El oro del Rin de Richard Wagner (1813-1883)

Publicado: noviembre 14, 2017 Última Modificación noviembre 14, 2017 Por: adminmusica

Opera North

Wotan
Loge
Alberich
Fricka
Mime
Freia
Donner
Froh
Fasolt
Fafner
Erda
Woglinde
Wellgunde
Flosshilde

Orquesta

Música
Libreto
Concertador
Escena
Escenografía
Iluminación

Michael Druiett
Wolfgang Ablinger-Sperrhacke
Jo Pohlheim
Yvonne Howard
Richard Roberts
Giselle Allen
Andrew Foster-Williams
Mark Le Brocq
James Creswell
Mats Almgren
Claudia Huckle
Jeni Bern
Madeleine Shaw
Sarah Castle

Orquesta de Opera North

Richard Wagner
Richard Wagner
Richard Wagner
Peter Mumford
Peter Mumford
Peter Mumford

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Wagner comenzó la composición de Sigfrido en 1848, pero poco despúes entendió que para contar la historia de la caída del héroe, necesitaba explicar su juventud: el misterio que rodeaba su concepción, cómo la valquiria Brunilda había sido castigada por salvar a sus padres contra los deseos del Dios Wotan y, finalmente, cómo la creación del anillo causó el colapso del viejo mundo.

 

Wagner tardó más de 25 años en completar el ciclo de cuatro óperas. El anillo se estrenó en su totalidad en 1876 en el Bayreuth Festspielhaus, que él mismo fundó. En su forma final, El anillo del nibelungo está pensado para ser presentado en tres días, con El oro del Rin como prólogo de la primera jornada de La valquiria. En seguida por Sigfrido en el segundo día y El crepúsculo de los dioses, previamente llamado La muerte de Sigfrido, en el tercer y último día.

 

El oro del Rin tiene un papel especial en el ciclo del anillo. Sólo tiene un acto y fue concebido para ser tocado sin interrupción. Esto hace de ella la más “compacta” de las cuatro óperas, con una duración cercana a las dos horas y media. Pero lo más importante es que, El oro de Rin es la ópera más innovadora en términos musicales.

 

La primera innovación es el papel y el uso de los leitmotifs. Mientras que en el resto del anillo los motivos musicales representan personas o acciones, en El oro de Rin estos expresan fundamentalmente las dos ideas opuestas de amor y poder, las dos líneas a lo largo de las cuales se desarrollará todo el ciclo.

 

La segunda innovación radica en la orquestación. La orquesta es más abundante, en particular en la sección de los metales: tubas wagnerianas, trompetas bajo y el trombón contrabajo, por lo tanto, esta sección tiene un enorme poder acústico y es capaz de producir texturas musicales sumamente densas.

 

La última innovación musical, y por mucho la más importante, se refiere a cómo la música fue compuesta. Con El oro del Rin hay un cambio marcado de la escritura clásica hacia la formación libre de estructuras, con el caminante ritmo armónico que forma una especie de “melodía interminable”. Esto es evidente en el Preludio, en el que Wagner construye una versión musical de la creación del universo. Wagner utiliza un pedal, técnica musical donde una nota o acorde suena continuamente a través de un largo periodo de tiempo. La música comienza con una nota tenida (mi bemol), tocada en el extremo grave del registro de los contrabajos, al que pronto se le unirán los fagotes de forma casi imperceptible. Durante más de cuatro minutos, esta es la nota central que se producirá. Lentamente otros instrumentos comienzan a emerger de las profundidades del río, en figuras musicales ondulantes o en ascenso: aparecen los temas de la naturaleza y del Rin.

 

Fuente: Opera Vision

Comentarios

Escucha música clásica en línea aquí