de que se diera a conocer que la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México buscará una nueva sede.

Algunos ya han señalado la posibilidad de que ésta encuentre su lugar en el Centro Cultural del Bosque. Sin embargo el propio José Areán ha descartado la certeza y afirma que es una de las muchas posibilidades.

Sin embargo, el extitular de la OFCM afirmó que desde hace más de diez años ha sostenido que esa sala nunca fue concebida como sala de conciertos. “Recordemos que es la adaptación de un cine y creo que una orquesta como ésta se merece algo más”.

Sin embargo, agradeció la posibilidad de tener una sala adecuada para esta agrupación. “Se agradece que las autoridades lo tomen muy en serio y evalúen las posibilidades de construir algo así”. Con 35 años, la OFCM es una de las agrupaciones más importantes de América Latina.

Comentarios

Suscríbete y recibe lo mejor de Música en México

Escucha música clásica en línea aquí