Nocturnos de Chopin, Alberto Cruzprieto, piano

Publicado: mayo 12, 2015 Última Modificación mayo 12, 2015 Por: adminmusica

Un disco de Alberto Cruzprieto es siempre bienvenido y de interés. En este CD aborda diez de los 23 nocturnos, cuya selección, dice el pianista “fue un proceso muy difícil porque yo hubiese querido grabarlos todos. Chopin es, por definición, piano, música para piano. Es insoslayable para un pianista interpretarlo, de otro modo no existe la consagración en el gremio. Si ya Chopin es un jardín en la historia de la música, los nocturnos son su jardín anterior”.

Juan Arturo Brennan escribió las excelentes notas a este CD, y las titula “Flores selectas de diverso aroma”; citemos uno de sus párrafos: “ El género musical que hoy conocemos como nocturnos fue originalmente, tal y como la concebían los italianos en el siglo XVIII, una especie de serenata para varios instrumentos y en varios movimientos. Más tarde, nocturno fue el término aplicado a una breve composición para piano, de carácter lírico o en un solo movimiento, cuyas características fueron establecidas, originalmente, por el pianista y compositor irlandés John Field (1782 – 1837) y heredadas más tarde por Chopin (1810-1849), quien llevó este género a sus más altos grados de expresión. Los 21 nocturnos compuestos por Chopin están agrupados en varias series, que llevan los números de Opus 9, 15, 27, 32, 37, 48, 55, 62, 72, y además hay un par de nocturnos independientes sin número de Opus”.

Sobre la selección de nocturnos incluida en este CD, Cruzprieto señala: “ Abarca desde el Op.9 hasta el Op.62, es decir un espectro muy completo de la vida y obra de Chopin. Cada uno de los nocturnos seleccionados (así como los excluidos) es un mundo diferente en sí mismo. Sin embargo, si uno los analiza a fondo, todos los nocturnos no son más que un bajo de Alberti y una melodía, modificados a través de una transformación bastante sencilla. Pero Chopin lleva este procedimiento a un alto nivel de sofisticación armónica. Es fascinante ver y escuchar cómo un género que ha sido trabajado durante tanto tiempo adquiere una gran actualidad en ese contexto de inestabilidad armónica, y cómo cada nocturno conduce a mundos diferentes, desde la cantilena italianizante, como en el Nocturno Op.37, No.2, hasta un contrapunto que presagia la música de Fauré en los dos últimos nocturnos”.

Chopin, Nocturnos, Alberto Cruzprieto, piano. Quindecim Recordings.

Comentarios

Suscríbete y recibe lo mejor de Música en México

Escucha música clásica en línea aquí