La encrucijada de la música clásica

“Con tanta música disponible gratuita, es imposible recordar que cuesta dinero producirla” comenta Martin Cullingford

Por Música en México julio 8, 2020 Última Modificación julio 9, 2020

El editor de la revista Gramophone, Martin Cullingford, comenta sobre la problemática actual de la música clásica en el Reino Unido.

“Con tanta música disponible gratuita, es imposible recordar que cuesta dinero producirla”.

Martin Cullingford,

“Sospecho que muchos de ustedes han vivido en línea gran parte de su vida musical en estos últimos meses, incluso, su vida en general. A pesar que la creciente migración a la esfera virtual no es del todo un acontecimiento social positivo, en estos momentos ha sido una bendición. Sin este acercamiento virtual, el distanciamiento entre nosotros – artistas y público – como miembros de una comunidad de música clásica hubiera sido mayor y nos hubiéramos sentido aún más aislados”.

Comenta Cullingford que, ante esta situación, la propia Gramophone auspició un diálogo en línea entre el presidente de Deutsche Grammophon y el editor británico que – reconoce – registró 4,400 vistas, una audiencia que jamás habrían tenido en vivo en una sala de conferencias.

El tema es ¿cómo equilibrar el arte y el comercio, lo creativo y lo comercial. Por lo general, uno ve al otro como la antítesis o, peor aún, como el antagonista del otro pero en realidad no debería ser así.

El equilibrio complejo entre el mecenazgo y el subsidio y la venta de boletos y discos que pagan a los artistas y fondean las presentaciones en vivo es una balanza precaria, y cuando se desequilibra – como durante la epidemia – exige serios ajustes. Estos podrían implicar un mayor apoyo estatal para preservar un valor significativo en nuestra sociedad o una generosidad adicional de quienes pueden ayudar o una valoración realista del arte musical por parte de nosotros, el público, manifestado mediante la compra de discos, la suscripción a servicios de streaming o boletos a conciertos virtuales, etcétera.

Transparencia total: Confieso que disfruto y agradezco los incontables streams y debemos recordar que para mucha gente el acceso gratuito a eventos musicales de la más alta calidad puede conducir a una pasión por la música que durará toda la vida. Pero, a final de cuentas, volvemos al tema de la balanza.

Recientemente, hemos informado sobre dos iniciativas emprendidas por dos actores importantes del sector musical: DG Premiun y el Global Concert Hall de Idagio: ofrecen conciertos en línea mediante la compra de un boleto, lo cual podría señalar un camino promisorio.

Otra luz en la oscuridad de los últimos meses: las tiendas de discos de música clásica han registrado un incremento del 30% en la venta de CDs y un incremento del 80% en downloading durante este período. El sello escocés Delphian va en la tercera reimpresión de su nuevo álbum de Bach interpretado por el guitarrista Sean Shibe. Todos ganan cuando alguien paga por la música – los artistas, las disqueras que se esmeran por preservar conciertos, y los escuchas cuyas vidas se enriquecen al escucharla. Si valoramos la música, todos debemos reflexionar e inventar nuevos caminos para su difusión y la sobrevivencia de los actores del sector.

Fuente: Gramophone, 2020.  

Música en México
Escrito por:

Música en México

Redacción. Música en México tiene la misión de promover la música clásica – y la música nueva – en México, y de dar a conocer una selección de las actividades musicales en el resto del mundo.

Comentarios

Escucha música clásica en línea aquí