El niño y la música. Discografía

Publicado: abril 30, 2015 Última Modificación abril 27, 2015 Por: adminmusica

por Ricardo Rondón

Pedro y el Lobo de Prokofiev ha sido grabado en muchas ocasiones pero nuestra edición favorita es la narrada por el cantante Sting con Claudio Abbado dirigiendo a la Orquesta de Cámara de Europa. Musicalmente está por encima de la competencia y la grabación es espectacular (DG) . Esta versión es en inglés al igual que el programa de Eugene Ormandy frente a la Orquesta de Filadelfia con Cyril Ritchard, que incluye además El carnaval de los animales de Saint-Saëns y la Guía orquestal para los jóvenes de Britten. Es una ganga tener estas obras en un solo CD (Sony). Si se insiste en narración en español, Erato nos ofrece una inteligente y clara presentación con Miguel Bosé, con Kent Nagano dirigiendo a la Orquesta de la Opera de Lyon. Está acoplada con el delicioso cuento La historia de Babar, que lleva música de Poulenc. Para un Babar definitivo no podemos dejar de ofrecer la lectura del actor Peter Ustinov, incomparable y conmovedor (EMI).

Día de verano y Una fogata invernal en el campo son dos postres musicales de fina confección y divertidos detalles descriptivos. Alois Klima dirige a huestes de la Sinfónica de la Radio de Praga con un coro infantil fabuloso (Supraphon). El disco Decca de Richard Gresko tocando Música para niños de Prokofiev y Kabalevsky es casi desconocido. La inventiva, el estilo ruso distintivo y la atmósfera de las descripciones son captadas por este excelente pianista que cuenta con un sonido impresionante. Ninguna de las dos selecciones ha tenido mayor divulgación.

Viendo otra cara de la moneda creativa de Britten, captamos las voces infantiles como si bajaran del cielo en el Requiem de guerra. Esta una obra que no debe faltar en ninguna colección aunque los pequeños tendrán que esperar unos años para asimilar su contenido. Benjamin Britten dirige la grabación definitiva para Decca. Sus solistas son Galina Vishnevskaya, Peter Pears y Dietrich Fischer-Dieskau.

Para El Rincón de los Niños de Debussy nos quedamos con las frescas interpretaciones del pianista húngaro Zoltan Kocsis (Philips). Su sentido de nostalgia y perfecta técnica son asombrosos. Maurice Ravel compuso una de las obras más destacadas y emotivas del género de danza francés: Mamá la Oca es simplemente una perfección y un tour-de-force orquestal que nos deslumbra. Charles Dutoit y la Sinfónica de Montreal cuentan con los valores interpretativos y una técnica de reproducción moderna y envolvente (Decca). Para algo más firme en lo que a ideas se refiere, Pierre Boulez también muestra genialidad en su lectura (DG). Kocsis vuelve a estas premiaciones, ahora con un monumental lanzamiento con el ciclo pianístico de Bela Bartok llamado Para niños. Las 85 transcripciones son notables por el hecho de que cada una habla por sí sola. Los niños se irán acercando poco a poco pero se van a sentir atraídos (Teldec). Carl Orff tiene dos composiciones muy alemanas con cierta nostalgia del pasado: La historia de la Navidad y Canciones navideñas alpinas. El uso instrumental es muy atractivo y el Coro de Niños Tölzer es una maravilla. Quienes dominen el alemán disfrutarán el doble que nosotros pero aún así nos encantan (EMI).

Bueno, ha llegado el momento de romper los cochinitos y buscar obras que abren el interés y el apetito sensible de los niños. Una vez logrado, no hay barrera que se imponga.

Comentarios

Suscríbete y recibe lo mejor de Música en México

Escucha música clásica en línea aquí