El tercer Concierto para piano de Beethoven

Publicado: agosto 31, 2017 Última Modificación agosto 31, 2017 Por: adminmusica

El manuscrito original lleva la fecha de 1800, pero en sus cuadernos de apuntes se encuentran bocetos para esta obra desde 1791, es decir desde la época en que compuso y revisó los dos conciertos anteriores. El Tercer concierto también pasó por algunas revisiones antes de que Beethoven lo tocara en abril de 1803 en Viena, en un concierto en el que también presentó su Segunda sinfonía y el oratorio Cristo en el Monte de los Olivos.   

La época que vio nacer el Tercer concierto fue la más feliz y halagüeña en la vida de Beethoven; era solicitado constantemente como pianista, improvisador y maestro, y respecto de su éxito como compositor escribió a un amigo: ”Gano mucho dinero con mis composiciones y tengo más encargos de los que puedo realizar. Para cada una de mis obras cuento con seis o siete editores”.

En el ámbito de sus composiciones concertantes, el Tercer concierto para piano representa un paso tan importante como el de la Heroica en el terreno de la sinfonía. Algunos de sus rasgos aún acusan el ejemplo de Mozart, especialmente el de su concierto en la misma tonalidad (K.491), pero es evidente que con esta obra Beethoven termina una primer etapa y asume una personalidad inconfundible. Naturalmente el Tercer concierto no se sale de las estructuras clásicas, pero pone en ella toques que nadie había hecho hasta entonces; pensemos solamente en el diálogo entre el piano y los timbales al final del primer movimiento, o en el tema del segundo, la típica meditación beethoveniana que reaparecerá en sus sonatas hasta el final de su vida. El Concierto en do menor representa el punto de equilibrio entre una gloriosa tradición y una nueva sensibilidad, y para los compositores de la primera generación romántica fue el molde obligado del concierto en forma clásica. Influyó directamente en obras de Chopin, Spohr y Hummel, entre otros, y su ejemplo aún llega a percibirse en el tercer movimiento del Primer Concierto para piano de Brahms.

Numerosos pianistas han hecho su propia cadenza para el primer movimiento de este concierto, entre ellos Edwin Fischer, Artur Schnabel y Wilhelm Kempff.

Fuente: Joaquín Gutiérrez Heras, Notas sobre notas, compilación de Consuelo Carredano, México, Conaculta,1998.

 

La Orquesta Sinfónica Nacional ha incluido en su programa del viernes 1º. (20:00h) y domingo 3 (12:15h) de septiembre, el Tercer concierto para piano de Beethoven con la solista Anne-Marie McDermott; en el mismo programa:  Stabat Mater de Rossini; dirección de Carlos Miguel Prieto.

Comentarios

Suscríbete y recibe lo mejor de Música en México

Escucha música clásica en línea aquí