Grandes Valses del S. XX

Publicado: diciembre 23, 2018 Última Modificación diciembre 23, 2018 Por: adminmusica

Para culminar la serie de grandes ciclos de valses, en donde visitamos obras de compositores como Schubert, Chopin, la familia Strauss, Brahms y Tchaikovski, recordamos algunos valses icónicos del siglo XX.

Publicado en 1890, Sobre las Olas de Juventino Rosas es sin duda una de las melodías de vals más conocidas del siglo XX. Primero el vals se llamó «A la orilla del sauz» luego la rebautizó «Junto al manantial» y al final «Sobre las olas».

Rosas lo habría compuesto en una mesa de cocina, y escuchando el ruido del agua de una fábrica cercana cuando vivía en el aún pueblo de Santa María Cuautepec, hoy Cuautepec de Madero.​ Durante un año el vals se tocó solamente en Cuautepec, pero al interpretarlo su autor en la Ciudad de México se hizo popular entre las orquestas capitalinas. Fue Miguel Ríos Toledano quien transcribió al piano el vals y le bautizó como Sobre las olas. La casa editorial Wagner and Levien publicó la partitura de esta pieza, luego de que el mismo Rosas les vendiera los derechos de autor por unos pocos pesos.​

Juventino Rosas – Sobre las Olas

La viuda alegre es una opereta en tres actos con música del compositor austro-húngaro Franz Lehár, relativa a una rica viuda, y el intento de sus paisanos de mantener su dinero en el principado encontrándole un buen marido. Fue estrenada en Viena el 30 de diciembre de 1905 y desde entonces es considerada una de las obras más importantes del género. La opereta ha disfrutado de un éxito internacional extraordinario desde su estreno y sigue representándose y grabándose con frecuencia. Su popularidad debe mucho a las memorables melodías que integran la obra, entre ellas un célebre vals que ha sido objeto de numerosas transcripciones.

Franz Lehár – El vals de La viuda alegre

La primera ejecución de La Valse de Maurice Ravel ocurrió el 12 de diciembre de 1921 con Camille Chevillard dirigiendo la Orquesta Lamoureux. El título que la pieza tenía antes de la guerra, Wien, no fue considerado discreto en Francia tan poco tiempo después del armisticio, por lo que Ravel lo cambió por algo más neutral. La Valse adquirió popularidad inmediata en la sala de conciertos y sin embargo no fue producida como ballet sino hasta diciembre de 1928, cuando Ida Rubinstein la produjo en la Ópera de París. El mismo Ravel hizo el siguiente comentario sobre la pieza:  

Después de La tumba de Couperin (1917) el estado de mi salud me impidió trabajar durante algún tiempo. Cuando comencé a componer otra vez fue para escribir La valse, un poema coreográfico cuya idea yo había tenido antes de escribir la Rapsodia española. Mi intención fue hacer una obra que fuera una apoteosis del vals vienés, que en mi imaginación estaba asociado con una especie de danza de derviches, fantástica y fatal. Imaginé este vals bailado en un palacio imperial alrededor de 1855.  

Ravel – La Valse

La composición de la Suite Masquerade de Aram Khachaturian data de 1941, aunque la versión definitiva no vio la luz hasta 1944. Un famoso vals que abre la suite orquestal, creada como música incidental para la obra del escritor ruso Mikhail Lermontov, en la que se exponían los excesos de la aristocracia de San Petersburgo de comienzos del XIX. Otro poeta víctima, esta vez, de la fiebre romántica que, al igual que su idolatrado Pushkin, murió en un duelo a la edad de 26 años. Un secreto para cinéfilos: imagínese cómo podía sonar esta música en el frío y vacío espacio sideral de 2001, Odisea del espacio de Stanley Kubrick.

Khachaturian: Vals de la Suite Masquerade

La melodía más famosa de Dimitri Shostakovich –el Vals no. 2 a cuya popularidad contribuyó, entre otros, Stanley Kubrick al incluirlo como motivo principal de su filme Eyes wide shut (1999)– parece que fue tomada de una canción tradicional española: “Yo te daré, café”. En realidad este vals integra la Suite para orquesta variada compuesta en 1956 y no –como se piensa erróneamente–  la Suite para orquesta de jazz no. 2 de 1938 que Shostakovich había escrito para la orquesta Estatal de Jazz dirigida por Víctor Knuschevitsky y cuya partitura original se extravió durante la Segunda Guerra Mundial, recién pudo ser reconstruida mediante una versión para piano descubierta en 1999 por Manashid Yakudov.

Shostakovich – Vals de la Suite variada

Fuente:

Wikipedia, elcontadordehistorias.blogspot.com, laopera.net, contraplano71.blogspot.com

Comentarios

Suscríbete y recibe lo mejor de Música en México

Escucha música clásica en línea aquí