Komm, süßer Tod BWV 478 (Ven, dulce muerte) – J. S. Bach

Publicado: octubre 29, 2015 Última Modificación octubre 29, 2015 Por: adminmusica

Un reflejo de las tragedias personales de la vida de Bach

Leopold Stokowski, director

Bach compuso Komm, süßer Tod en 1736 como parte de un libro de canciones editado por Georg Christian Schemelli que incluía 69 canciones sacras y arias. Aparte de esas obras, cada una con una melodía y un bajo figurado, el libro de himnos conocido como Schmelli Gesangbuch también incluye casi 900 otros himnos. Pero el lamento musical de Bach para voz sola y bajo continuo, Komm, süßer Tod, es la obra que se roba el show. A diferencia de muchos arreglos y corales armonizados, se piensa que esta canción de cinco versos fue escrita específicamente para el libro mencionado. Bach usó un poema, escrito alrededor de 1724, que protagoniza un poeta pidiendo una pronta y pacífica muerte para llevar su canto a los cielos, donde pueda ver el rostro de Cristo.

Komm, süßer Tod, komm selge Ruh!
Komm führe mich in Friede,
weil ich der Welt bin müde,
ach komm! ich wart auf dich,
komm bald und führe mich,
drück mir die Augen zu.
Komm, selge Ruh!

¡Ven, dulce muerte, ven, bendito descanso!
Ven a conducirme hacia la paz
Porque estoy agotado del mundo,
¡Oh ven! Te espero
Ven pronto y condúceme,
Cierra mis ojos
¡Ven, bendito descanso!

Hay algo profundamente conmovedor en la línea vocal al cantar ese tipo de texto, y se ha sugerido que esta introspectiva pieza es un reflejo de las tragedias personales de la vida de Bach. No empero, cualquiera que sea la motivación de esta composición, no hay duda que la música es una de las canciones más reflexivas y devotas de Bach 210 años después de la publicación de la canción original de Bach para bajo continuo y voz sola, el director británico Leopold Stokowski transformó la obra en un suntuoso y bello arreglo orquestal en 1946. Aprovechando al máximo las armonías estremecedoras y la melodía agobiante, la transcripción de Stokowski de esta pieza barroca no se queda corta en romper nuestro corazón de dolor.

Fuente: Classic FM


Comentarios

Suscríbete y recibe lo mejor de Música en México

Escucha música clásica en línea aquí