LA ÓPERA ITALIANA EN EL SIGLO XVII

la ópera italiana en el siglo XVII
Publicado: julio 28, 2016 Última Modificación noviembre 23, 2017 Por: adminmusica

La ópera italiana en el siglo XVII

por Francesco Milella

En estos últimos meses hemos analizado juntos la música barroca italiana y española a partir de finales del siglo XVI, cuando el Renacimiento comienza a apagarse, hasta la primera década del siglo XVIII. Nos focalizamos principalmente en la música instrumental: el laúd en España, el violín en Italia, la invención del bajo continuo… en fin, hemos descubierto, semana tras semana, los principales ingredientes y protagonistas del maravilloso universo del barroco instrumental, dejando por el momento la otra cara de la música de estos siglos: la ópera.

Comenzamos con Monteverdi y su maravilloso Orfeo, padre simbólico de toda la ópera. Pero, a partir de ese momento seguimos por otro camino, poniendo en pausa el mundo de las voces y del teatro musical. No lo hicimos por falta de interés o por torpe distracción, sino por una especifica razón historiográfica.

La ópera italiana explota de manera sorprendente a partir de la década 1690-1700 logrando finalmente encontrar una estructura dramática y musical estable y segura que caracterizará todo el siglo siguiente, una de sus épocas de oro.

Para entender mejor la importancia, las características y los protagonistas del siglo XVIII, creemos necesario analizar ahora lo que pasó antes, a partir de la muerte de Claudio Monteverdi.

La óperas monteverdianas dejaron un modelo teatral fascinante pero todavía inestable. Monteverdi no podía ser considerado todavía un modelo suficientemente sólido y codificado para dar inicio a una verdadera tradición. Era necesario un nuevo compositor que fuera capaz de retomar la estupenda herencia de Monteverdi para estructurarla y moldearla para las generaciones futuras. Era necesario Francesco Cavalli.

También lee: Cuando la ópera italiana llegó a Alemania…

En su larga trayectoria musical, durante la cual llegó a componer más de cuarenta óperas para diferentes teatros venecianos, Francesco Cavalli (Crema 1602-Venecia 1676) transformó este aún joven género musical, evitando una distinción demasiado rígida entre recitativo y aria, dando un peso más concreto al coro como elemento de apoyo activo, y ya no como elemento de adorno o comentario, en la dramaturgia de la ópera y dando un peso psicológico más definido a sus personajes principales.

Óperas como L’Ormindo (1644), Il Titone (1645), Il Giasone (1649), La Calisto (1651) o L’Ercole Amante (1662), más allá de la calidad musical y teatral que hoy en día siguen impresionando a melómanos en todo el mundo, representan un momento fundamental de la historia en donde la ópera pasa de su primera fase de incertidumbre e inestabilidad (no se trata obviamente de un juicio estético) con los primeros experimentos de Jacopo Peri, Emilio de’ Cavalieri y, por supuesto, Claudio Monteverdi, a una nueva fase de mayor solidez.

Afortunadamente los protagonistas de este fundamental momento de transición fueron numerosos. Entre todos ellos, Antonio Cesti (Arezzo 1623 – Firenze 1669) y Alessandro Stradella (Nepi 1639 – Genova 1682) lograron pasar a la historia no solamente como interesantes compositores (como el caso de Stradella, conocido también por su extraordinaria vida), sino también como figuras que, sin tener la fuerza revolucionaria de Cavalli, lograron transformar la ópera italiana en una moda cultural internacional, difundiéndola desde Viena hasta París, sin excluir España, y abriendo  terreno a sus sucesores.

El 1600 no fue solamente el siglo del violín o del laúd. A partir de 1637, año en que se abrió el primer teatro de ópera público en la ciudad de Venecia, el continente europeo fue  recibiendo rápidamente esta nueva forma musical.  

Se necesitaba un genio como Monteverdi para darle vida y voz. De la misma manera que Cavalli, Cesti y Stradella fueran indispensables para que la ópera entrara en el siglo XVIII con una nueva fuerza.

La ópera italiana en el Siglo XVII. CAVALLI

La ópera italiana en el Siglo XVII. CESTI

Comentarios

Escucha música clásica en línea aquí