Sobre las olas

Autor de más de 90 valses, polcas, mazurcas, chotis y otras piezas de baile de salón —que escribió en el breve periodo de los seis […]

Por Música en México septiembre 12, 2020 Última Modificación septiembre 12, 2020

Autor de más de 90 valses, polcas, mazurcas, chotis y otras piezas de baile de salón —que escribió en el breve periodo de los seis o siete años que dedicó a la composición—, el prácticamente autodidacta músico guanajuatense Juventino Rosas (1868-1894) pasó a la historia con su vals Sobre las olas.

En su infancia, Juventino Rosas aprendió a tocar el violín bajo la guía de su padre, José de Jesús Rosas, quien había formado parte de una banda militar. En 1875 la familia se trasladó a la Ciudad de México. Ahí, con su hermano Manuel en la guitarra, su hermano Patrocinio en la voz y su padre en el arpa, Juventino se ganó la vida tocando sones y canciones tradicionales en eventos sociales. En 1883 el joven músico se incorporó a la orquesta que acompañaba a la famosa cantante Ángela Peralta, con la que inició una gira en varios estados de la República Mexicana. Sin embargo, la cantante falleció víctima del cólera en Mazatlán, el 30 de agosto de ese mismo año. Rosas regresó a la Ciudad de México, y en 1884 ingresó al Conservatorio Nacional de Música para estudiar solfeo y teoría musical, pero tuvo que abandonar la institución en 1885 por causa de su precaria situación económica. Volvió a inscribirse en 1888, pero al poco tiempo abandonó nueva y definitivamente los estudios. En 1887 compuso el vals que lo inmortalizaría, al parecer originalmente llamado Junto al manantial o A la orilla del arroyo porque —según afirman algunas versiones— Rosas se inspiró al ver a su enamorada, Mariana Carvajal (hermana de uno de sus amigos), lavando en un manantial. Otra versión cuenta que en realidad se inspiró en el vaivén del agua del río Magdalena, que atraviesa lo que hoy es la alcaldía Magdalena Contreras. Sobre quién rebautizó la obra como Sobre las olas también hay varias versiones, desde la que afirma que el nombre fue sugerencia de un poeta amigo de Juventino Rosas hasta la que indica que fue idea del músico potosino Miguel Ríos Toledano (1846-1900), encargado de hacer la transcripción para piano de la obra. Lo cierto es que el vals fue publicado en 1888 como Sobre las olas por la casa editorial Wagner & Levien, que pagó a Juventino Rosas 45 pesos por los derechos de reproducción de esa obra y del chotis Lazos de amor.

Sobre las olas llegaría a convertirse en un verdadero éxito interpretado y adaptado en el mundo entero. Sin embargo, al haber vendido sus derechos, Rosas no disfrutó del beneficio comercial de su obra. Wagner & Levien siguió publicando sus partituras —entre las que se encuentran las mazurcas Lejos de ti y Acuérdate, el chotis El sueño de las flores y los valses Amelia y Carmen, este último dedicado a Carmen Romero Rubio, esposa de Porfirio Díaz—, lo cual acrecentó la fama de Juventino Rosas como compositor, pero no le reportó ningún beneficio económico. Incluso, para aliviar un poco sus numerosas deudas, el músico tuvo que vender el piano de cola de manufactura alemana que la familia Díaz le había obsequiado como muestra de agradecimiento por el vals Carmen. Entre 1889 y 1893 formó parte de varios conjuntos instrumentales, con los que viajó a Monterrey, Saltillo e incluso Texas y Chicago. Fue en esta ciudad que se unió como violinista a la Orquesta Italo-Mexicana del cubano Eduardo González, con la que a principios de 1894 inició una gira por Cuba que incluyó actuaciones en los principales teatros de La Habana, Matanzas, Guantánamo, Trinidad y Cienfuegos. En el barco en que viajaba para concluir la gira, Juventino Rosas cayó enfermo. Lo desembarcaron en el pueblo de Batanabó, donde fue internado en el hospital Nuestra Señora del Rosario, donde murió a causa de una mielitis espinal el 9 de julio de 1894, a los 26 años de edad. Sus restos reposaron en el cementerio local hasta que, en 1909, fueron trasladados con honores al Panteón Civil de la Ciudad de México. En 1939 fueron exhumados nuevamente y llevados a la Rotonda de los Hombres Ilustres (actualmente Rotonda de las Personas Ilustres).

En 1933, el cineasta Miguel Zacarías (1905-2006) dirigió la película biográfica Sobre las olas, estelarizada por Adolfo Girón como Juventino Rosas, Carmen Guerrero como Margarita (su enamorada), René Cardona como Raúl (amigo de Juventino), Emma Roldán como la mamá de Margarita y con la dirección musical de Max Urban. En ella, el cineasta muestra a Juventino Rosas como un joven talentoso que da clases de música a Margarita, una aristócrata de la que se enamora y que le corresponde. Sin embargo, la diferencia de clases sociales hace que ese sea un amor imposible. Desesperado, Rosas intenta mejorar su situación económica vendiendo su vals Sobre las olas, que había compuesto inspirado en Margarita. Pero cuando recibe solo unos cuantos pesos por su obra, su vida empieza a hundirse en la tragedia. En 1950, el cineasta Ismael Rodríguez (1917-2004) también utilizó la vida de Juventino Rosas como tema para una nueva versión —a todo color y con su acostumbrado toque tragicómico— de Sobre las olas que, si bien no es propiamente un remake de la anterior, de igual manera dramatiza hasta lo inconcebible los hechos en torno a la creación de uno de los valses mexicanos más famosos. Esta versión contó con el famosísimo Pedro Infante como un improbable Juventino Rosas, acompañado de actores como Beatriz Aguirre, Andrés Soler, Prudencia Grifell, Antonio R. Frausto, Miguel Manzano, Bertha Lomelí y Alicia Neira, además de la dirección musical del maestro Raúl Lavista (1913-1980) y la participación como solistas de la soprano Irma González (1916-2008) y el violinista Higinio Ruvalcaba (1905-1976). La calidad de la copia que pudimos encontrar dista de ser ideal, pero esta película nos parece elección adecuada para unirnos a los festejos del mes patrio. Disfrute pues nuestro amable lector a Pedro Infante en Sobre las olas

Música en México
Escrito por:

Música en México

Redacción. Música en México tiene la misión de promover la música clásica – y la música nueva – en México, y de dar a conocer una selección de las actividades musicales en el resto del mundo.

Comentarios

Escucha música clásica en línea aquí