Misa Glagolitica – Leos Janáček

Publicado: octubre 22, 2014 Última Modificación octubre 22, 2014 Por: adminmusica

“La gente dice que he logrado algo. Cuando algunas veces compongo algo que sé que se disfruta… en Bohemia del sur en Písek o en el oeste en Plzen o en el norte en Mladá Boleslav, en el Oriente o en Moravia o Eslovaquia, entonces se me ocurre que, después de todo, hay algo en el poder del arte; que he tocado una fibra que resuena en todas partes, que nos une a todos para sentirnos como una sola nación. Esto es lo que valoro en mi propio arte. Lo más importante es que nos una, que nos haga fuertes y desafiantes y contra todo el mundo. Todo lo demás, las notas, eso para mí es secundario. Si puedo unir nuestra nación que ahora está tan enfadada, belicosa y desunida, si he hecho esto, entonces siento que no he vivido en vano.”

Con estas palabras llenas de nacionalismo checoslovaco dirigidas a una multitud reunida el 11 de julio de 1926 para presenciar la colocación de una placa de honor en la casa de su nacimiento en Hukvaldy, Moravia, Leoš Janáček (1854-1928) declaró la filosofía que vitaliza toda su vida creativa. Apenas dos meses después, escribió lo que muchos consideran la mayor expresión de su espíritu Paneslavo — la Misa glagolítica.

La Misa glagolítica se inició poco después del viaje de Janáček a Gran Bretaña en 1926. Los cinco movimientos vocales corresponden al ordinario de la misa católica (menos “dona nobis pacem” en el Agnus), de hecho el trabajo comenzó en un entorno exclusivamente latino con el Kyrie, el Agnus y el Credo para órgano y coro, en el año 1908. La idea de la obra fue sugerida por un amigo clerical de Janáček que, al criticar la escasez de música religiosa generada en Checoslovaquia, sugirió al compositor probar suerte en este género. La típica reacción de Janáček, un ateo implacable, fue optar por modificar la misa latina tradicional y eligió un antiguo texto eclesiástico eslavo (que en realidad es un híbrido de una lengua extinta). El término ‘Glagolítico’ se refiere a la escritura original en que fue escrito el antiguo texto eslavo.

El texto original data del siglo IX y fue utilizado en servicios de la iglesia el 7 de julio, en la festividad de San Cirilo y San Metodio. Janáček dijo más adelante, en un artículo de un periódico local, que la pieza en realidad fue inspirada por una tormenta eléctrica que presenció mientras vacacionaba en el balneario de Luhačovice. “Crece oscuro y más oscuro. Ya estoy mirando la noche negra; la cortan destellos de relámpago. Volteo hacia la vacilante luz eléctrica en lo alto del techo. Bosquejo nada más que el tranquilo motivo de un desesperado estado de ánimo en las palabras ‘Gospodi pomiluj’ (amor ten misericordia). Nada más que el alegre grito ‘Slava, Slava!’ (Gloria).

La versión estándar de la Misa glagolítica ejecutada por los ensambles de hoy difiere de los planes originales de Janáček. La investigación sobre los manuscritos de esta obra indica que la Intrada (como su nombre lo indica) pretendía ser tocada al inicio, para crear una forma simétrica de nueve movimientos, con el Vĕruju en el centro.

La Misa glagolítica es única, no hay nada. Es un ritual en parte religioso, en parte pagano, su músculo dramático, la casi caótica mezcla de sutiles matices y ternura que llevan al oyente a un viaje emocionante y agotador.

Fuente: British Choirs on the Net

1. Úvod (Introduction)


Comentarios

Suscríbete y recibe lo mejor de Música en México

Escucha música clásica en línea aquí