Estrenan la obra Juegos asalteriados de Marta García Renart

Publicado: septiembre 29, 2014 Última Modificación septiembre 29, 2014 Por: adminmusica

La puesta en escena, a cargo de la Orquesta Infantil de Salterios Makochi Dulcemelos, se presentó en el marco del Sexto Encuentro Internacional de Salterio.

Salterio es el nombre de un instrumento, pero también una palabra simpática que nos hace evocar el salto y lo que se deriva de ello, como saltamontes, saltimbanqui, saltarín. Con esta idea en mente la compositora Marta García Renart escribió la obra Juegos asalteriados, cuyo estreno se realizó el 26 de septiembre a las 20:00 horas en el Centro de las Artes de Querétaro, en el marco del Sexto Encuentro Internacional de Salterio.

La obra fue escrita expresamente para la Orquesta Infantil de Salterios Makochi Dulcemelos, la cual, explicó la compositora, “tiene muchos salterios, pero también acordeones, guitarra, percusiones, dos contrabajos y un cimbalom, por cierto pariente del salterio. En Juegos asalteriados, los contrabajos y el cimbalom llevan casi toda la armonía a cuestas. Es una obra lúdica, juguetona, saltarina, en la que participan los cerca de 20 integrantes de la orquesta, considerando las edades y capacidades de cada uno”.

Fue hace un año cuando le solicitaron una obra para la orquesta de niños salteristas y la primera intención fue hacer “Las historias secretas del salterio”, a manera de cuento musical, “pero me di cuenta que para eso habría necesitado más tiempo para investigar y ensayar. Así que pensé en una historia que les pudiera gustar más a los niños y empezó a salir la pieza viendo las habilidades de cada integrante de la orquesta, desde aquellos que tocan muy bien como Lupita Vega, quien ya está haciendo una carrera de música en la UAQ, hasta los más pequeños de reciente ingreso”.

Dedicada desde hace varios años a la docencia, Marta aceptó encantada el encargo de esta obra, que fuera a la vez una contribución al desarrollo de los pequeños intérpretes. “Mi objetivo fue componer para esta orquesta así como está, hacer una pieza que pudiera funcionar para ellos fue un buen reto. Y ya que he dado tantas clases en la vida decidí sacarle provecho, definiendo cuales son los problemas que tenemos en común los que nos dedicamos a la música, que muchas veces son las cuestiones rítmicas, así que hemos hecho juegos rítmicos donde los niños están participando, haciendo una lista de todas las palabras que empiezan con sal, de salterio y allí está salmón, saltamontes, salario, saltimbanqui, salto. Hay una parte creativa de ellos sugerida por mí que ya la oiremos en el concierto. No vamos a tener micrófonos, porque quiero que la gente que asista saque sus ‘orejas de Dumbo’ y escuche a un niño cuando habla”.

Son ya cuatro las obras que la maestra García Renart ha escrito para el salterio y al referirse a este interés manifestó: “Todo instrumento tiene sus grandes posibilidades y son fascinantes cuando se tocan bien. Decidí escribir obras para salterio porque aquí está la oportunidad de que sean interpretadas, com es el deseo de los compositores, debido a que en Querétaro se está gestando un movimiento revitalizador del instrumento”.

En cuanto al nivel interpretativo que tienen los integrantes de la Orquesta Infantil de Salterios Makochi Dulcemelos, fundada en 2011, destacó: “Si hay un crecimiento artístico interpretativo, sobre todo en los grandes que conocí hace tres años, están tocado mucho mejor, pero es una orquesta en movimiento, actualmente tiene varios niños de nuevo ingreso que tienen su lugar en la orquesta, para que inicien su camino por la música de la mejor manera posible.

Si en mi obra, por ejemplo, hay niños que sólo tocan una nota y lo hacen bien, yo ya estoy más que contenta. Son 18 niños y jóvenes que están todos nadando en este ‘mar artístico musical’ que se está haciendo”.

Tras expresar su satisfacción por estar presente en el Sexto Encuentro Internacional de Salterio, como compositora y pianista, comentó: “considero importante que de nueva cuenta se lleve a cabo este festival, que implica un esfuerzo enorme, aquí se dan cita intérpretes de otros países que podrán darse cuenta de lo que se hace por el salterio en México, principalmente en Querétaro. Para el público mexicano resulta novedoso ver que en Bielorrusia, en Austria, en Eslovaquia, Estados Unidos, Corea y en todos lados, existe el salterio, que hay diferentes maneras de tocarlo, que tiene distintos nombres, pero que se trata del mismo instrumento”.

“El salterio es saltarín, no lo podemos hacer saltar, pero da la sensación de que tiene movimiento”, finalizó.



ç

Comentarios

Suscríbete y recibe lo mejor de Música en México

Escucha música clásica en línea aquí