Wozzeck en el Met

El próximo sábado 11 de enero a las 12:00 p.m se transmitirá en el Auditorio Nacional, en vivo desde el Met de Nueva York, Wozzeck de Alban Berg.

Por Música en México enero 8, 2020 Última Modificación enero 8, 2020

El próximo sábado 11 de enero a las 12:00 p.m se transmitirá en el Auditorio Nacional, en vivo desde el Met de Nueva York, Wozzeck de Alban Berg. En los papeles principales estarán el barítono sueco Peter Mattei como Franz Wozzeck, la soprano sudafricana Elza van den Heever como Marie, el tenor inglés Christopher Ventris como el tambor mayor, el tenor alemán Gerhard Siegel como el capitán y el bajo barítono estadounidense Christian van Horn como el doctor. La producción es del aplaudido artista sudafricano William Kentridge, y la orquesta y el coro del Met estarán bajo la batuta de Yannick Nézet-Séguin, su director titular.

El siglo XX ingresa a la ópera

Wozzeck fue uno de los logros emblemáticos de las fuerzas artísticas florecientes en Alemania y Austria en el periodo de entreguerras. Su estreno fue un éxito y un escándalo. No ha perdido su capacidad de fascinar, conmocionar y envolver al público, y su reputación por ser una de las obras musicales más decisivas del siglo XX no ha opacado su vitalidad.

Alban Berg (1885-1935) es uno de los compositores más visionarios e influyentes del siglo XX y se desarrolló en un contexto de explosión de creatividad artística e intelectual en Viena. Al componer la parte instrumental y vocal, fusionó las técnicas revolucionarias de Arnold Schönberg y la grandeza de compositores románticos tardíos como Gustav Mahler. El libreto fue escrito por Berg mismo, quien adaptó con fidelidad la obra Woyzeck de Georg Büchner (1813-1837).

Berg no especificó la época o el lugar de la ópera. El contexto de la obra de Büchner ha dado indicios de que una escenografía posible sería Leipzig en Alemania, alrededor de 1821. Pero las ideas universales de la obra superan cualquier intento forzado de hallar alguna precisión histórica. La nueva producción de William Kentridge actualiza la historia, situándola en la víspera de la Primera Guerra Mundial.

La partitura de Berg condensa los ideales artísticos del expresionismo en la música, el cual enfatiza lo que no se ve y el subconsciente, al enfocarse en lo simbólico más que en lo concreto. La atonalidad y la composición de tonos enteros coexisten en la partitura de Berg, con momentos románticos y melodiosos. La escritura del canto va desde el discurso puro al discurso declamado con inflexiones musicales, hasta el canto melódico.

Franz Wozzeck

Al escuchar las obras maestras de Alban Berg —la ópera Wozzeck, la Suite lírica— se comprende por qué el compositor austriaco es considerado hoy el mesías de la música moderna. Berg tendió el puente entre el romanticismo de Richard Wagner y la vanguardia de Pierre Boulez.

A los 15 años y de manera casi autodidacta, Berg compuso sus primeros lieder. La infancia de este notable músico, nacido en la capital vienesa el 9 de febrero de 1885, estuvo rodeada de facilidades económicas y culturales. Su hermano mayor, Charly, que tenía una buena amistad con Arnold Schönberg, le mostró algunos trabajos musicales de su hermano Alban, consiguiendo que el fundador de la Escuela de Viena se encargase de su formación musical. En sí, algunos de sus primeros trabajos bajo la guía de Schönberg continuaron siendo vocales.

Berg pensó en la composición de su primera ópera tras asistir en 1905 al estreno teatral de Die Büchse der Pandora (La caja de Pandora), de Frank Wedekind, cuyo texto formaría parte, años más tarde, de su segunda y última gran ópera, Lulú, que dejaría inconclusa.

Sin alejarse del todo de Schönberg, Berg entró en contacto con Gustav Mahler y su esposa Alma Mahler, con quienes mantendrá una gran amistad. Por una casualidad, asistió al estreno de la obra de Georg Büchner, Woyzeck, con la que quedó cautivado por lo que solicitó los derechos para musicalizarla. Sin embargo, no trabajaría en su ópera de inmediato, pues fue requerido por el Ministerio de Guerra para combatir en la Primera Guerra Mundial. Concluidos los asuntos bélicos, comenzó a trabajar en Wozzeck, que para 1921 estaba terminada en borrador, habiendo realizado el propio Berg el libreto basado en el drama de Büchner. En abril de 1922 concluyó la orquestación, y un año después logró que se imprimiera la reducción de canto y piano, con el patrocinio de Alma Mahler.

En 1924, en Frankfurt, estrenó tres fragmentos de la ópera que causaron gran sensación, pero será hasta la noche del 14 de diciembre de 1925, en la Staatsoper de Berlín, cuando se lleva a cabo el estreno de la ópera completa teniendo como principales intérpretes a Leo Schnitzendorf (Wozzeck), Sigrid Johannson (Marie), Fritz Soot (tambor mayor), Marni Abendor (doctor) y Gerhor Witting (Andres), alcanzando la ópera vivas reacciones en favor de Alban Berg.

Esta ópera de extrema complejidad para quien la interpreta como para quien la escucha por primera vez, requirió alrededor de 125 ensayos, cantidad récord, para su estreno en Berlín, que dirigió Erich Kleiber.

Con una precaria salud desde su infancia, Berg se vio afectado en 1935 por una inflamación producto de un piquete de insecto. Fue operado el 17 de diciembre de ese año y tres días después murió a causa de un paro cardíaco, a los 50 años, en su natal Viena.

Fuente: José Octavio Sosa en el programa de mano del Auditorio Nacional para las proyecciones En vivo desde el MET de Nueva York, temporada 2019-2020

Música en México
Escrito por:

Música en México

Redacción. Música en México tiene la misión de promover la música clásica – y la música nueva – en México, y de dar a conocer una selección de las actividades musicales en el resto del mundo.

Comentarios

Escucha música clásica en línea aquí