Orfeo ed Euridice de Christoph Willibald Gluck

Publicado: abril 29, 2019 Última Modificación abril 29, 2019 Por: Música en México

Ópera Nacional de Irlanda


Orfeo              Sharon Carty
Euridic           Sarah Power
Amore           Emma Nash

Coro               Emma Nash

Dominica       Williams
                       Fearghal Curtis
                       Matthew Mannion
Bailarines      Stephanie Dufresne
                      Javier Ferrer
                      Emma Martin
                      Sophia Preidel

Orquesta Barroca de Irlanda

 

Música             Christoph Willibald Gluck
Concertador    Peter Whelan
Escena             Emma Martin
Dir. asociado    Emmanuel Obeya
Escenografía   Sabine Dargent
Vestuario        Catherine Fay
Iluminació      Stephen Dodd

5 cosas que hay que saber sobre Orfeo ed Euridice

  1. Un héroe griego

Un legendario músico, poeta y profeta en la religión y la mitología griega antigua. A Orfeo se le atribuye la composición de los Himnos órficos y las Argonáuticas órficas. Las principales historias sobre él se centran en su capacidad para encantar a todos los seres vivos e incluso a las piedras con su música; su intento de recuperar a su esposa, Eurídice, del inframundo y su muerte a manos de quienes no pudieron escuchar su música divina. Estas historias han inspirado innumerables formas de arte desde la antigüedad hasta la actualidad, incluyendo poesía, cine, pintura, música y ópera. Euridice de Jacopo Peri, interpretada por primera vez en 1600, es la ópera más antigua que sobrevive, e interpretaciones operísticas posteriores incluyen L’Orfeo de Monteverdi, Orfeo ed Euridice de Gluck y la ópera de 2018 de Dick van der Harst, Moneim Adwan y Howard Moody, Orfeo y Majnun.

 

  1. Reforma radical

A mediados del siglo XVIII, la ópera seria se había convertido en una serie de obras llenas de complejidades, largas arias da capo y argumentos laberínticos. Inspirado en el Ensayo sobre la ópera de Francesco Algarotti de 1755 y en la ópera francesa de la época, Gluck intentó abordar este problema con una ópera de noble sencillez y pureza emocional. El resultado fue Orfeo ed Euridice. «Es una ópera de reforma», explica el director de orquesta Peter Whelan, socio artístico de la Ópera Nacional de Irlanda: «Gluck está rechazando lo que ha sucedido antes, pirotecnia llamativa sin mucho significado detrás de ella, y está intentando algo completamente nuevo. Se puede ver una línea directa entre lo que Gluck y su libretista están haciendo aquí, Berlioz, y luego Wagner .»

 

  1. De Viena a París

Orfeo ed Euridice se estrenó por primera vez en Viena en el Burgtheater en 1762 para las celebraciones del día del emperador Francisco I, y se volvió a montar el año siguiente. Pero fue en París donde Gluck y su ópera reformista fueron más celebrados. Estrenada en 1774 en la segunda Salle du Palais-Royal, esta versión, llamada Orphée et Eurydice, tenía un libreto francés de Pierre-Louis Moline, que era tanto una traducción como una expansión del texto original de Ranieri de Calzabigi. Esta versión de la obra también tenía secuencias de ballet adicionales, de acuerdo con los gustos que prevalecían en ese momento en París, e incluía la larga «Danza de las furias» y la famosa «Danza de los espíritus bienaventurados». La ópera también influyó en la ópera alemana posterior por las variaciones en su trama, una misión en la que el héroe debe controlar u ocultar sus emociones, que se encuentra en La flauta mágica de Mozart y El oro del Rin de Wagner.

 

  1. ¿Quién lleva los pantalones?

La primera persona que cantó Orfeo en la ópera de Gluck fue el famoso castrato Gaetano Guadagni. La ópera francesa casi nunca usó castrati y, por lo tanto, para la versión de París de su ópera, Gluck adaptó la parte para la voz alta de tenor o la llamada haute-contre, la voz habitual en la ópera francesa para personajes heroicos. Desde mediados del siglo XIX, Orfeo ha sido cantado principalmente como papel de pantalón largo por contraltos y mezzo-sopranos. «Hay dos razones para los papeles de pantalón largo», dice Sharon Carty, la mezzo-soprano irlandesa que interpreta a Orfeo en esta producción. «Uno es porque la parte originalmente se habría escrito para una mujer; por ejemplo, en El matrimonio de Fígaro, Mozart escribió la parte de Cherubino para una soprano, y se habría aceptado en el momento que ese rol lo harían niños y jóvenes, pero han sido cantado desde entonces por voces femeninas.

 

La otra razón es reemplazar los muchos roles masculinos que fueron escritos para castrati. «Afortunadamente, ya no tenemos castrati, así que tienes que resolver esas voces con una mezzo-soprano, como en esta producción, o un contratenor.»

 

Habiendo interpretado recientemente Hänsel en Hänsel und Gretel, Sesto en Giulio Cesare , y el rol principal de Ariodante, Carty está acostumbrada a desempeñar roles de pantalón largo. Esta es su segunda aparición en Opera Vision, primero en el papel de Amy en el estreno mundial de Donnacha Dennehy y luego en The Second Violinist de Enda Walsh.

 

  1. El toque de una coreógrafa

Para esta producción, la Ópera Nacional de Irlanda se unió a United Fall, una compañía dirigida por la directora y coreógrafa Emma Martin, cuyo trabajo desdibuja las fronteras entre el teatro convencional y la danza. «El enfoque de Emma en Orfeo ed Euridice ha generado una producción de sabor único», dice Fergus Sheil, Director Artístico de la Ópera Nacional de Irlanda. «Ella ha equilibrado cuidadosa y honestamente elementos como el movimiento, la música y el virtuosismo».

 

Fuente: Opera Vision

Comentarios

Suscríbete y recibe lo mejor de Música en México

Escucha música clásica en línea aquí