Hildegard von Bingen (1098-1179)

El cuerpo musical principal de Hildegard es la Symphonie armonie celestium revelationum de las décadas de 1140 y 1150, que reúne 77 poemas religiosos, cada uno sonorizado con una sola línea de canto.

Por Música en México diciembre 28, 2019 Última Modificación diciembre 28, 2019

1098: Nace en Alzay, hoy en Renania-Paletinato. Recibe una educación a la altura de su rango de nobleza, bajo la tutela de una anacoreta en una abadía benedictina local.

1113: Hildegard ingresa a la vida religiosa. Ya ha experimentado las visiones místicas que jugarán un papel importante en sus obras.

1136: Hildegard sucede a su instructora en el claustro de Disibodenberg. Durante los años siguientes, escribe varios textos religiosos.

1147: Conducidas por Hildegard, un grupo de monjas abandona el claustro; Hildegard funda un convento nuevo en Rupertsberg, cerca de Bingen. Continúa trabajando en Symphonia, iniciada alrededor de 1140.

1152: Termina  Scivias (Conoce el camino), colección de 26 visiones místicas transcritas por un escribano. Se convertirá en su obra literaria más conocida.

1179: Fallece Hildegard en Rupertsberg, a la edad de 81 años. La compositora y poetisa es aclamada como santa por sus primeros biógrafos pero sólo nueve siglos después es canonizada (2012). 

Se podría pensar que existieron varias personas llamadas Hildegard von Bingen: la que catalogaba animales, pájaros, pescados, plantas, árboles y metales preciosos de su Renania nativa; o bien aquella cuyas teorías medicinales aún son valoradas por terapeutas holísticos; o aquella que inventó su propio lenguaje misterioso de 900 palabras, cuyo propósito sigue siendo tema de debate entre investigadores. 

Quizás sea más famosa como escritora, teóloga y abadesa, cuyas asombrosas visiones – testimoniadas en manuscritos ilustrados – reflejaban su fervor religioso; fundó su propio monasterio enfrentándose y protestando por la corrupción de monjes, obispos, papas y emperadores en todo Europa. Siguen apareciendo detalles de su impresionante vida. 

La obra musical

Sinfonías celestiales. El cuerpo musical principal de Hildegard es la Symphonie armonie celestium revelationum (La sinfonía de la armonía de las revelaciones celestes) de las décadas de 1140 y 1150, que reúne 77 poemas religiosos, cada uno sonorizado con una sola línea de canto.

El drama sagrado: Ordo Virtutum (La obra de las virtudes, c.1150) figura entre las primeras obras denominadas “moralidades” que han sobrevivido; son 82 melodías arregladas silábicamente; se le identifica como una de las obras más tempranas de Hildegard.

Los temas: La música de Hildegard refleja el calendario litúrgico así como celebra a mártires, vírgenes, ángeles y santos. El verdor, los jardines, el crecimiento, las joyas y los metales preciosos son imágenes que aparecen con frecuencia como en Columba aspexit, O virga ad diadema y O splendissima gemma. 

Hay muchas preguntas sin respuesta sobre la música de Hildegard. Para los escuchas como  los intérpretes, es fundamental cuestionar cómo acercarse a su música. ¿Cómo sonaba? ¿Quién la cantaba? ¿El canto llano tenía algún acompañamiento instrumental? ¿Se conocía su música afuera de los muros del monasterio? ¿Quién la anotó? ¿Se anotó cuando fue escrita o mucho después? ¿Se tiene certeza de que ella la escribió? ¿Se parece a otra música de su tiempo? Y si ella no la escribió, ¿quién fue el autor(a)? 

Estas preguntas no se plantean por dudar que Hildegard haya sido compositora sino para preguntar qué significaba escribir música en una época en que el arte estaba al servicio de Dios. Se han olvidado los nombres de los pintores, canteros, artesanos en madera y vidrio de esa época y también de aquellos que componían música.

Fuente: Fiona Maddocks, en bbcmusic magazine

Etiquetas
Música en México
Escrito por:

Música en México

Redacción. Música en México tiene la misión de promover la música clásica – y la música nueva – en México, y de dar a conocer una selección de las actividades musicales en el resto del mundo.

Comentarios

Escucha música clásica en línea aquí