2o. Concierto para violín de Béla Bártok

Publicado: agosto 5, 2014 Última Modificación agosto 5, 2014 Por: adminmusica

“Bartók emprendió la composición del Segundo concierto para violín bajo circunstancias poco propicias. En sus cartas de ese periodo (1938) Bartók expresaba claramente el horror que le producía el inexorable avance del nazismo en Europa. En particular, Bartók el nacionalista se preocupaba profundamente por la posibilidad de que Hungría, su patria amada, fuera a caer bajo el yugo de las huestes de Adolf Hitler. En tal estado de ánimo recibió de su amigo el violinista Zoltán Székely el encargo de componer un concierto para violín y orquesta. El compositor inició la creación de su Segundo concierto para este instrumento en agosto de 1937 y terminó la obra en septiembre de 1938 en Budapest. Una vez más, Bartók tuvo una disputa con el violinista Székely: originalmente, el compositor había construido el final de la obra con una concepción puramente orquestal, omitiendo al violinista solista durante los últimos 22 compases del concierto. Por su parte, con ideas musicales más tradicionales, Székely prefería un final con un brillante pasaje para el violín. Después de pensar en el asunto, Bartók acabó por darle la razón a Székely y compuso un nuevo final para el tercer movimiento del concierto (Allegro molto). Como suele suceder, sin embargo, Bartók seguía prefiriendo sus propias ideas a las de Székely: cuando se publicó la partitura del concierto, apareció con dos finales – el sugerido por Székely y, como alternativa, el final tal y como lo concibió originalmente Bartók.

En el año 1940 el compositor emigró a los Estados Unidos y murió en Nueva York el 26 de septiembre de 1945, apenas 24 días después de terminada la guerra”.

Juan Arturo Brennan, Notas a la Temporada de Verano 2014, Orquesta Filarmónica de Minería.



Comentarios

Suscríbete y recibe lo mejor de Música en México

Escucha música clásica en línea aquí