Entrevista con Marcela Rodríguez

marzo 17, 2017

Música en México entrevistó en exclusiva a la compositora mexicana Marcela Rodríguez  a unos días del reestreno de su obra Mural con Tambuco y  la Orquesta Sinfónica Nacional.

Maestra, háblenos de la obra Mural que toca la OSN este fin de semana

Mural es una obra que escribí el año pasado, en 2016. Se estrenó con la Filarmónica de la Cd. de México, pero hice una versión diferente ahora. La primera versión era para Tambuco (ensamble de percusiones) y orquesta de cuerdas y en el estreno nos dimos cuenta de que Tambuco era demasiado potente. Así que, dado el encargo de la Orquesta Sinfónica Nacional para este año decidí hacer una versión para sinfónica completa. Va a ser un reestreno con toda la sinfónica.

 

¿Cómo fue su colaboración con Tambuco?

Yo he colaborado con Tambuco por muchos años, hemos trabajado mucho juntos. Este es el segundo concierto que les escribo, además de múltiples obras para el ensamble solo. Con Ricardo Gallardo he trabajado por 20 años con música para teatro y otros proyectos, así que mi trabajo con las percusiones se remonta a muchos años. Mi relación con Ricardo Gallardo, que es el líder del grupo, me ha permitido ir conociendo la enorme variedad que tienen de instrumentos, que se han agregado a la familia de las percusiones, sobretodo a partir del siglo XX, percusiones africanas, asiáticas, sudamericanas, mexicanas, que antes eran acompañamiento básicamente, nunca se habían pensado como instrumentos solistas. Entonces, la oportunidad de conocerlos, de tener un panorama muy amplio, de conocer los timbres de los instrumentos, las posibilidades, los diferentes ataques para cada instrumento, conocer la variedad de baquetas que tienen, para mi ha sido muy enriquecedor esta colaboración y trabajo con ellos. Es una gran suerte que tengamos un grupo instrumental tan bueno, tan dedicado y que investigue tanto sobre su materia.

 

¿En qué momento de su evolución creativa se encuentra? Qué tan diferente es su música actual de la que hacía hace 10 años?

Bueno, no es fácil darse cuenta uno mismo. Hay gestos que sigo haciendo desde hace 30 años. Eso me lo han hecho ver los instrumentistas que nos indican cosas que hacemos un poco inconscientemente. Hay gestos que repetimos, pero yo siento que he madurado de unos años para acá. No creo que haya cambiado tanto mi estilo musical, pero si he madurado en cuanto al equilibrio de las obras, en cuanto a conocer más las texturas a fondo, en cuanto a saber más lo que quiero, pero es difícil señalar lo cambios evolutivos, porque son cambios muy sutiles a lo largo de mi carrera. Entonces creo que sigo manteniendo gestos musicales del pasado, uno se vuelve medio obsesivo con ciertos gestos o ciertas texturas, lo que cambia es la madurez.

 

¿Cuál es el panorama actual de la música contemporánea de concierto en México?

Tanto músicos como compositores, ha crecido de una manera impresionante. Tenemos nuevas generaciones muy buenas, con una preparación excelente. Yo he estado de tutora de algunos becarios y realmente nunca han habido, en primer lugar tantos compositores, pero tampoco tan buenos. Son realmente compositores de los que podemos sentirnos muy orgullosos, de la cantidad de buenos jóvenes compositores que tenemos en México. En cuanto al público ha crecido bastante. Yo me acuerdo que yo fui a los primeros Foros (Foros de Música Nueva) y éramos menos gente en el público que músicos tocando. Cada vez hay más público para esta música, la gente ya más o menos ubica de qué estamos hablando cuando uno dice música contemporánea. Pero sigue siendo un mundo muy elitista, es como la poesía. La gente tiene miedo a acercarse a este género en general. Eso es un poco un problema de las orquestas. Las orquestas en todo el mundo son como museos, porque si uno ve un programa de cualquier orquesta del mundo aparecen Beethoven, Mahler, Brahms, Tchaikovsky, Sibelius, si acaso, algún Stravinsky colado por ahí, pero la música de compositores vivos, que antes era lo que se usaba, se toca poco. En realidad debería ser al revés. Las orquestas sinfónicas deberían tener pura música contemporánea y alguna antigüedad. Debería ser al revés. La gente no está acostumbrada a ir a una sala en donde toquen pura música contemporánea. Eso sería el sueño de la música. Para la gente no sería para nada extraño escuchar una obra nueva.

 

No se pierda el reestreno de Mural de Marcela Rodríguez este 17 y 19 de marzo del 2017 bajo la ejecución de Tambuco y la Orquesta Sinfónica Nacional. Para mayor información, consulte cartelera.

 

Comentarios

Escucha música clásica en línea aquí