Los cuartetos de cuerda de Mario Lavista

Publicado: julio 3, 2013 Última Modificación julio 4, 2013 Por: adminmusica

En 2011 se editó en Londres un disco de la mayor trascendencia que debió recibir la mayor cobertura y proyección de nuestros medios culturales: la grabación integral de los seis cuartetos de cuerda de Mario Lavista (TOCCATA CLASSICS).

Considerando la relevancia actual de Lavista compositor, maestro de varias generaciones y difusor de la música, es insoslayable destacar esta edición.


El cuarteto de cuerdas fue, a partir de Mozart y Haydn, el género por excelencia de la música de cámara y pronto, fue la forma personal de expresar su mundo interior para muchos compositores. Creadores como Beethoven, Bartók, Shostakovich y Milhaud, escribieron un gran número de cuartetos que – para algunos – son lo más trascendental de su obra.


Aun quien componía uno o pocos cuartetos, vertía en ellos sus ideas más profundas. En México, nuestros compositoresmás destacados también dedicaron varias obras al género: Chávez y Revueltas, cuatro cuartetos cada uno; Manuel Enríquez escribió cinco y Mario Lavista reúne en un disco sus seis cuartetos, altamente representativos de su desarrollo creativo.


Testigo y producto simultáneo del pensamiento de cada autor, estas obras se esparcen a lo largo de los años. Lavista no es la excepción. Excepto dos de sus cuartetos, que han merecido alguna grabación e interpretaciones anteriores, los demás eran casi desconocidos en México e incluso alguno de ellos permanecía inédito.


Sobra mencionar que, con excepción de uno de ellos, escrito por encargo del Kronos Quartet, los otros cuartetos fueron escritos con el contubernio creativo del Cuarteto Latinoamericano, responsables del estreno y de la grabación. El resultado final es fruto de la iluminación, en pleno esplendor creativo, de Mario Lavista.



Fuente: Luis Pérez Santoja, El Universal

FOTOGRAFÍA: El compositor mexicano Mario Lavista durante una charla/Ariel Ojeda/EL UNIVERSAL.




Comentarios

Escucha música clásica en línea aquí