El segundo en el orden, el primero más popular

Publicado: octubre 18, 2018 Última Modificación octubre 18, 2018 Por: adminmusica

Muchos lo consideran el concierto “más perfecto” para el instrumento, pero lo que es innegable es que el Concierto para violín núm. 2 en mi menor, Op. 64, podría ser la obra más melódica y conocida de Mendelssohn. Compuesto entre 1838 y 1844, fue otra obra que representó un gran esfuerzo creativo para el compositor. Pareciera que aquellas composiciones que parecieran las más optimistas, con un contenido vivaz y luminoso, fueran las de gestación más conflictiva. Creado por encargo del violinista Ferdinand David, quien era su concertino en la Gewandhaus de Leipzig que Mendelssohn dirigía, y fue estrenado con dicha orquesta y con David como solista. A diferencia de los otros grandes conciertos (Beethoven, Brahms, Chaikovski, Sibelius, Berg, Shostakovich, Bartók, etc.) “el concierto de Mendelssohn” siempre sonríe.

Desde el primer tema, la música es clara y de belleza natural, como la de Mozart -tal vez el compositor con quien guarde mayor afinidad-. Y no lo es menos en su segundo tema o en la habitualmente áspera cadenza, aquí un pasaje sutil y suave. El segundo movimiento, Andante, es una elaborada melodía, íntima e introspectiva, cual una de sus “canciones sin palabras”, género al que le dio Mendelssohn su carácter definitivo. Como era de esperarse, el tercer movimiento es un intenso y chispeante Allegro molto vivace, rebosante de virtuosismo que desarrolla un único tema solitario.

En cuanto al misterio de la numeración, entre las obras de la adolescencia del compositor, a los 13 años Felix había compuesto un Concierto para violín y orquesta de cuerdas en re menor, con grandes cualidades también, y que había quedado como muestra de su talento precoz y de ser su único concierto para violín, hasta entonces.

Este concierto permaneció casi oculto desde su creación, la partitura olvidada hasta ser encontrada y rescatada por Yehudi Menuhin, quien reestrenó la obra en 1952.

El Concierto que nos convoca esta semana, el famoso en mi menor fue su última obra orquestal terminada, antes de su casi fulminante fallecimiento, cuyo aspecto legendario pudo causar también parte del reconocimiento a la obra, más allá de las cualidades maravillosas de esta obra.

Por esa razón, para una precisión del catálogo de un compositor, éste concierto temprano debe ser considerado el Primer Concierto para violín en re menor y el más famoso, considerado el Segundo Concierto para violín y orquesta en mi menor. El olvido o descuido en que se tiene mucha de la música genial de la adolescencia del compositor ha hecho que se considere siempre que éste “segundo” pasara a ser “el concierto de Mendelssohn”, como sucede con Chaikovski y su Primer Concierto para piano y otros ejemplos similares.

Finalmente, con un programa integral con música de un compositor que es una garantía y la acostumbrada calidad, la OFUNAM, no habrá que perderse estos conciertos con el segundo programa de su Tercera Temporada 2018, que contará con la participación, como director y como solista al violín, de MASSIMO QUARTA, su actual director artístico.

Los conciertos serán el sábado 20 a las 20:00 horas y el domingo 21 a las 12:00 horas, como siempre, en la SALA NEZAHUALCÓYOTL.

 

Comentarios

Escucha música clásica en línea aquí