Contra el tiempo y la incomprensión: La Música Nueva

Publicado: julio 9, 2013 Última Modificación julio 7, 2013 Por: adminmusica

En un contexto de renovación como el que vive el INBA, con nuevas autoridades prometedoras y confiables, destaca sobremanera un proyecto que viene de antaño: el Foro Internacional de Música Nueva Manuel Enríquez, que celebra 35 años consecutivos; todo un hito musical para México y otros países. Es un acontecimiento que un festival dedicado a la música contemporánea de concierto logre sobrevivir tantos años enfrentando inevitables obstáculos: la dificultad conceptual de esta música, la limitación numérica del público que la aprecia y el escaso apoyo que encuentra en autoridades y presupuestos. El INBA debe
reconsiderar lo que representa este proyecto, y su heroica sobrevivencia, y poner a su servicio todo el apoyo posible.


El Foro fue fundado en 1979 por Manuel Enríquez (1926 – 1994), uno de los compositores mexicanos más relevantes de la segunda mitad del siglo XX. Para la décima edición, en 1988, Enríquez me expresaba su pesar por el probable fin del Foro ya que pronto concluiría su labor al frente de la música del INBA y por lo cabalístico del número.


El Foro logró superar los incontables cambios de autoridades musicales a lo largo de estos años y ahora, dirigido con gran eficiencia por Eduardo Soto Millán, y con un Comité de selección, tiró “la casa por la ventana” con 35 programas, 5 conferencias, eminentes solistas y la participación de 6 de nuestras orquestas. Como siempre, la gran virtud del Foro fue su eclecticismo, que no descarta a los grandes “clásicos” modernos, pero prioriza los múltiples lenguajes musicales de las nuevas generación de creadores jóvenes.


Casi a medio camino del XXXV Foro, pudimos escuchar uno de sus momentos más significativos: el recital del pianista Mauricio Nader, quien se ha dedicado a difundir la música nueva para su instrumento. Dos notorios vectores marcaron este concierto: obras de tres compositoras mexicanas y sendas piezas de dos autores imprescindibles de la música del siglo XX.


Malgré la nuit II, de Ana Lara es un impactante estudio de posibilidades sonoras que busca su sentido al utilizar ese instrumento de percusión que es el piano preparado, según los parámetros establecidos por John Cage (1912 – 1992). Lara es una de nuestras principales compositoras (con inconformidad hago la distinción de género, pues si todos son compositores, hacerlo es un condicionamiento de la apreciación) y esta obra es una rotunda demostración de su talento: Lara convierte al piano en una sugerente caja de ritmo, pero sin descartar la posibilidad de también “hacer música”. El piano preparado se volvió un recurso algo gastado ante su uso reiterado y sólo si se tiene un discurso musical sólido, se debe intentar utilizarlo. Ana Lara lo posee.


La otra gran compositora mexicana actual, escogida por Nader, es Gabriela Ortiz, quien ha ido erigiendo un “ciclo en progreso” denominado Estudios entre Preludios, del cual se escuchó el núm. 4 de ambas formas, ciclo del que esperamos alcance una dimensión prolífica y definitoria de su gran capacidad
creativa. Ortiz se apodera del sueño ideal de Debussy (1862 – 1918), Ligeti(1923 – 2006) y Chopin (1810 – 1849), pero con absoluto oficio, ingenio y madurez, crea dos obras complementarias que no niegan –sólo en espíritu- sus influencias tutelares: Cage (1912 – 1992), Satie (1866 – 1925) y hasta el ímpetu
motórico de Bartók (1881 – 1945).


En Georgina Derbez, de generación más reciente, las influencias se sienten más notorias y menos asimiladas a un lenguaje personal. Pero en su Phantasiestucke, el libre uso de la Fantasía de Schumann (1810 – 1986) como la armazón sobre la que estructura la obra, revela su imaginación.
Para complementar las obras de nuestras 3 compositoras, Nader escogió 4 de los monumentales Estudios del húngaro György Ligeti (1923 – 2006) y la Sonata No. 1 del polaco Henryk Górecki (1933 – 2010) y resulta curioso, ante la inevitable comparación, sentir en ambos un espíritu algo retro en la casi permanente introspección reflexiva del primer gran autor y los acordes repetitivos y el ingenioso contrapunto a dos tempi del segundo.


El Foro de Música Nueva Manuel Enríquez concluyó el 9 de junio pero continuará su búsqueda y proyección de las mayores novedades para su temporada 2014.


por Luis Pérez Santoja, en El Universal

www.forodemúsicanueva.bellasartes.gob.mx


FOTOGRAFÍA: El pianista Mauricio Náder durante un concierto del XXXV Foro Internacional de Música Nueva Manuel Enríquez / Cortesía Coordinación Nacional.

Comentarios

Suscríbete y recibe lo mejor de Música en México

Escucha música clásica en línea aquí