Javier Torres Maldonado gana el premio “Rumore Bianco”

Publicado: julio 19, 2019 Última Modificación julio 19, 2019 Por: Música en México

Masih para cuarteto de saxofones, obra del compositor mexicano Javier Torres Maldonado, ha sido acreedora al prestigiado premio Rumore Bianco, concurso organizado por el Furano Saxophone Quartet en colaboración con la Asociación Cultural “Note a Sud”. La obra se ejecutó el pasado 18 de mayo durante la Temporada de Conciertos “Rumore Bianco” 2019, en el Auditorio Santa Chiara de Foggia, Italia.

“Rumore Bianco”, está dedicado a «la promoción de nuevas obras para cuarteto de saxofones pertenecientes a cualquier género musical, sin restricciones estéticas o expresivas, pero que son el resultado de una profunda investigación sonora que destaca el gran potencial del instrumento.»

Masih fue reconocida como la mejor obra de la competición por un jurado formado por el famoso saxofonista Marcus Weiss (Suiza), la saxofonista Marie-Chantal Leclair, los compositores Daniele Bravi (Italia), Fernando Garnero (Argentina), Eero Hämeenniemi (Finlandia), Lara Morciano (Italia) y Leonardo Sbaffi (saxofonista miembro del cuarteto italiano de saxofones Furano Saxophone Quartet).

Aquí unas palabras de Torres Maldonado sobre la obra:

Masih es una obra compuesta entre 2012 y 2013 y está dedicada a los integrantes del cuarteto español Sigma Project Quartet, el estreno mundial de Masih tuvo lugar el 25 de agosto de 2013 durante la Quincena Musical de San Sebastian (España) en la hermosa Kursaal del Museo de San Telmo de esta ciudad vasca, y estuvo a cargo de Sigma Project Quartet. La obra utiliza como material fundamental un fascinante aullido de viento grabado desde el interior de una habitación. 

A partir de diferentes análisis y transcripciones de dicho sonido se derivaron algunos elementos musicales que fueron sometidos a procesos de transformación que dan como resultado diferentes «reacciones químicas» de las que surgen «substancias diferentes», las cuales sin embargo conservan siempre afinidades con el objeto sonoro original. La forma, extremamente irregular, deriva de la idea de obtener sus proporciones a partir del objeto natural mismo: para ello fue realizada una lectura por aumentación extrema de las distancias entre los picos principales de amplitud presentes en el objeto sonoro de base, determinando así la duración de los paneles formales (o secciones) que componen la obra. Estos últimos son fácilmente reconocibles, ya sea por los cambios o transiciones de un estado a otro de la materia sonora y porque a veces son precedidos por señales formales consistentes en ataques violentos de sonidos eólicos, a menudo monorrítmicos o bien por un silencio breve. 

Esta obra fue compuesta con el apoyo del Sistema Nacional de Creadores de Arte. Elegí la palabra «Masih» para el título de esta pieza porque, además de ser casi un anagrama de Sigma (el nombre del cuarteto de saxofones a quien está dedicado), en indonesio significa “todavía”, “aún»: casi una forma de decir que incluso objetos musicales que son el resultado de transformaciones obtenidas por diferentes procesos compositivos, aún pueden preservar su esencia naturalista. De hecho es así que al final de la obra se puede perfectamente percibir una última transformación del modelo de base en otro, también naturalista: la respiración humana.”

Comentarios

Suscríbete y recibe lo mejor de Música en México

Escucha música clásica en línea aquí