Wagner y sucesores.

Publicado: abril 10, 2019 Última Modificación abril 10, 2019 Por: adminmusica

Se dice con admiración que Wagner fue un genio solitario que no podía tener sucesores. El escritor francés Lucien Rebatet escribe al respecto:

“Sin duda quedó fuera de discusión retomar el camino de la Tetralogía. Por otra parte, surgió – sobre todo en Francia – una secuela de wagnerismo mediocre que podía justificar el sentir que el arte del maestro había muerto con él. Pero nos parece que sus herederos inmediatos – Anton  Bruckner, Gustav Mahler, Richard Strauss, Hugo Wolf, Schönberg, Alban Berg – representan una sucesión muy firme. De hecho, representan la creación más durable en Alemania – exceptuando a Brahms – de 1880 a la Segunda Guerra mundial.

En todos los países, el teatro lírico recibió el impacto de Wagner, tan solo por el lugar que le asignó a la orquesta. Los grandes intervalos vocales, superiores a una octava (primero en utilizarla) se volvieron regla en toda la música dramática. Detalles en la instrumentación de las últimas partes de la Tetralogía, de Parsifal, anuncian la “melodía de timbres”, Klangfarbenmelodie, sobra la cual trabajó tanto la música serial.

Sin afirmar como Igor Markevich que la dirección de orquesta no existía antes de Wagner, se puede decir que él la convirtió en un arte preciso, que después de él y tan solo para servir a su obra, los directores de orquesta se convirtieron en sus oficiantes, sus recreadores, sin los cuales la vida musical no existiría. Y es también Wagner quien, a través de su dramaturgia, ha formado el oído de los franceses para todas las demás músicas de su tiempo y les ha enseñado la escucha polifónica”.

Fuente: Lucien Rebatet, Une histoire de la musique, Paris, Bouquins Robert Laffont, 1969, 2011.

Comentarios

Escucha música clásica en línea aquí