Sigfried de Richard Wagner (1813-1883)

Publicado: diciembre 12, 2017 Última Modificación diciembre 12, 2017 Por: adminmusica

Opera North

 

Acto 1

 

Acto 2

 

Acto 3

 

Siegfried            Lars Cleveman

Brünnhilde         Katherine Broderick

Mime                  Richard Roberts

Wanderer           Béla Perencz

Alberich             Jo Pohlheim

Fafner                Mats Almgren

Woodbird          Jeni Bern

Erda                   Claudia Huckle

 

Orquesta          Orquesta de Opera North

 

Música              Richard Wagner

Libreto              Richard Wagner

Concertador     Richard Farnes

Escena              Peter Mumford

Escenografía    Peter Mumford

Iluminación       Peter Mumford

 

Wagner comenzó la composición de la ópera La muerte de Sigfrido en 1848, pero poco a poco se dio cuenta de que para contar la caída del héroe necesitaba explicar la juventud de Sigfrido: el misterio que rodeaba su concepción, cómo la valquiria Brunilda había sido castigada por salvar a sus padres contra los deseos del dios Wotan y, finalmente, cómo se había creado el anillo y causado el colapso del viejo mundo.

 

A Wagner le tomó más de 25 años completar el ciclo. El ciclo se estrenó en su totalidad en 1876 en el Festival de Bayreuth, que él mismo fundó. En su forma final, El anillo del nibelungo está pensado para presentarse durante tres días, con El oro de Rin como un prólogo del primer día de La valquiria. Le sigue Sigfrido y en el segundo día, y El crepúsculo de los Dioses en el tercer y último día.

 

Sigfrido juega un papel muy importante en el desarrollo de la trama. La ópera marca el punto de intercambio en el equilibrio de poder entre los dioses y los humanos. Mientras que Wotan aparece de manera velada como un personaje llamdo “el errante” y ve roto el último símbolo de su poder en el último acto, Sigfrido representa la vitalidad y el poder de la humanidad primitiva. Brunilda crea un vínculo entre esas dos fuerzas cuando acepta completamente su condición mortal, y por lo tanto cambia, mientras que Wotan prefiere retirarse, prediciendo el ocaso de los dioses.

 

La importancia de Sigfrido en la trama se expresa en la partitura gracias a la omnipresencia del personaje, que requiere del cantante un dominio del escenario durante casi cuatro horas, ello culmina en una tensa escena final, que hace de este uno de los papeles más demandantes en el repertorio de tenor.

 

Compuesta en un período de quince años, la ópera incluye algunas inconsistencias estilísticas. Los primeros dos actos continúan con el estilo iniciado en El oro del Rin y La valquiria, con uno o dos experimentos estructurales. El tercer acto, sin embargo, compuesto después de un largo período de trabajo entre Tristán y Los maestros cantores, se destaca. Aquí Wagner hace uso de nuevas técnicas: poderosas líneas vocales, el abandono de recitativos por ariosos apoyados por una rica orquestación y el denso uso de motivos. Este avance se nota tan pronto como comienza el Preludio, que reúnen los motivos de Wotan, las Valquirias en cabalgata, Erda, el Errante, Alberich y el Anillo, y El Sueño Mágico.

 

Fuente: Opera Vision

Comentarios

Suscríbete y recibe lo mejor de Música en México

Escucha música clásica en línea aquí