Trauermusik para viola y orquesta de cuerdas de Paul Hindemith (1895-1963)

Publicado: enero 17, 2018 Última Modificación enero 21, 2018 Por: adminmusica

Antoine Tamestit, viola

Orquesta Sinfónica de la Radio de Frankfurt, dirige Paavo Järvi

 

Hindemith fue uno de los pocos grandes compositores que habría podido hacer una gran carrera como intérprete. A los diecinueve años, fue nombrado concertino de la Orquesta de la Ópera de Frankfurt; después de la guerra, cambió el violín por la viola y llegó a ser conocido, junto con William Primrose, como uno de los violistas más competentes de los años veinte y treinta. Hindemith estrenó obras muy importes de ese repertorio, como por ejemplo el Concierto para viola de William Walton en 1929. Al igual que sus compañeros compositores-ejecutantes, Bartók, Prokofiev y Stravinsky, por nombrar algunos de los más destacados de la época, Hindemith escribió música para él. Esto no solo era práctico y hábil desde el punto de vista de las relaciones públicas, sino que reforzaba su propia imagen de sí mismo a medida que el compositor y el intérprete se unificaban en uno: el músico total.

 

El 14 de noviembre de 1935, estrenó Der Schwanendreher para viola y orquesta, nombrada como una vieja canción popular alemana sobre el lacayo de cocina asignado para voltear el cisne en el asador, una pieza que llevaría a Hindemith alrededor del mundo. En enero de 1936, fue a Londres para un concierto el día veintidós. Cuando llegó tres días antes de su compromiso encontró a una nación entristecida por la noticia de que su Rey estaba muriendo. Al día siguiente, unos minutos antes de la medianoche, el Rey Jorge V de Inglaterra había muerto.

 

Hindemith inmediatamente reconoció lo inapropiado de su alegre música de cisne. Se sugirió que sustituyera algo más adecuado que pudiera tocar con la orquesta, pero no se pudo encontrar nada. Y así, el compositor acordó escribir una pieza él mismo, con poco más de un día y medio antes de la presentación. Como recordó el compositor, “me asignaron un estudio, algunos copistas se entusiasmaron y luego, del 11am a 5pm, hice una música de duelo”. En la misma carta decía “P.H., fabricante de productos hechos a medida” -Hindemith relata cómo la música se ensayó al día siguiente y se tocó públicamente esa noche, justo a tiempo, “con gran devoción y sentimiento”.

 

Trauermusik tiene cuatro movimientos cortos, pero se toca como un continuo de diferentes estados de ánimo. Hindemith termina con el ambiente sobrio del coral de Bach Für deinen Thron tret ich hiermit (“Así estoy ante tu trono”) – “muy adecuado para reyes”, comentó, lo cual, para su sorpresa, la mayoría de los niños ingleses aprendieron como “Todas las personas que en la Tierra habitan”.

 

A lo largo de Trauermusik, hay ecos del recientemente terminado Mathis der Maler y del Schwanendreher que fue diseñado para reemplazar. Hindemith no se disculpó: “a esa velocidad no pude partir en un viaje de descubrimiento”; sabía que pocos compositores podrían haberlo hecho tan bien bajo las circunstancias, y con razón sospechaba que la música sobreviviría a la ocasión.

 

Fuente: Phillip Huscher para la Orquesta Sinfónica de Chicago

Comentarios

Suscríbete y recibe lo mejor de Música en México

Escucha música clásica en línea aquí