Parsifal en DVD: Pasión y solemnidad en la producción del Met

octubre 6, 2014

por Ricardo Rondón

La representación del Metropolitan Opera de Parsifal, de Richard Wagner, en 2013, ha sido de los acontecimientos musicales más importantes y conmovedores dentro de nuestra larga jornada musical. Allá por 1873 Wagner le escribió a su benefactor Ludwig II de Baviera que Parsifal sería la culminación de su creatividad, y aunque sabemos que modesto no era, Wagner logró aquí un viaje espiritual y profundo, sensible y solemne, a la vez que profundamente humano. El concepto de la dirección escénica de Francois Girard mezcla literatura y mitología con todos los recursos que permite el teatro. Combina temas eminentemente cristianos con elementos del budismo, filosofía del s. XIX y una multitud de otras influencias. Lo importante es que Girard logró transmitir la gran experiencia y contó con el elenco vocal para apoyar todas sus ideas. El movimiento escénico se siente desde la colocación del coro en el largo primer acto y la sincronización de sus movimientos Hay detalles como la escena en donde Amfortas recuerda la profecía de la salvación de los caballeros, y el uso de silencios en donde quienes vean la pieza por DVD apreciarán un nuevo poder de comunicación. El mensaje del final es claro e intenso y nos atraviesa con una luminosidad que solamente Wagner tenía.
El tenor Jonas Kaufmann es un Parsifal ideal. No hay nadie que lo cante mejor, ni que sepa actuar con su naturalidad y talento. La belleza y uso magistral de su voz cubren todos los rincones del personaje. Kaufmann es tan buen actor que el director Martin Scorsese dijo: “este artista está a la altura de Robert de Niro y Al Pacino y tendría cabida en el cine, de no ser un cantante excepcional”. Cada personaje que interpreta Kaufmann es una experiencia inolvidable y nos ha llevado de la mano de Werther a Parsifal, transmitiendo una relación intensa y maravillosa entre su arte y nuestra receptividad total. René Pape es un soberbio Gurnemanz, de voz radiante, profunda y expresividad y una actuación dramática intachable. Peter Mattei encarna al atormentado Amfortas con toda la penetración psicológica que se requiere aunada a una magnífica voz. La música expresa la terrible angustia que sufre. La Kundry de Kathetrina Dalyman se aprecia mucho mejor en el DVD porque su dicción era defectuosa en el teatro y aquí contamos con un acercamiento positivo. Capta y proyecta todo el contenido de su personaje en el formidable segundo acto.
Evgeny Nikitin es un Klingsor de inmensa fuerza maligna. La voz suena magnífica y es un actor entregado. Fue un acierto asignarle al director italiano Daniel Gatti la dirección musical de esta creación maravillosa. Nos lleva de los momentos de quietud y espera, cuestionamientos que comenta la orquesta hasta el éxtasis en donde Kundry le revela a Parsifal su nombre y ascendencia. Sale sobrando afirmar de nuevo que la Orquesta del Metropolitan Opera es un instrumento de primera línea y responde a todas las ideas de Gatt, disfrutando lo que es trabajar con un hombre que no solamente conoce su oficio sino que tiene el gusto de compartirlo. Suponemos que ahora Sony se encargará de distribuir estas producciones y técnicamente es un gran acierto. El sonido es ideal, así como el balance y movimiento. Los coros son importantísimos en Parsifal y han sido entrenados para comunicar resultados inolvidables. La fotografía en Blu-Ray es clara, rica en contrastes, y equivale a tener el mejor asiento en el Met. Recomendamos sin reservas este lanzamiento que llenará un vacío en muchos; a nosotros nos pasó cuando escuchamos la famosa grabación de Bayreuth bajo Hans Knappertsbusch pero Gatti y Girard están a esa altura y no se nos ocurre un mayor cumplido.
Una guía rápida al argumento de Parsifal:
-Wagner terminó su primer borrador del libreto de Parsifal en 1856. Decidió escribir la ópera en 1876.
-¿De donde vino la historia? La historia de Parsifal es una de las leyendas arturianas originadas en Bretaña. El poeta francés Chrétien de Troyes la utilizó como base de Perceval le Gallois en 1190. Wolfram von Eschenbach, fuente principal de Wagner, escribió su versión 20 años después.
-La opera transcurre en el reino de los caballeros de santo Grial en Montsalvat. Antes de que se levanta el telón, el Rey Amfortas ha sido gravemente herido por Klingsor, un mago maldito. Klingsor robó la lanza sagrada con la cual el centurión hirió el costado de Cristo, que custodiaba Amfortas. La pérdida de la lanza ha diezmado el poder de la comunidad del grial pero cuentan con una profecía que dice que podrán ser salvados por un “tonto inocente”, iluminado por la compasión.
-En el primer acto, el joven Parsifal llega a Montsalvat. Gurnemanz, un viejo caballero del grial piensa que podría ser el tonto inocente que están esperando pero acababa por correrlo porque no parece entender nada. En el segundo acto, Parsifal derrota a Klingsor porque resiste los deseos sexuales de Kundry, esclava del mago. Recupera la lanza y en la escena final cura a Amfortas y se convierte en el nuevo dirigente de los caballeros del grial.
-Wagner le dijo a Mathilde Wesendonck: “El poder humano de la compasión tiene el potencial para redimir al mundo, pero….la humanidad parece ser deliberadamente negligente para ejercer la compasión. El significado del tercer acto de Parsifal, que transcurre en la mañana del Viernes Santo, entonces te será claro”.

Comentarios

Escucha música clásica en línea aquí