Shakespeare y la música

Publicado: enero 17, 2016 Última Modificación enero 18, 2016 Por: adminmusica

Durante 2016, se conmemorarán los 400 años del fallecimiento de  dos gigantes de la literatura universal: Shakespeare y Cervantes.  La obra de ambos ha sido fuente de inspiración para numerosos compositores. Por ejemplo, las obras de  Shakespeare han sido fuente de inspiración para más de una docena de óperas, obras orquestales, ballets, comedias musicales, canciones, producciones cinematográficas.

Una breve selección:

Óperas: (1690) de La tempestad Henry Purcell; Otello (1816), de G. Rossini; Das Liebesverbot (1836), de R. Wagner, basada en Medida por medida; Macbeth (1847), de G. Verdi; Las alegres comadres de Windsor (1849), de Carl Otto Nikolai; La tempestad (1850), de Jacques Halévy; Beatrice et Benedict (1862), de Hector Berlioz, basada en Mucho ruido pocas nueces; Romeo y Julieta (1867), de Charles Gounod; Hamlet (1868), de Ambroise Thomas (1868); Otello (1887), de G. Verdi; Falstaff (1893), de G. Verdi, basada en Las alegres comadres de Windsor (1893); Troilo y Cresida (1947-1954), de William Walton; El rapto de Lucrecia (1946), opera de cámara y Sueño de una noche de verano (1960), de Benjamin Britten; Antonio y Cleopatra (1966), de Samuel Barber.

Música orquestal: Tchaikovsky escribió poemas sinfónicos sobre Hamlet, Romeo y Julieta, La tempestad; Prokofiev un extenso y bello ballet sobre  Romeo y Julieta; Leonard Bernstein compuso una visión contemporánea de Romeo y Julieta en su célebre drama musical West Side Story (1957) mientras que Cole Porter se basó en La fierecilla domada  para su comedia musical Kiss Me Kate (1948); ambas se presentan regularmente en escenarios de todo el mundo.

Fuente: Emma Jones/Rhiannon Guy, The Shakespeare Companion, Londres, Robson Books, 2005.

Comentarios

Escucha música clásica en línea aquí