Grandes sonatas románticas para piano: Schubert D. 960

Paul Badura-Skoda, piano Schubert veneraba a Beethoven y tal influencia tiende a verse en sonatas que comparten tonalidades correspondientes, más obviamente en la sonata en […]

Por Música en México noviembre 1, 2019 Última Modificación noviembre 8, 2019

Paul Badura-Skoda, piano

Schubert veneraba a Beethoven y tal influencia tiende a verse en sonatas que comparten tonalidades correspondientes, más obviamente en la sonata en do menor tardía, D. 958. Schubert se mantuvo fiel a la estructura de la sonata clásica, pero experimentó dentro de esa estructura. Durante la década de 1820, comenzó a usar dispositivos cíclicos en sus sonatas, por lo que los motivos o temas establecidos en el movimiento inicial se repiten en otros lugares, a menudo modificados sutilmente, para crear un mayor sentido de «pertenencia» y una narrativa continua entre las diferentes secciones y movimientos. Estos dispositivos simples representan su enfoque audazmente experimental de la forma de sonata tradicional, mejorada aún más por una expansión dramática y lírica (lo que Schumann llamó su «longitud celestial») y audaces armonías subyacentes que crean tonos musicales contrastantes y a menudo sorprendentes y cambios inesperados de emoción.

Beethoven es un poderoso declamador, pero Schubert habla más calladamente, su música a menudo es introspectiva y solitaria. En las sonatas tardías en particular, la extensión de estas obras crea una sensación de éxtasis, de tiempo suspendido y de un compositor mirando hacia adentro, buscando en su alma, sin amargura ni resignación.

La última de las sonatas de 1828, en si bemol mayor, D. 960, inicia de manera característica como muchas de las canciones de Schubert y su primer tema suave domina el movimiento extendido. El movimiento lento tiene una hermosa serenidad y las hermosas modulaciones del tema dejan sin aliento. Es seguido por un scherzo delicadamente elegante en si bemol mayor, enmarcando un trío solemne en la tónica menor. El rondo final comienza en una ambigüedad armónica, lo que sugiere la influencia del movimiento final del Cuarteto de cuerdas op. 130 de Beethoven, y ejemplifica la calidad de la longitud celestial tan a menudo citada por los autores sobre Schubert.

Fuente: Frances Wilson para interlude.hk

Música en México
Escrito por:

Música en México

Redacción. Música en México tiene la misión de promover la música clásica – y la música nueva – en México, y de dar a conocer una selección de las actividades musicales en el resto del mundo.

Comentarios

Escucha música clásica en línea aquí