Los contratenores mexicanos

“Imagínate que los contratenores soprano sonamos parecido a la voz de una mujer y tú sabes que todo lo que suene a femenino puede suscitar desprecio en una sociedad tan machista”

Por Música en México noviembre 28, 2019 Última Modificación noviembre 28, 2019

El contratenor es considerado una rara avis del canto. En el redescubrimiento de su repertorio en el siglo 20 jugaría un rol capital el inglés Alfred Deller (1912-1979). Cuando el compositor Michael Tippett lo escuchó por primera vez con el coro de la catedral de Canterbury en 1944, según refiere el musicólogo Richard Wigmore en la revista Gramophone, sintió “retroceder siglos en el tiempo”. La voz de Deller era una voz masculina de alto “plena, pura y flexible”, ideal para revitalizar la música de Henry Purcell.

En México, es pionero en la tesitura Héctor Sosa, quien debutó en 1982 en el Palacio de Bellas Artes y que se convirtió en el único contratenor en ganar el Concurso de Canto Carlo Morelli. Aún recuerda el desconcierto provocado por una voz como la suya:

“Imagínate que los contratenores soprano sonamos parecido a la voz de una mujer y tú sabes que todo lo que suene a femenino puede suscitar desprecio en una sociedad tan machista”, expone el cantante y docente. 

Por años, Sosa permaneció como el único contratenor en México. Ahora, retirado de los escenarios, empuja a una nueva generación: “Les estoy dando la estafeta”.

Bajo su dirección, recientemente se presentó en el Auditorio Blas Galindo un concierto titulado ¡Nada es lo que parece! El arte del contratenor y sus nuevas masculinidades con la participación de los contratenores Emmanuel Pool Castellanos, Gamaliel Reynoso, Rubén Berroeta y César Aguilar, con obras de Purcell, Händel, Gluck, Rossini, Igor Stravinsky, Salvador Moreno y Marcela Rodríguez. 

Los contratenores comparten experiencias: “Prejuicios, hay muchísimos” (Emmanuel Pool, Cd. de México, 35 años); “toda mi vida he luchado” (Gamaliel Reynoso, Mérida, 30 años); “se nos segrega” (Rubén Berroeta, Cd. de México, 31 años); “aquí, vamos atrás” (César Aguilar, Toluca, Edomex, 29años).

Rubén Berroeta

Vive en Europa: “Llevo ocho meses en Viena, estudiando mi maestría en  canto. Tuve muchas oportunidades en México, y fue lo que me catapultó para hacer lo que hago ahora. Hace unos meses, en la Kammeroper, canté Puccini en Suor Angelica y Gianni Schicci, y nunca pensé llegar a cantarlo en mi vida. Para mí fue un shock cantarlos, y a mi maestra le preguntaba, tras escucharme, si yo era una mujer grande; nunca pensaron que yo era un contratenor. 

“Los contratenores somos multifacéticos, aunque nuestra formación es barroca. Podemos abordar papeles dramáticos y darles un giro a la historia. Para empezar, existe el desconocimiento total de que existimos, y de ahí es que hay preguntas como : “¿Estás castrado?”, o “¿Tu voz natural es de tenor?” Estos prejuicios siempre están presentes. Se nos segrega de audiciones y coros, no se nos considera una viz normal. Aparte del machismo, viene esta situación de género que causa conflictos en muchos estatutos operísticos. 

Mi enfoque, como contratenor mexicano viviendo en Europa, es la propuesta nueva de música ,ás contemporánea con una voz de contratenor”. 

César Aguilar

Estudia el segundo año de doctorado en Canadá: “Tuve la fortuna de irme a estudiar a Canadá a los 16 años. Empecé de niño cantando ranchero, y mi familia lejana me decía: “¿Por qué cantas como niña?”

“En Canadá fue una reacción diferente, les pareció espectacular. Estudio con Daniel Taylor, uno de los contratenores, sino es que el contratenor canadiense más reconocido en el mundo. Hace como 10 años busqué una oportunidad en México, me entrevisté con algunos directores del INBA, de coro y de orquesta, para estudiar aquí o participar como contratenor, pero me dijeron que no existía en México. 

“En realidad, hay una cantidad increíble de repertorio para nuestra tesitura porque, cuando termina la antigua práctica del castrato, afortunadamente, mucho de ese repertorio pasa a manos de los contratenores y se empieza a entrenar para poder interpretar esos personajes en las óperas. Por ahora, sigo enfocado en promover la música clásica mexicana en Canadá”.

Gamaliel Reynoso

“Siempre les digo a mis alumnos contratenores que tengo el paquete completo: soy moreno, de raíces indígenas, homosexual y contratenor. ¿Qué más quieres para tener a la sociedad musical y a la sociedad en general en contra?

“Sin embargo, soy aguerrido y trabajador, Soy el primer contratenor que está en el Estudio de Ópera del INBA; pertenezco a la primera generación de cantantes representando a México en las audiciones de la Metropolitan Opera House; acabo de ganar nuevamente la audición del Met, y voy a la final regional en Nueva Orleans.

“A nivel musical tenemos la concepción equivocada que el contratenor sólo puede cantar música antigua o barroca. Toda mi vida he luchado contra esas concepciones erróneas acerca de la tesitura. Yo canto desde el barroco hasta lo contemporáneo, hago oratorio, lied, chanson. Se piensa que tenemos una casilla muy pequeña dentro del canto y no es así.

Emmanuel Pool

“¿Prejuicios alrededor de nuestra tesitura? Hay muchísimos. Mi instrumento es grande, opulento y grave, de contratenor grave. Cuando una voz puede superar sus cualidades vocales causa asombro. Ya no hablemos del machismo: cuando uno se sube al escenario… ”¿Qué está pasando? Seguro es gay”, suele pensar la gente.

“Por otra parte, disfruto mucho la docencia. Me veo a futuro haciendo una academia de contratenores”.

“Yo me dedico a la investigación y a la interpretación. Hace dos años, en un congreso de voz, me invitaron a dar una ponencia sobre el contratenor. Empecé con ejemplos de Alfred Deller y una mujer estuvo riéndose toda la conferencia. 

“Empecé como contratenor hace como 15 años. Sí canté con orquesta filarmónica y barroca, y sigo cantando, pero ahora me dedico mucho más a lo contemporáneo. He trabajado, por ejemplo, con Marcela Rodríguez, una compositora muy ligada a mí. Con ella hice un ciclo de canciones con textos de Juan Ruiz de Alarcón. 

“El concierto de contratenores es un manifiesto para decir: Aquí estamos y tenemos tanta variedad como cualquier otra voz en México”. Fuente: Erika P. Bucio, en Reforma.

Música en México
Escrito por:

Música en México

Redacción. Música en México tiene la misión de promover la música clásica – y la música nueva – en México, y de dar a conocer una selección de las actividades musicales en el resto del mundo.

Comentarios

Escucha música clásica en línea aquí