Charlie Parker: Now’s the Time

En 1957 el sello Verve se dio a la tarea de editar una serie de ocho discos llamados The Genius of Charlie Parker.

Charlie Parker
Por Jose Antonio Palafox Última Modificación enero 26, 2021

En 1957 —dos años después de la muerte del saxofonista y compositor estadounidense Charlie Parker (1920-1955)— el sello Verve se dio a la tarea de editar una serie de ocho discos llamados The Genius of Charlie Parker. En realidad se trataba de álbumes que el legendario jazzista había grabado años antes para Clef Records (casa disquera que, al fusionarse con los sellos Down Home y Norgran Records en 1956, dio origen a Verve), pero con el atractivo adicional de la inclusión de tomas alternativas y falsos inicios que ahora son tan comunes en el mercado de las grabaciones de jazz y tan apreciados por los conocedores. Y es con el tercer volumen de esa serie, titulado Now’s the Time: The Quartet of Charlie Parker, que queremos rememorar al gran Bird a 101 años de su nacimiento.

Tanto si esta es la primera vez que el amable lector se acerca a la música de Charlie Parker como si se trata de la enésima ocasión en que los oídos más curtidos vuelven a deleitarse con las proezas técnicas de este inigualable intérprete de saxofón alto, Now’s the Time es el disco ideal para disfrutar una buena dosis del mejor jazz. Aquí encontramos a Bird al máximo de su capacidad interpretativa, con un fraseo vigoroso e impecable y una improvisación fluida y de inspirado aliento lírico. En este álbum lo acompañan dos alineaciones distintas: la primera, formada por Hank Jones (1918-2010) en el piano, Teddy Kotick (1928-1986) en el contrabajo y Max Roach (1924-2007) en la batería; la segunda, con Al Haig (1924-1982) en el piano, Percy Heath (1923-2005) en el contrabajo y Max Roach de nuevo en la batería. Además, Now’s the Time cuenta con una excelente calidad de grabación, de la que muchas de las primeras sesiones de Parker carecían.

Los temas interpretados por el primer cuarteto son The Song Is You, Laird Baid, Kim (con una toma alternativa) y Cosmic Rays (también con una toma alternativa), todos grabados en diciembre de 1952. Escrita en 1932 por Jerome Kern (1885-1945) y Oscar Hammerstein II (1895-1960), The Song Is You es una de las canciones más famosas e interpretadas de la historia del jazz, y pocos son los aficionados que no la reconocen apenas escuchan un par de compases. Sin embargo, la admirable versión de Charlie Parker —desarrollada sobre una base del más enérgico bebop— hace que nos parezca una canción prácticamente distinta. Hay que escucharla para creerlo. Por su parte, Laird Baid fue escrita por Charlie Parker para su hijo Laird, y es un muy buen ejemplo de lo que llegó a denominarse como “Bird changes”, una variación muy personal de la progresión de acordes típica del blues llamada “twelve bar blues” (blues de doce compases). De igual manera, Parker compuso Kim para su hijastra del mismo nombre. Con el tiempo, Kim llegó a convertirse no solo en una de sus piezas representativas, sino en todo un clásico del jazz. En la espléndida Cosmic Rays, también escrita por Parker, podemos apreciar en su justa dimensión la conjunción de la maestría interpretativa y la innovación compositiva del legendario jazzista.

Chi Chi (con dos tomas alternativas), I Remember You, Now’s the Time y Confirmation son los temas que forman la segunda parte del disco, todos grabados por el segundo cuarteto en julio 1953. A menudo subestimado dentro del corpus de temas compuestos por Charlie Parker, Chi Chi se desenvuelve brillantemente alrededor de la progresión de acordes de doce compases del blues. A su vez, I Remember You —escrita en 1941 por Victor Schertzinger (1888-1941) y Johnny Mercer (1909-1976)— es uno de los temas clásicos dentro de la música country y del jazz, pero la enorme inventiva de Bird hace de ella, al igual que sucede con The Song Is You, una creación totalmente nueva, al mismo tiempo vigorosa y elegante. Por su parte, Now’s the Time, pieza que da nombre al álbum, fue compuesta por Charlie Parker en 1945 y es muestra de un estilo más sencillo en el que las intrincadas líneas melódicas del bebop ceden el paso a la lírica sencillez del blues. El disco concluye con una magnífica interpretación en estudio de Confirmation, una de las mejores piezas escritas por Charlie Parker, la cual —con su desafiante estructura formada por rápidos cambios de acordes— es considerada una de las obras fundamentales del bebop.
Desde la muerte de Charlie Parker —a los 34 años de edad, debida a una letal combinación de úlcera gástrica, neumonía y paro cardiaco producto de un cuerpo devastado por un consumo de drogas y alcohol iniciado prácticamente en la adolescencia— se han editado más de 200 discos con las más diversas combinaciones de sus grabaciones. Muchos de ellos repiten título, y puede ser que el amable lector se encuentre con tres o cuatro álbumes de distintos sellos que se llaman igual aunque incluyen distintos temas. En el caso de Now’s the Time, hasta donde sabemos existen dos álbumes homónimos, uno editado por el sello Savoy y otro por Dreyfus Jazz, además de un estuche con 10 discos lanzado por el sello Membran.

Jose Antonio Palafox
Escrito por:

Comentarios

Escucha música clásica en línea aquí