Manon en el Met

Por José Antonio Palafox El próximo sábado 26 de octubre a las 12:00 p.m se transmitirá en el Auditorio Nacional, en vivo desde el Met […]

Por Jose Antonio Palafox octubre 21, 2019 Última Modificación octubre 21, 2019

Por José Antonio Palafox

El próximo sábado 26 de octubre a las 12:00 p.m se transmitirá en el Auditorio Nacional, en vivo desde el Met de Nueva York, Manon de Jules Massenet. En los papeles principales estarán la soprano estadounidense Lisette Oropesa como Manon, el tenor estadounidense Michael Fabiano como el caballero des Grieux, el tenor italiano Carlo Bosi como Guillot de Morfontaine, el barítono polaco Artur Ruciński como Lescaut, el barítono canadiense Brett Polegato como De Brétigny y el bajo coreano Kwangchul Youn como el conde des Grieux. La producción y la dirección escénica estarán a cargo del reconocido director de teatro francés Laurent Pelly, mientras que la dirección musical correrá a cargo del maestro italiano Maurizio Benini.

Una novela con dos versiones operísticas

No deja de ser interesante el hecho de que una novela de mediana calidad, firmada por un autor menor, haya dado origen a los libretos de dos óperas de prestigio; más interesante, incluso, que se trate de dos óperas tan diferentes. El autor en cuestión fue el abate Prévost, y la novela es Historia del caballero Des Grieux y de Manon Lescaut.

Antoine François Prévost d’Exiles (1697-1763), autor y novelista francés, tuvo una vida relativamente azarosa, asociándose con las órdenes eclesiásticas de los jesuitas y los benedictinos. Vivió por temporadas en Inglaterra y en los Países Bajos, y se vio envuelto en diversas intrigas políticas y religiosas. Durante su estancia en los Países Bajos, Prévost hizo publicar en Ámsterdam una serie de volúmenes con sus escritos, uno de los cuales contenía la novela que dio origen a las dos reinterpretaciones operísticas, misma que fue impresa separadamente en París en 1731.

Cuando Jules Massenet (1842-1912) abordó la creación de Manon Lescaut, tenía tras de sí la experiencia de trece óperas previas, entre las cuales algunas habían obtenido cierto éxito, particularmente aquellas cuya acción tenía lugar en locaciones lejanas y exóticas, como El rey de Lahore y Hérodiade. Además de sus óperas, que hasta la fecha son lo más recordado de su producción, Massenet compuso música incidental para una docena de obras teatrales, entre las que destaca La vie de Bohème, de Henri Murger, texto sobre el que Giacomo Puccini (1858-1924) basó su popular ópera. Su catálogo comprende asimismo unas cuantas obras de música sacra, incluyendo un Réquiem, obras corales seculares, tres ballets, numerosas canciones y una serie de suites orquestales.

Jules Massenet: fragmento de Adieu, notre petite table (Manon) / Lisette Oropesa (Manon) y la orquesta del Met, dirige Maurizio Benini

Massenet ejerció diversos grados de influencia sobre algunos de sus contemporáneos y sucesores, no solo en Francia, sino en otros países; Martin Cooper menciona que esa influencia puede ser percibida en algunas obras de Piotr Ilych Chaikovski (1840-1893), Claude Debussy (1862-1918), Giacomo Puccini y Maurice Ravel (1875-1937). En su texto biográfico-analítico sobre Massenet, Cooper afirma:

Massenet no planteó problemas de ninguna especie y se contentó con ser agradable; esto, como lo comentó Debussy, puede ser considerado en sí mismo como una virtud singular, si bien menor. A través de su asiduidad, productividad y compromiso con los deseos de su público, Massenet pertenece más al siglo XVIII que al XIX, y es por ello que quizá su música debiera ser juzgada contra los parámetros del XVIII.

Es probable que la obra cumbre de Jules Massenet sea su ópera Manon, tanto por la importancia que tiene al interior del catálogo del compositor como por el lugar que ocupa en el ámbito general de la ópera romántica francesa.

A pesar de que hay un consenso crítico en el sentido de que Manon es la mejor ópera de Massenet, en su tiempo resultó difícil que se estableciera en el repertorio. Se hizo tan famosa al paso del tiempo que en 1952 había tenido dos mil representaciones solamente en París. Entre los méritos de Massenet está haber creado para Manon una gran variedad de estados de ánimo, a través de diversos tipos y estilos musicales. En el Libro de la ópera (Simon & Schuster) se afirma que Manon no solo representa la cumbre del romanticismo musical francés, sino que en sus páginas se perciben trazos de lenguaje melódico que prefiguran la música de Debussy y Ravel, lo que coincide con lo afirmado por Martin Cooper en el párrafo antes citado.

Cabe recordar que después de conocer la ópera de Massenet, Giacomo Puccini quedó convencido de que el tema era bastante dramático como para justificar otra ópera y sabía que su Manon sería distinta a la de Massenet. Manon Lescaut fue apenas la tercera ópera de Puccini, después de Le villi (1884) y Edgar (1889), y muchos comentaristas afirman que esa obra marcó el inicio de su verdadera madurez como compositor. Basada en un libreto de autoría multitudinaria (Leoncavallo, Praga, Illica, Giacosa, Oliva, Ricordi, Adami), Manon Lescaut se estrenó en el Teatro Regio de Turín el 1 de febrero de 1893, casi una década después que la Manon de Masssenet. No hay duda de que una experiencia ilustrativa para un amante de la ópera sería leer la novela de Prévost y después hacer sendas y atentas audiciones de las óperas de Massenet y Puccini, procediendo a todas las comparaciones del caso.

Fuente: Juan Arturo Brennan en el programa de mano del Auditorio Nacional para las proyecciones En vivo desde el MET de Nueva York, temporada 2019-2020

Jules Massenet: Fragmento de Gavotte (Manon) / Lisette Oropesa (Manon), la orquesta y el coro del Met, dirige Maurizio Benini

Jose Antonio Palafox
Escrito por:

Jose Antonio Palafox

Comentarios

Escucha música clásica en línea aquí