Los Nocturnos de Chopin (IV)

Publicado: marzo 7, 2015 Última Modificación abril 4, 2017 Por: adminmusica

Esta entrada pertenece a la serie “Los Nocturnos de Chopin”, puede visitar el resto en:

Los Nocturnos de Frédéric Chopin (I) 
Los Nocturnos de Frédéric Chopin (II) 
Los Nocturnos de Frédéric Chopin (III) 

Nocturno Op.55 no. 1

Jorge Bolet – piano

A menudo el op.55 no.1 es abordado por estudiantes que se inician en el estilo de Chopin. Técnicamente no es el más complicado y quizá carece de la distinción melódica de sus compañeros en la serie. Sin embargo, en esa austeridad reside el reto para lograr una ejecución tan memorable como la de Bolet. Huneker lo describe como un “agradable nocturno, de una pulcra tristeza.”


Nocturno Op. 62 no.1

Aldo Ciccolini – piano

Quizá el nocturno de mayor exuberancia formal; el tema principal traza una larga línea luego de una introducción en arpegio. La parte central es de una meticulosa calma, salvo por la radiante y fugaz escala que asciende y desciende en un suspiro antes del regreso al tema que aparece como una falsa reexposición; falsa porque pronto encontramos en terrenos nuevos, una suerte de inesperado y evocativo desarrollo. El tema se presenta en la reexposición real con difíciles trinos encadenados. En su libro sobre Chopin, Camille Bourniquel escribe, “los últimos nocturnos completan la redención del género, ellos poseen una libertad única.” Gerald Abraham siente que estos “ilustran el principio de la melodía generada por vía motívica en un forma de cantábile contínuo.”


Nocturno Op. 72

Anne Queffélec – piano


Nocturno Op Posth.

Alexei Volodin – piano

El op.72 es la pieza más temprana de Chopin con forma de nocturno, compuesto cuando él tenía diecisiete años, sigue siendo tocado con frecuencia en la actualidad. El popular do sostenido menor es una mezcla del estilo de nocturno con pasajes del Concierto para piano en fa menor. Una sobria introducción de acordes precede el bellísimo tema. El ambiente etéreo se acentúa hacia la final con los arcos que forman las grandes escalas de la mano derecha, una de ellas incluye hasta treinta y cinco notas en medio compás. Al nocturno póstumo se le incluye en la mayoría de las ediciones de la serie, a pesar de que Chopin no tituló la obra.

Fuente: chopinsociety.org


Comentarios

Suscríbete y recibe lo mejor de Música en México

Escucha música clásica en línea aquí