McCoy Tyner en el piano

El 6 de marzo del 2020 murió el pianista estadounidense McCoy Tyner, último sobreviviente del legendario John Coltrane Quartet

Por Jose Antonio Palafox noviembre 12, 2020 Última Modificación noviembre 23, 2020

El 6 de marzo del 2020 murió el pianista estadounidense McCoy Tyner, último sobreviviente del legendario John Coltrane Quartet y uno de los más destacados representantes del jazz modal y el hard bop. Caracterizado por un elegante estilo interpretativo de brillante sonoridad, armonías ambiguas, meditabundas improvisaciones y enorme fuerza rítmica, McCoy Tyner fue uno de los pianistas más originales y admirados dentro de la historia del jazz.

Alfred McCoy Tyner nació en Filadelfia, en 1938. A instancias de su madre empezó a estudiar piano a los 13 años de edad. A finales de la década de 1950 formó parte —junto con el contrabajista Jimmy Garrison y el baterista Albert Heath— de un grupo formado por el trompetista Calvin Massey. Tras abandonar esta alineación, se convirtió por muy breve tiempo en el primer pianista de The Jazztet, sexteto fundado por el saxofonista Benny Golson y el trompetista Art Farmer en 1959 y disuelto en 1962.

Leroy Anderson: Serenata / The Jazztet (Art Farmer, trompeta; Benny Golson, saxofón tenor; Curtis Fuller, trombón; McCoy Tyner, piano; Addinson Farmer, contrabajo; Lex Humphries, batería) 

En 1960 McCoy Tyner se unió al grupo de John Coltrane, con quien había entablado amistad en 1957. Incluso el saxofonista ya había grabado en 1958 The Believer, un tema escrito por Tyner (que no se publicó sino hasta 1964, en el álbum homónimo editado bajo el sello Prestige). Con John Coltrane en el saxofón, McCoy Tyner en el piano, Jimmy Garrison en el contrabajo y Elvin Jones en la batería, The John Coltrane Quartet grabó su primer álbum, My Favorite Things, en 1961, para el sello Atlantic. Los siguientes cuatro años fueron de una intensa actividad para el grupo, con abundantes presentaciones en vivo y una considerable cantidad de discos grabados para el sello Impulse!: Coltrane “Live” at the Village Vanguard (1962), Coltrane (1962), Ballads (1963), John Coltrane and Johnny Hartman (1963), Live at Birdland (1964), Crescent (1964), el quintaesencial A Love Supreme (1964) y The John Coltrane Quartet Plays Chim Chim Cheree, Song of Praise, Nature Boy, Brazilia (1965), además de varios álbumes en que una pléyade de artistas invitados colaboró con el cuarteto, como Impressions (1963), Ascension (grabado en junio de 1965 y lanzado en febrero de 1966) y Meditations (grabado en noviembre de 1965 y lanzado en septiembre de 1966), todos ellos discos en que John Coltrane dio rienda suelta a una búsqueda estilística que lo llevó del jazz modal y el hard bop a los terrenos del avant-garde jazz y el free jazz. Paralelamente a su trabajo como pianista de The John Coltrane Quartet, McCoy Tyner desarrolló una interesante carrera como compositor e intérprete de un estilo de jazz modal más clásico que se refleja en una serie de discos grabados para el sellos Impulse!: Inception (1962), Reaching Fourth (1963), el espléndido Nights of Ballads & Blues (1963), Today and Tomorrow (1964), Live at Newport (1964) y McCoy Tyner Plays Ellington (1965).

Duke Ellington y Billy Strayhorn: Satin Doll / McCoy Tyner (piano), Steve Davis (contrabajo) y Lex Humphries (batería)

En diciembre de 1965 McCoy Tyner se separó del grupo de John Coltrane, quien se encontraba sumergido en una vertiente atonal y experimental extrema que ya no era del agrado del pianista. Así pues, Tyner formó su propia agrupación (que en realidad nunca tuvo cantidad fija de músicos ni miembros permanentes) y empezó a grabar para el sello Blue Note. El primer álbum que editó con esta casa disquera fue The Real McCoy, el cual es considerado una de las obras más importantes del hard bop, vertiente del jazz caracterizada por un refinado uso de melodías simples y ritmos sencillos en los que se pueden percibir discretos ecos del gospel y el rhythm & blues, y donde contó con la colaboración del saxofonista Joe Henderson, el contrabajista Ron Carter y el baterista Elvin Jones. En esa misma línea continuaron sus siguientes grabaciones para Blue Note —Tender Moments (1968), Time for Tyner (1969), Expansions (1970), el cautivante Cosmos (grabado entre 1968 y 1970 y lanzado en 1976) y Extensions (grabado en febrero de 1970 y lanzado en 1973)— y para Milestone Records, casa disquera en la que grabó la mayoría de álbumes con los que redefinió el sonido del piano dentro del jazz contemporáneo gracias a una equilibrada combinación de elementos del hard bop y el jazz modal (estructura armónica basada en un mínimo de acordes la cual, al estar basada en una sola escala, confiere una asombrosa flexibilidad al desarrollo melódico de la improvisación) y a un estilo muy personal de tocar los acordes en bloque para crear tensión armónica mientras desarrolla el contenido melódico.

McCoy Tyner: Passion Dance / McCoy Tyner (piano), Joe Henderson (saxofón tenor), Ron Carter (contrabajo) y Elvin Jones (batería)

McCoy Tyner se decantó siempre por un jazz de corte más tradicional, pero no por ello dejó de explorar las posibilidades expresivas de la música de otras latitudes, sobre todo África, Asia y el Caribe, creando distintas sonoridades a partir de las combinaciones instrumentales más insólitas, lo cual (quién lo hubiera imaginado) sería más adelante una de las piedras angulares del jazz contemporáneo: flauta y koto —instrumentos que Tyner toca en el magnífico Sahara (1972)—, tabla, congas, violines, violas, violonchelos, trompetas, trombones, cornos franceses, oboe, tuba, eufonio, fliscorno, arpa, clavecín y celesta —dos instrumentos que Tyner toca en Trident (1975)—, marimbas, mandolina eléctrica, dulcimer —instrumento que Tyner toca en Focal Point (1976)—, bajo eléctrico, sintetizadores y hasta un sexteto vocal —en Inner Voices (1977)—.

McCoy Tyner: Valley of Life / McCoy Tyner (koto), Sonny Fortune (flauta), Calvin Hill (percusiones) y Alphonse Mouzon (batería y percusiones)

Esta declaración de identidad de una figura musical única a través de múltiples voces abarcó los siguientes treinta años de la vida de McCoy Tyner y quedó plasmada en discos sobresalientes como Enlightenment (1973) —quizá uno de los mejores álbumes de jazz en vivo jamás grabados—, Sama Layuca (1974), Atlantis (1975), Supertrios (1977), Horizon (1980), Quartets 4 X 4 (1980), 13th House (1981), La Leyenda de La Hora (1981), Bon Voyage (1987), Uptown/Downtown (1988), Live at Sweet Basil (1989), Things Ain’t What They Used to Be (1989), The Turning Point (1992), Journey (1993), Manhattan Moods (1994), Prelude and Sonata (1995) —donde Tyner interpreta, al lado de los saxofonistas Antonio Hart y Joshua Redman, el contrabajista Christian McBride y el baterista Marvin Smith, obras de Ludwig van Beethoven, Frédéric Chopin, Charles Chaplin, Henry Mancini y Michel Legrand—, Infinity (1995), Illuminations (2004) y Quartet (2007), además de en sus colaboraciones con otros destacados jazzistas como Art Blakey, Donald Byrd, Lou Donaldson, Freddie Hubbard, Joe Henderson, Hank Mobley, Lee Morgan, Wayne Shorter y Stanley Turrentine.

McCoy Tyner: Walk Spirit, Talk Spirit / McCoy Tyner (piano), Paquito D’Rivera (saxofón soprano), Chico Freeman (saxofón tenor), Marcus Belgrave (trompeta y fliscorno), Hubert Laws (flauta), Bobby Hutcherson (vibráfono y marimba), Avery Sharpe (bajo acústico), Ignacio Berroa (batería) y Daniel Ponce (percusiones)

Aunque su efervescencia creativa como compositor e intérprete no cesó ni un momento, McCoy Tyner fue alejándose gradualmente de sus eclécticas combinaciones instrumentales y volvió a las tradicionales alineaciones de trío y cuarteto hasta terminar él solo frente al piano. Dentro del monumental corpus de sus grabaciones, pocos fueron los discos para piano solo en que Tyner lució su incomparable manera de crear música basada en los dictados de su mano izquierda —Echoes of a Friend (1972), donde hace un homenaje personal a John Coltrane, Revelations (1988), Soliloquy (1991), Jazz Roots: McCoy Tyner Honors Jazz Piano Legends of the 20th Century (2000)—. Sin embargo, Solo: Live from San Francisco (2009), su último álbum, es un maravilloso despliegue de talento e imaginación que se nos antoja el corolario perfecto para la extraordinaria carrera de un pianista que, sin cambiar en gran medida su estilo interpretativo, cambió para siempre el panorama del jazz.

Duke Ellington: In a Mellow Tone / McCoy Tyner (piano)

Jose Antonio Palafox
Escrito por:

Jose Antonio Palafox

Comentarios

Escucha música clásica en línea aquí