Los inmortales del momento, 1ª. Parte

Fallecido recientemente, José de la Colina (1934-2019) es uno de los mejores cuentistas de México, lamentablemente poco conocido.

Por Música en México diciembre 1, 2019 Última Modificación diciembre 1, 2019

por José de la Colina, in memoriam

Fallecido recientemente, José de la Colina (1934-2019) es uno de los mejores cuentistas de México, lamentablemente poco conocido. Fue cronista cinematográfico y melómano; escribió textos con gran humor sobre música; a continuación “Los inmortales del momento, greguerías en torno a la música”, publicado en 2007 en la revista pauta. 

Como bonitas o feas mariposas atrapadas al vuelo y clavadas en el papel en una alta noche en que Mozart o Schubert o Chopin o Kiri Te Kanawa o Miles Davis distrajeron y deleitaron el insomnio, van aquí algunas ocurrencias (quién sabe si verdaderas greguerías) suscitadas por la música, el arte al que según Walter Pater aspiran todas las demás, también la literatura.

  1. El violinista pega el oído al violín como auscultándole el coranzoncito.
  2. Viola da Gamba: nombre de diva del cine mudo italiano…con cuerpo no de viola sino de violonchelo.
  3. La terrible música del órgano solo y catedralicio: estomacal, agripada, con resoplar de lovecraftiano monstruo de los abismos marinos.
  4. IV. El clavecín es un instrumento enervante: cuando no suena histérico, suena a esqueleto que se derrumba.
  5. Trovatore, traditore.
  6. Dizque la música es un lenguaje internacional, pero Johann Sebastian Bach era John Bach en Londres y Giovanni Bacci en Milán.
  7. Al maravilloso El mar de Debussy sólo le falta un bello, un profundo, un muy evocador instrumento de viento (y de humo): la bocina de barco.
  8. Bach, músico de templo; Offenbach, músico de templete.
  9. No hay remedio: el arpa es instrumento art nouveau, propio para doncellas góticas y ojivales, o, en última instancia, para el soñador Harpo Marx.
  10. Hay conciertos para piano y orquesta en los cuales, como en un matrimonio catastrófico, el piano, más que en una apasionada entrega parece correr en una graciosa huida.
  11. Orff: una especie de Offenbach o de Pérez Prado, pero en plan superficial.
  12. Logró revivir la canción de protesta: cuando él canta, el público protesta.
  13. En la campanilla del final de línea era donde la máquina de escribir (pobrecita, ¿la recuerdan?) quería ser instrumento musical.
  14. El violonchelo es para mí el instrumento de cuerda más seductor, pero no le tengo tanta confianza para llamarlo Chelo, como si fuese cualquier primita o novia provinciana.
  15. Un cuarto de hora de solos de acordeón, o de harmónica, o de órgano, o de clavecín, puede conducir al suicidio aun al hombre más auditivamente tolerante.
  16. A partir más o menos del K.300, Wolfgang Gottliebe empieza a quitarse la peluca, a soltarse el pelo y a ser el libre, el grande, el inmarcesible Mozart.

Fuente: pauta, cuadernos de teoría y crítica musical, no. 101, enero-marzo 2007, México. 

Música en México
Escrito por:

Música en México

Redacción. Música en México tiene la misión de promover la música clásica – y la música nueva – en México, y de dar a conocer una selección de las actividades musicales en el resto del mundo.

Comentarios

Escucha música clásica en línea aquí