Nuestros clásicos: Mario Lavista (1943)

El reconocimiento al trabajo de Mario Lavista como una figura de referencia de la música mexicana de concierto de los últimos cuarenta años es bien merecido.

Por Música en México Última Modificación octubre 10, 2021

El reconocimiento al trabajo de Mario Lavista como una figura de referencia de la música mexicana de concierto de los últimos cuarenta años es bien merecido. Su música, siempre evocativa, sugerente y de estilo bien definido, abarca un abanico de géneros instrumentales, desde sus Cuadernos de viaje para instrumentos solos, la música de cámara, la producción sinfónica, coral y su entrañable ópera Aura. La obra de Lavista tiene sin duda un peso específico en el repertorio mexicano y merece ser descubierta por las nuevas generaciones de melómanos. 

1. Lamento a la muerte de Raúl Lavista, para flauta baja

Leonardo Bejarano, flauta baja

En 1981, Lavista compone el Lamento a la muerte de Raúl Lavista para flauta baja, escrita para la muerte de su tío, el importante compositor cinematográfico Raúl Lavista (1914-1980). La obra es un ejemplo de música fúnebre religiosa inspirado en una leyenda japonesa.

2. Reflejos de la Noche, para cuarteto de cuerdas

Cuarteto Latinoamericano

Lavista ha compuesto seis cuartetos de cuerda empleando sus modernas técnicas de composición. El segundo lleva por título “Reflejos de la noche” y fue compuesto en 1984. Es su primera colaboración con el Cuarteto Latinoamericano que se había formado en 1982. La acción anunciada por su título se logra mediante el uso de armónicos en la cuerda, que actúan como sonidos reflejados.

3. Clepsidra, para orquesta

OFUNAM

Clepsidra es una obra para orquesta compuesta en 1990. El título se refiere al reloj de agua, uno de los instrumentos más antiguos para medir el tiempo. La obra fue escrita para el 300 aniversario del descubrimiento del río San Antonio. Una partitura de carácter meditativo sobre la cual su autor escribe: “Me gusta pensar que el río y la música son dos imágenes del ritmo del tiempo.”

4. Marsias, para oboe y copas de cristal

Kevin Vigneau, oboe

Compuesta en 1982, Marsias para oboe y ocho copas de cristal, está inspirada en la mitología griega. Marsias es un sátiro que desafió al dios Apolo en un concurso musical. Tocaba el aulós, una flauta doble precedente del oboe. Apolo tocaba la lira, y las musas, que tenían la función de jurado, otorgaron el premio al dios. Como el ganador podía hacer lo que quisiera con el vencido, Marsias fue condenado a ser desollado vivo por haber desafiado a un dios y su piel clavada en un árbol, formando su sangre el río Marsias.

5. Paráfrasis de Aura, para orquesta

Orquesta Sinfónica de Minería, dirige Carlos Miguel Prieto

La ópera en un acto “Aura” fue compuesta en 1988, basada en una novela corta del escritor Carlos Fuentes (1928-2012). Una historia de corte fantástico donde un joven traductor se introduce en una vieja casa contratado por una anciana para escribir las memorias de su marido un militar. Años después, Lavista realizó una paràfrasis orquestal que se ha incluido en el repertorio de las orquestas mexicanas. 

Fuente: 

  • INBA
  • Historiadelasinfonía.com
Música en México
Escrito por:
Redacción. Música en México tiene la misión de promover la música clásica – y la música nueva – en México, y de dar a conocer una selección de las actividades musicales en el resto del mundo.

Comentarios

Escucha en directo
Música en México +
mostrar radio