Nueva ópera mexicana: “Viaje”, Javier Torres Maldonado / Nota aclaratoria

Publicado: septiembre 17, 2014 Última Modificación octubre 9, 2014 Por: adminmusica

Recibimos del maestro Javier Torres Maldonado la siguiente nota aclaratoria.

Recibimos del maestro Javier Torres Maldonado la siguiente nota aclaratoria. que con todo gusto publicamos: Es curioso cómo algunos periodistas -no creo que lo hagan de mala fe- cambien el sentido de las palabras que escuchan en una conferencia de prensa, llegando a afirmar exactamente el contrario del sentido de éstas. Creo que haya una diferencia substancial entre decir que “hay pocos compositores mexicanos haciendo ópera porque también se trata de un género anacrónico y hace falta impulso por parte de las instituciones” y preguntar: “¿la ópera puede ser considerada un género anacrónico?” La respuesta obviamente no es una afirmación sino una nueva obra. Recuerdo además muy bien que dije que “hay pocos compositores haciendo óperas en el mundo porque es DIFICIL PRODUCIRLAS”. Lo mismo sucede con nuevas obras que requieren medios consistentes para su presentación en público y que no son necesariamente óperas.
Pero lo divertido no se termina con esta afirmación: “La música contemporánea atraviesa por un momento no fácil porque en muchos países es complicado no sólo hacer ópera, sino componer música, porque el nivel cultural de las instituciones artísticas no puede fomentar una actividad como ésta”. Recordarse las palabras exactas es difícil pero la substancia era que en ciertos países (México incluido) actualmente se sostiene -aún con deficiencias, pero no deja de ser positivo- la música contemporánea. Sin concentrar tanto la atención en México, observando lo que sucede inclusive en países considerados fundamentales por el número de festivales, recursos económicos e instituciones con que sostienen a la música actual, se observa que hay dificultades de tipo económico casi por doquier, por supuesto, pero también creo que muchas de las dificultades, en algunos casos hasta con el público, no se deban enteramente a problemas económicos ni tampoco a la complejidad de la música de vanguardia, sino a la falta de cultura musical (a la propuesta cultural que deriva de esta) y a los prejuicios de un buen número de directores artísticos que perpetúan su poder e influencia a veces por muchos, demasiados años. Esto muy seguido genera una desconexión imperdonable entre autores importantes y la difusión pública de sus obras. ¿Cuántas veces no hemos visto compositores que son grandiosos agentes de ventas, que escriben entre 10 y 20 piezas al año -no es exageración-, o si prefieren tres o cuatro horas de música al año, pero que no son capaces de escuchar la diferencia entre una segunda menor y una cuarta aumentada, o que les sería difícil citar un pasaje de una sinfonía de Mahler o explicar un movimiento de la Misa de Notre Dame de Machault, en la cúspide de un escaparate indiscutible porque cuentan con la “licencia de compositor”, otorgada en uno o dos años por una institución oficial que concentra su poder en una sigla, afirmando que en realidad es dentro de ella que se forman los únicos compositores modernos “autorizados”? Todavía se puede uno divertir leyendo casi todos los artículos periodísticos que han salido en estos días: ¿cómo se presentan los créditos de una ópera? Se trata de una visión moderna, es necesario cambiar la tradición: LE GRAND MACARBE, de Michael Meschke y Gyorgy Ligeti L’ORFEO, FAVOLA IN MUSICA, de Alessandro Striggio y Claudio Monteverdi CARMEN, de Henri Meilhac, Ludovic Halévy y Georges Bizet TURANDOT, de Giuseppe Adami, Renato Simoni y Giacomo Puccini DON GIOVANNI, de Lorenzo Da Ponte y Wolfang Amadeus Mozart LA FLAUTA MÁGICA MÁGICA, de Emanuel Schikaneder y Wolfang Amadeus Mozart IL BARBIERE DI SIVIGLIA, de Cesare Sterbini y Giochino Rossini ELECTRA, de Hugo von Hofmannsthal y Richard Strauss Es extraño que a muchos de nuestros cronistas musicales no se les ocurra hacer lo mismo con las óperas apenas citadas; anteponer el libretista al compositor deja entrever con claridad el valor que la música tiene todavía para demasiadas personas… ¿Solamente en México?

 

Comentarios

Escucha música clásica en línea aquí