La historia de la Filarmónica de Viena: fundación (1ra parte)

Publicado: enero 11, 2018 Última Modificación enero 11, 2018 Por: adminmusica

Hasta el 28 de marzo de 1842, la ciudad que dio nombre a los clásicos vieneses, Joseph Haydn, Wolfgang Amadeus Mozart y Ludwig van Beethoven, no tenía una orquesta profesional. Los conciertos de obras sinfónicas eran tocados por conjuntos especialmente ensamblados para la ocasión. Las orquestas compuestas en su totalidad por músicos profesionales solo se encontraban en los grandes teatros, razón por la que los compositores se veían obligados a contratarlas si querían organizar un concierto con su música.

 

Wolfgang Amadeus Mozart contrató a la Orquesta del Teatro de la Corte de Viena para un ciclo de seis conciertos en 1785. Ludwig van Beethoven estrenó su Primera sinfonía con este conjunto el 2 de abril de 1800. El 24 de mayo de 1824, la Orquesta de la Sociedad de Amigos de la Música y la Orquesta de la Corte unieron fuerzas con la Orquesta de la Ópera de la Corte para el estreno de la Novena Sinfonía de Beethoven. A pesar de estos prometedores comienzos, sin embargo, los conjuntos más grandes de Viena eran proyectos efímeros, resultado de ocasiones particulares. El compositor y director bávaro Franz Lachner, director de Orquesta en el Teatro de la Ópera de la Corte desde 1830, tocaba sinfonías de Beethoven en los intervalos de las representaciones de ballet. De estos experimentos a las primeras actividades empresariales de su orquesta había solo un pequeño paso, y en 1833 Lachner fundó el Künstler-Verein para este propósito. Sin embargo, la sociedad se disolvió después de solo cuatro conciertos debido a deficiencias organizacionales.

 

Otto Nicolai (1810-1849) fue nombrado director en el Teatro de la Puerta Carintia en 1841. Animado por figuras influyentes de la vida musical de Viena, revivió la idea de Lachner y el 28 de marzo de 1842 dirigió un “Gran Concierto” en el Großer Redoutensaal que fue presentado por ” todos los miembros de la orquesta del “Hof-Operntheater” imperial. Esta “Academia Filarmónica”, como se la llamó originalmente, es correctamente considerada como el origen de la orquesta, porque todos los principios de la “Idea Filarmónica”, que todavía se aplican hoy en día , se pusieron en práctica por primera vez:

 

– Solo un músico que toca en la Orquesta de la Ópera Estatal de Viena puede convertirse en miembro de la Filarmónica de Viena.

 

– La orquesta es artística, organizativa y financieramente autónoma, y ​​todas las decisiones se toman sobre una base democrática durante la reunión general de todos los miembros.

 

– La gestión diaria es responsabilidad de un organismo elegido democráticamente, el comité administrativo.

 

Así, incluso antes de los acontecimientos políticos de 1848, se adoptó una política revolucionaria -de autodeterminación democrática e iniciativa emprendedora emprendida por una orquesta como asociación- que sentó las bases para las actuaciones técnica y musicalmente superiores de las obras sinfónicas clásicas. Por supuesto, esto fue solo el comienzo. La asociación de músicos sufriría graves reveses y aprendería lecciones dolorosas antes de que finalmente lograra una verdadera estabilidad.

 

Fuente: Dr. Clemens Hellsberg para wienerphilharmoniker.at

 

Le recordamos que quedan pocos boletos para los tres conciertos que ofrecerán Gustavo Dudamel y la Orquesta Filarmónica de Viena en la Ciudad de México en el mes de marzo.  Para más información, consulte la cartelera de Música en México.

Comentarios

Escucha música clásica en línea aquí