Carmina Burana, regresa a la Sala Nezahualcòyotl

Publicado: junio 19, 2015 Última Modificación junio 22, 2015 Por: adminmusica

¡La reina de las cantatas! La cantata más representativa de todo el repertorio. La OFUNAM continúa propiamente su Segunda Temporada 2015, aunque con conciertos fuera de abono, interpretando esta gran obra que se ha convertido en un fenómeno que no deja de asombrar, pues cada vez que se interpreta convoca a un público más numeroso, tanto al melómano habitual de conciertos como, es cierto, a ese público, también muy numeroso, que aunque con un gusto por la música no tiene la costumbre de asistir con tanta frecuencia a conciertos…excepto si en el programa figura Carmina Burana, la gran cantata del compositor alemán CARL ORFF.

¿Cuál fue el secreto de ORFF para poder alejarse de las vanguardias de su tiempo, las primeras décadas del siglo XX, y adoptar un mundo musical propio, aunque cercano a músicas arcaicas y de la antigüedad más primitiva, aunque muy asimiladas a los conceptos de composición y orquestación modernos? Pues ése, precisamente. De esa amalgama de estilos y sonoridades musicales surgió su propio lenguaje que se hace inconfundible si escuchamos varias de sus otras obras, además de ésta, tanto aquellas cantatas que le hacen compañía a Carmina Burana en un sugestivo tríptico, como su diversas óperas y obras de otros géneros. Por supuesto, otro aspecto importante de ORFF es su prodigioso manejo del ritmo, con pequeños motivos e ideas precisas y repetitivas, que se han comparado con los ritmos del Oriente o que otros lo han querido ver como un antecedente del minimalismo musical de los últimos años.

Sabemos que Carmina Burana es la primera de las tres cantatas, independientes entre sí, que conforman el tríptico llamado Trionfi , y cuyas otras dos obras son Catulli Carmina (Cantos de Catulo) y la tercera, Il triunfo de Afrodite (El triunfo de Afrodita). Sin embargo, a pesar de la perfección de estas dos obras y de algunos pasajes de gran atractivo musical que poseen ambas, Carmina Burana ha permanecido solitaria en el gusto del público y es la obra que más se toca en conciertos y de la que se han realizado decenas de grabaciones.

Tal vez no siempre se tiene presente que la obra se basa en textos y cantos, en algunos casos, con todo y su escritura musical, que fueron encontrados hacia 1803 en un monasterio benedictino cercano a la población de Beuren en Alemania. De ahí el nombre de la obra, Cantos de Beuren del que ha perdurado su título en latín, como le puso el compositor. Los textos y canciones habían sido compuestos por los monjes y los escolásticos de ese monasterio e incluyen desde textos sacros, una “pasión” de Jesucristo (como las que compusieron Bach, Telemann, Händel y otros en el periodo barroco) hasta canciones y poemas muy pícaros y de humor negro. ¿Qué hubiera pasado con el resultado popular de la obra si ORFF hubiera decidido titularla con un docto título en alemán que, aun diciendo lo mismo, ya no tendría el atractivo sonoro del latín carmina para canciones y la forma latinizada de Beuren, burana.

En todos los casos, lo importante es que se trata de una obra portentosa, con melodías cautivantes, arias de humor y de pasión amorosa, de tristeza y de crueldad, ritmos que tienen el sabor del folclor germano, melancólicos temas y pasajes que evocan las armonías y sonoridades de la música medieval. Y, sobre todo, su obsesivo e hipnótico canto coral, con el que se abre y se cierra el círculo de la obra (¿la rueda de la fortuna, tal vez, a la que canta Orff en ese monumental coro?).

Carmina Burana de CARL ORFF será interpretada por la OFUNAM bajo la batuta de su director artístico JAN LATHAM KOENIG y la participación como solistas de la soprano ANABEL DE LA MORA, el contratenor IVÁN LÓPEZ REYNOSO (quien es también el director asistente de la OFUNAM) y el barítono RICARDO LÓPEZ. Las fuerzas corales, fundamentales en esta obra, estarán conformadas por el CORO FILARMONÍA, que dirige JORGE CÓZATL y los NIÑOS Y JÓVENES CANTORES DE LA FACULTAD DE MÚSICA DE LA UNAM, cuya directora es PATRICIA MORALES.

Estos conciertos extraordinarios, fuera del orden numérico de la temporada y de sus abonos, han sido programados con un objetivo primordial para la OFUNAM: complementar la obtención de fondos con motivo de la inminente gira que hará la orquesta por el Reino Unido.

Y no hay que confundirse. Carmina Burana significa Canciones de Buren. No hay tal soprano que se llame Carmina y por eso se debe acentuar en la primera sílaba, para no confundirla con nuestra comadre Carmina. Eso dejémoslo a las anécdotas simpáticas. Muchos tienen su propia versión cuando se cuenta que hace muchas décadas, con motivo de una interpretación de esta obra, algún personaje importante ordenó enviarle flores a la soprano Carmina Burana. ¿Será cierto? ¿procede del mismo origen que muchos malos chistes? Mi aportación al anecdotario sí es verídica porque la viví. Un conocido muy cercano (o sea, un pariente muy lejano), al finalizar una interpretación de Carmina Burana (obra que “le gusta mucho”, pero que nunca había escuchado completa, mucho menos en concierto) me comentó sobre los pormenores de su experiencia en el concierto. Cuando la soprano, quien no canta en toda la primera mitad de la obra, se paró para cantar por primera vez, mi amigo cuenta que pensó:”¡Vaya, hasta que Carmina Burana va a cantar!”.


junio 20 – 20:00 hrs.

junio 21 – 12:00 hrs.

Sala Nezahualcóyotl.


Jan Latham-Koenig, director artístico

Anabel De la Mora, soprano

Iván López Reynoso, contratenor

Ricardo López, barítono

Coro Filarmonía: Jorge Cózatl, director coral

Niños y Jóvenes Cantores de la Facultad de Música: Patricia Morales, directora coral

Fuente OFUNAM en música.unam

Comentarios

Suscríbete y recibe lo mejor de Música en México

Escucha música clásica en línea aquí