In memoriam Oliver Knussen

Publicado: julio 19, 2018 Última Modificación julio 19, 2018 Por: adminmusica

El compositor y director británico Oliver Knussen, conocido por sus óperas infantiles Where the Wild Things Are y Higglety Pigglety Pop!, murió a los 66 años.

Oliver Knussen fue uno de los músicos más importantes de los últimos tiempos. Su obra incluye tres sinfonías, la pieza instrumental Ophelia Dances y las dos óperas infantiles referidas. Como director trabajó con conjuntos como la London Sinfonietta y el Birmingham Contemporary Music Group. Como director de festivales fue co-director artístico del Festival de Aldeburgh de 1983 a 1998 y director de música contemporánea en el Tanglewood Music Center de 1986-1993.

 

Knussen – Cantata para oboe y trío de cuerdas

La semana pasada, Knussen recibió un doctorado honorario de la Real Academia de Música Británica, donde también fue profesor. En una comunicado, la Academia dijo: “No hubo compositor más refinado en técnica e imaginación, ni director de orquesta más preciso y exigente, ni mentor más generoso y nadie que comprendiera mejor el repertorio de la nueva música. Es uno de los mayores tesoros culturales de la Academia y de la nación “.

Oliver Knussen nació en Glasgow en 1952, pero creció en Londres. Su padre era el contrabajo principal de la London Symphony Orchestra. Comenzó a componer cuando solo tenía seis años y con tan solo 15 años, el joven Knussen intervino en el último minuto para dirigir el estreno de su Primera sinfonía en el Royal Festival Hall.

 

Trabajó como director invitado principal de Het Residentie Orkest de La Haya en 1992 y se convirtió en director musical de la London Sinfonietta en 1998, cargo que ocupó hasta 2002.

Fue galardonado en 2009 con el premio Royal Philharmonic Society Conductor Award. En 2012, su 60 cumpleaños se caracterizó por eventos especiales en Aldeburgh, Amsterdam, Birmingham, Londres y Tanglewood.

Como director de orquesta realizó alrededor de 60 grabaciones en sellos como Deutsche Grammophone, NMC y Ondine, y en 2015 recibió la Medalla de la Reina por la Música.

Su esposa, Sue Knussen, fue una productora de programas de música. Murió en 2003 y su marido creó el Sue Knussen Composers Fund para “honrar su memoria y legado profesional y encargar obras de compositores emergentes para que sean interpretadas por un conjunto de música contemporánea de todo el mundo”.

La pareja tuvo una hija, Sonya, que es mezzo-soprano.

Fuente: Elizabeth Davis, para classicfm.com

Comentarios

Suscríbete y recibe lo mejor de Música en México

Escucha música clásica en línea aquí