Sobre las olas

En 1887, el compositor guanajuatense Juventino Rosas (1868-1894) escribió el vals con que pasó a la historia de la música de concierto mexicana: Sobre las olas.

Por Música en México Última Modificación junio 5, 2021

En 1887, el compositor guanajuatense Juventino Rosas (1868-1894) escribió el vals con que pasó a la historia de la música de concierto mexicana: Sobre las olas. Originalmente la pieza se llamaba A la orilla del arroyo o Junto al manantial porque, según cuentan algunas de las diversas anécdotas que existen al respecto, el músico se había inspirado en la figura de su enamorada (Mariana Carvajal, hermana de uno de los amigos de Juventino Rosas), que estaba lavando ropa en un arroyo. Otra versión, menos romántica pero más poética, afirma que en realidad lo que inspiró al compositor fue el suave vaivén del agua del río Magdalena (en la actual alcaldía Magdalena Contreras, donde Rosas vivió un tiempo). Una más escueta dice que el vals le fue sugerido por el ruido del agua de una fábrica cercana a su casa.

Cualquiera haya sido su origen, lo cierto es que Sobre las olas conoció un éxito sin precedentes que, sin embargo, no reportó ningún beneficio económico al compositor, quien se vio obligado a desempeñarse como músico itinerante con distintas agrupaciones instrumentales, con las que recorrió el norte de México y llegó a Estados Unidos. Fue así que, en Chicago, se unió a la Orquesta Italo-Mexicana del cubano Eduardo González, con la que a principios de 1894 inició una gira por Cuba. A punto de terminar esta, Juventino Rosas cayó enfermo y fue internado en el hospital Nuestra Señora del Rosario, en el poblado de Batabanó, al sur de La Habana, donde murió el 9 de julio de 1894, a los 26 años de edad.

Treinta y nueve años después del fallecimiento de Juventino Rosas, el joven Miguel Zacarías Nogaim (1905-2006) —uno de los pioneros del cine sonoro en México y futuro realizador de películas como El peñón de las ánimas (1943), Soledad (1947), El dolor de los hijos (1949) y Juana Gallo (1961)— debutaba como cineasta con Sobre las olas (1933), película inspirada en la vida del malogrado compositor y uno de los primerísimos largometrajes nacionales en que se utilizó el Rodríguez Sound Recording System,  sistema de grabación óptica (es decir, donde el sonido se graba directamente sobre el celuloide, a un lado de la imagen) inventado por los hermanos José de Jesús y Enrique Rodríguez Ruelas.

Refiere una anécdota que la idea de llevar a la pantalla la vida de Juventino Rosas se le ocurrió a Miguel Zacarías cuando, durante un viaje en barco a Marsella, se interpretó el famoso vals y al aún en ciernes productor y director de cine le costó trabajo convencer a sus compañeros de travesía de que la pieza era de la autoría de un músico mexicano, no de alguno de los miembros de la dinastía Strauss. Como sea, el hecho es que cuando regresó a México, Zacarías produjo y dirigió Sobre las olas, película donde aborda la vida del músico guanajuatense desde una perspectiva melodramática. En ella, Juventino Rosas es un humilde y talentoso compositor que se gana la vida dando clases de música a Margarita, una guapa aristócrata de la que termina enamorándose. Para su sorpresa, la joven también le corresponde, pero se trata de una relación condenada al fracaso debido a la diferencia de clases sociales. Aconsejado por su amigo don Apolinar, Juventino decide alejarse de Margarita pero, atormentado por tener que renunciar a la mujer que ama, trata de mejorar su situación económica vendiendo el vals Sobre las olas, que había compuesto para ella. Sin embargo, el desesperado músico recibe solamente unos cuantos pesos por su pieza. Pero las desventuras de Juventino Rosas apenas empiezan…

Esta primera versión de Sobre las olas fue protagonizada con absoluta sensibilidad e ingenuidad por el compositor, director de orquesta y actor potosino Adolfo Girón (1904-1973) como Juventino Rosas, la actriz Carmen Guerrero (1911-1986) como Margarita, el actor y cineasta cubano René Cardona (1906-1988) como Raúl (un amigo de Juventino), la famosa actriz potosina Emma Roldán (1893-1978) como la mamá de Margarita, el actor español Joaquín Coss (1886-1948) como don Apolinar y el actor y productor Luis Sánchez Tello (¿?-1959) como Manuel, el hermano de Juventino. Cuenta también con una notable fotografía a cargo de Guillermo Baqueriza (¿?-1935), una espléndida banda sonora a cargo del compositor y director de orquesta Max Urban y un (para la época) inusitado final abierto que, en conjunto, la convierten en una obra sobresaliente dentro de la producción cinematográfica mexicana de la época. Además de Sobre las olas, en esta película podemos escuchar otras dos obras de Juventino Rosas: el vals Flores de Margarita y el chotis El sueño de las flores.
Como dato de trivia, en un momento del filme se recrea una reunión de artistas bohemios a la que asiste Juventino Rosas. Los actores que aparecen en esa escena caracterizan nada más y nada menos que a un puñado de grandes artistas del México de finales del siglo XIX: el pintor y grabador Julio Ruelas (1870-1907), el caricaturista José María Villasana (1848-1904), el escultor Jesús Contreras (1866-1902), los músicos Ricardo Castro (1864-1907) y Ernesto Elorduy (1855-1913), y los escritores Federico Gamboa (1864-1939), José Juan Tablada (1871-1945) y Manuel Gutiérrez Nájera (1859-1895), quien además recita un fragmento de su poema Non omnis moriar. Finalmente, cabe mencionar que en 1950 el cineasta Ismael Rodríguez (1917-2004) dirigió, a todo color y con Pedro Infante como Juventino Rosas, una segunda versión de Sobre las olas, película de la que ya hablamos en una ocasión anterior.

Música en México
Escrito por:
Redacción. Música en México tiene la misión de promover la música clásica – y la música nueva – en México, y de dar a conocer una selección de las actividades musicales en el resto del mundo.

Comentarios

Escucha en directo
Música en México +
mostrar radio