Anton Webern (1883-1945)

Publicado: junio 18, 2014 Última Modificación junio 18, 2014 Por: adminmusica

Hijo de un ingeniero minero, aristócrata austriaco (Webern abandonó el “von” después de la primera guerra mundial, al convertirse Austria en república), Anton Webern estudiaba en la universidad de Viena cuando le presentaron a Arnold Schoenberg. La relación que establecieron fue más de discípulo y amigo que de maestro y estudiante, y habiendo terminado su Opus 1 de rigor (Passacaglia para orquesta, escrita en estilo alemán convencional), se inclinó al atonalismo. La primera audición de sus Seis piezas orquestales Op. 6 (1909) estrenadas en 1913 causaron un escándalo en Viena. Enfatiza la concisión y la lógica: sus Cinco piezas para orquesta (1913, estrenadas en 1969) dura 10 minutos y su cuarto movimiento tan solo 19 segundos.

Webern se dio cuenta de que nunca se ganaría el pan como compositor popular así que se dedicó a dirigir, dar conferencias y a la enseñanza. Tuvo cuatro hijos, lo que hizo más precaria su situación económica. Independientemente de lo que uno piense de su música, no se puede dejar de admirar su fortaleza y dedicación a vivir con sus ideales artísticos y a soportar el abuso cada vez que se tocaba su música. Cuando Schoenberg formalizó sus teorías y dio estructura a la música dodecafónica, Webern empezó a escribir obras más extensas pero la llegada del nazismo en Austria hizo más difícil su situación: fue denunciado como un “bolchevique cultural” y su música fue prohibida en Austria y Alemania. A los casi 60 años de edad, durante la segunda guerra mundial fue vigilante anti-bombardeos y en 1945 se enteró de que su único hijo había muerto en el frente yugoslavo. Terminada la guerra, murió de un balazo recibido de un soldado estadounidense que lo encontró caminando en la oscuridad y le ordenó detenerse; Webern aparentemente confundió la orden y siguió caminando.

Passacaglia op. 1





Orquesta Filarmónica de Podlasie
Piotr Borkowski, director

Más que Berg y Schoenberg, la música de Webern ha ejercido una influencia enorme entre los compositores de la segunda mitad del siglo XX y del XXI, particularmente Stockhausen y Pierre Boulez quien ha grabado su obra completa.

Sobre la música dodecafónica, Webern escribió: “¿Qué es esto de “la composición con doce sonidos? ¿Y qué la precedió? Se le da a esta música el nombre terrible de ‘música atonal’, Schoenberg se burlaba de este término puesto que ‘atonal’ quiere decir ‘carente de sonido’; así que no tiene ningún sentido. Lo que se quiere decir es una música que no está ligada a una tonalidad determinada. ¿A qué se ha renunciado? ¡A la tonalidad!”

“La tonalidad ha sido hasta nuestros días uno de los medios más importantes para crear una coherencia. Es la sola adquisición de la música del pasado que ha desaparecido – todo lo demás permanece aún”. Así definió Webern “El camino hacia la composición con doce sonidos”, en 1932.

Disfrute las Variaciones op. 27 de Anton Webern
Glen Gould – piano



Comentarios

Suscríbete y recibe lo mejor de Música en México

Escucha música clásica en línea aquí