José Pomar (1880-1961)

José Pomar pertenece a un grupo de compositores mexicanos de los cuales ya se han escrito ensayos o incluso libros sobre su vida y obra, pero cuya música todavía no ha obtenido la visibilidad que su calidad merecería.

Por Música en México mayo 8, 2020 Última Modificación mayo 8, 2020

Por Rodrigo Acevedo

José Pomar pertenece a un grupo de compositores mexicanos de los cuales ya se han escrito ensayos o incluso libros sobre su vida y obra, pero cuya música todavía no ha obtenido la visibilidad que su calidad merecería. En un estado similar se encuentran figuras como Vicente T. Mendoza, Gerónimo Baqueiro Foster, Daniel Ayala, Luis Sandi o Eduardo Hernández Moncada, entre muchos otros. En la mayoría de los tomos que recopilan la historia de la música en México, estos autores suelen tener, en el mejor de los casos, una pequeña mención (a veces, ni eso), palideciendo su imagen frente a la que se nos presenta del triunvirato Ponce-Chávez-Revueltas, de cuyas vidas y obras, en contraste, se nos habla a detalle. Por esta razón, es importante hacer  un contrapeso a esta situación y darle mayor voz a la música de estos creadores. 

Pomar nació en la Ciudad de México en 1880. Sus dos vocaciones fueron la mecánica y la música: la primera, reflejada durante toda su vida en la práctica del modelismo de trenes a escala; la segunda, cultivada en casa, puesto que sus padres sabían tocar el piano y la guitarra y solían escuchar música italiana. Sin embargo, los gustos de Pomar se decantaban hacia la obra de autores franceses y alemanes, por lo que no resulta extraño que buscara tomar clases con Gustavo E. Campa y Carlos J. Meneses, miembros del llamado Grupo de los seis con quienes compartía un mismo credo estético. Sin embargo, el estilo que Pomar forjó más adelante, lo haría de forma autodidacta. 

Sonata para piano

Siempre interesado en la vanguardia, su producción para piano nos permite apreciar una interesante evolución estilística que encuentra en sus Interludios para piano el momento para manifestar un evento poco común en la historia musical del país: el uso de un cromatismo tan exacerbado que la tonalidad resulta gravemente cuestionada, esto, en una fecha tan temprana en México (y tan tardía en el ámbito internacional) como lo es 1910. Concebidos en Pachuca —ciudad a la que se había mudado en 1908 y en la que creó otras de sus obras capitales, como lo son la suite de El exconvento de San Francisco en Pachuca (1912-1919), su Concierto para piano con acompañamiento y orquesta (1912), su Sonata para piano (1913) y la Balada de Noche Buena (1915)— se trata de la primera obra que escribe en un lenguaje armónico novedoso y bien alejado de la práctica común de la que, eso sí, nunca desdeña su clara influencia romántica. 

El juglar

Después de una pausa entre 1917 y 1928 —años en los que Pomar tuvo que entrar a trabajar a un puesto burocrático que lo mandó a vivir a Guanajuato, León y Guadalajara— regresa a la Ciudad de México como maestro del Conservatorio Nacional y produce en la década de los treintas (al igual que Revueltas) sus obras más importantes: Huapango para orquesta (1931), el ballet de concepción ruidista Ocho Horas (1931), el vanguardista Preludio y fuga rítmicos (1932) y la Sonatina para piano (1934), así como un gran número de piezas vocales con letra de contenido militante, elogiadas por la pluma de su gran amigo Silvestre Revueltas. La portentosa América. Sinfonía en Do (1946), es sin duda su obra maestra, la cual, no obstante, fue estrenada casi medio siglo después de su composición. Pomar murió en 1961 y no sería sino hasta 1980 (a cien años de su nacimiento) que los esfuerzos por recuperar su obra comenzarían a fructificar.

Fuentes:

Muñoz, Maby (2016). «José Pomar y su música para piano. Una aproximación a la obra y al compositor» (Tesis de maestría). Universidad Nacional Autónoma de México.

Picún, Olga (2005). «José Pomar: su trayectoria y su música».
www.latinoamerica-música.net

Música en México
Escrito por:

Música en México

Redacción. Música en México tiene la misión de promover la música clásica – y la música nueva – en México, y de dar a conocer una selección de las actividades musicales en el resto del mundo.

Comentarios

Escucha música clásica en línea aquí