Così fan tutte en el MET

Publicado: marzo 27, 2018 Última Modificación marzo 27, 2018 Por: adminmusica

Poca gente sabe que la divertida ópera de Mozart que conocemos con el título de Così fan tutte (Así hacen todas) tiene también un título alternativo, puesto por el propio compositor: La scuola degli amanti, o sea, La escuela de los amantes. La ópera es una de las obras tardías de Mozart, ya que fue compuesta en 1789, el penúltimo año de su vida. El origen de Così fan tutte puede hallarse directamente en el éxito de otra ópera de Mozart, Las bodas de Fígaro (1786), una de cuyas representaciones en Viena, en 1789, llevó al emperador José II a encargar una nueva ópera al compositor. Dicen los historiadores que el tema del libreto fue sugerido por el propio emperador, basado en un hecho real ocurrido poco tiempo antes en la ciudad de Trieste, y que era fuente de muchos chismes en los salones de la aristocracia vienesa.

 

Otras fuentes indican, sin embargo, que el libretista de Mozart, Lorenzo da Ponte, se inspiró en el Canto 43 del Orlando furioso de Ludovico Ariosto, que a su vez estaba inspirado en el pasaje de las Metamorfosis de Ovidio que cuenta la historia de Céfalo y Procris. En el capítulo 7 de las Metamorfosis, se cuenta que Céfalo pone a prueba la virtud de Procris disfrazándose y conquistándola. En otras versiones de la historia se dice que Procris huye ante el engaño de Céfalo, pero que más tarde regresa para reconciliarse con él, aplicándole el mismo procedimiento engañoso. Al final de la historia, Céfalo mata accidentalmente a Procris cuando la descubre espiándolo durante un supuesto encuentro con una amante.

 

El argumento de Così fan tutte narra la historia de una apuesta en la que dos oficiales (Guglielmo y Ferrando) están seguros de que sus mujeres (las hermanas Dorabella y Fiordiligi) serán fieles durante su ausencia. Disfraces, seducciones tramposas, suicidios fingidos, falsos contratos matrimoniales y un final feliz son algunos de los ingredientes principales del libreto de Così fan tutte. La trama de esta ópera gustó tanto en su tiempo que a lo largo del siglo XIX el mismo argumento fue adaptado para numerosas óperas por compositores como Grétry, Caccini, Hidalgo, Laguerre, Araia, Bronner, Batistin, Gillers y Kerpen.

 

Mozart compuso Così fan tutte a gran velocidad, terminando la partitura en diciembre de 1789.El día 31 de ese mes el compositor presentó la recién terminada obra a algunos de sus amigos, entre quienes se encontraban Michael Puchberg, su benefactor masón, y el gran compositor Joseph Haydn (1732-1809). El estreno de la ópera se realizó unas semanas después en el Burgtheater de Viena, el 26 de enero de 1790, un día antes del cumpleaños 34 de Mozart. En el estreno, los papeles de los desconfiados caballeros Guglielmo y Ferrando fueron cantados por Francesco Benucci y Vincenzo Calvesi; los roles protagónicos femeninos de Dorabella y Fiordiligi estuvieron a cargo de Louise Villeneuve y Adriana Ferrarese del Bene. Los roles secundarios de Alfonso y Despina fueron encomendados a los esposos Francesco y Dorothea Bussani. Debido al éxito del estreno, la ópera volvió a representarse los días 28 y 30 de ese mes, así como el 7 y el 11 de febrero. Días después, el 20 de febrero, la muerte del emperador José II y el consecuente periodo de luto obligaron a la suspensión de las funciones, que no se reanudaron sino hasta el mes de julio.

 

En los meses siguientes, Così fan tutte se representó también en teatros de Praga, Dresde y Fráncfort. Algunos críticos de la época hallaron el tema de la ópera demasiado frívolo; el mismo Beethoven descartó a Così fan tutte como una obra menor de Mozart. Sin embargo, con el paso del tiempo, este drama jocoso (que es la designación original de la obra) se ha convertido en una de las óperas favoritas del catálogo de Mozart.

 

Es interesante notar el hecho de que la orquestación propuesta por Mozart para Così fan tutte es particularmente rica: dos flautas, dos oboes, dos clarinetes, dos fagotes, dos cornos, dos trompetas, timbales y cuerdas.

 

Fuente: Juan Arturo Brennan en el programa de mano del Auditorio Nacional para las proyecciones En vivo desde el MET de Nueva York, temporada 2017-2018

 

Wolfgang Amadeus Mozart: Soave sia il vento (Così fan tutte) / Amanda Majeski (Fiordeligi), Serena Malfi (Dorabella), Christopher Maltman (Don Alfonso) y la Orquesta del Met, dirige David Robertson

 

El próximo sábado 31 de marzo a las 11:00 a.m. se transmitirá en el Auditorio Nacional, en vivo desde el Met de Nueva York, Così fan tutte, la brillante comedia de enredos sexuales compuesta por Wolfgang Amadeus Mozart. Los caballeros que pondrán a prueba la fidelidad de sus enamoradas serán el bajo-barítono checo Adam Plachetka (Guglielmo) y el tenor estadounidense Ben Bliss (Ferrando). A su vez, las damas que tendrán que hacer uso del ingenio para defender sus corazones serán la soprano estadounidense Amanda Majeski (Fiordeligi) y la mezzosoprano italiana Serena Malfi (Dorabella). Por su parte, las voces de la experiencia en las artes del engaño y la seducción serán encarnadas por el barítono inglés Christopher Maltman (Don Alfonso) y la soprano estadounidense Kelli O’Hara (Despina). La puesta en escena, que se sitúa en el Coney Island de los años 50, correrá a cargo del artista inglés Phelim McDermott. Al frente de la orquesta del Met estará el experimentado director estadounidense David Robertson.

 

Comentarios

Escucha música clásica en línea aquí