Richard Strauss: el último de los románticos alemanes

Publicado: junio 17, 2014 Última Modificación junio 17, 2014 Por: adminmusica

por Ricardo Rondón

Richard Strauss nació en Munich, Alemania el 11 de junio de 1864 y murió en Garmish.Partenkirhcen, en Bavaria el 8 de septiembre de 1949.

En sus años mozos fue un clasicista inflexible y a los veinte enloqueció con la expresión romántica y tomó como modelos a Liszt, Berlioz y Wagner. Se convirtió en el último de los románticos alemanes al estilo de Liszty el primero de los realistas alemanes por propio derecho.

A los 6 años compuso un Schneiderpolka para piano y fue una de los primeros indicios de un talento poderoso y precoz. Su padre Franz, primer corno de la Ópera de la Corte de Munich, le dio una excelente educación musical y general con insistente cuidado de los clásicos. Cuando el joven Strauss fue nombrado director asistente de Hans Von Bülow en Meiningen, conoció a Alexander Ritter, el campeón del Romanticismo. Ritter lo convenció que los 2 cuartetos, la sonata para chelo y una sinfonía que había escrito a la fecha eran ropa vieja. Con una fantasía sinfónica, Aus Italien (Desde Italia) en 1887, Strauss hizo su transición hacia los poemas sinfónicos y se volvió famoso, Don Juan, Macbeth y Muerte y Transfiguración aparecieron en forma continua. Son como los poemas sinfónicos de Liszt, magnificados, y emplean una orquesta enorme y complicada estructura armónica desarrollada al estilo de Berlioz. Usando elementos de sus ídolos, Strauss aplicó su prodigioso virtuosismo, y trabajó hacia un lenguaje musical cuyo significado estaría abierto para todos. Escribió temas musicales para caracterizar a diferentes personas y episodios y a ellos agregó un programa escrito, que explicaba con palabras el amplio humor, ironía y sátira, o la histeria, furia y perversidad descrita en su música. Lo que buscaba era Realismo. Se ganó el éxito sin presentar una lucha. Los crujientes molinos y balidos de las ovejas, los niños llorones y la destrucción de la loza en un arranque de furia de la Sinfonía Doméstica produjeron
obras populares de características fotográficas y aplaudidas aunque muchos las consideran pasadas de moda.


Strauss compuso más de cien canciones de arte, incluyendo la siempre gustada Allenseelen (Día de todas la almas), Zueeignung (Dedicación), Ruhe meine seele (Descansa mi espíritu), y Traum durch die Dämmerung (Sueno al Crepúsculo). Dirigió su genio hacia la ópera, incluyendo una visita a Bayreuth en 1891. Después de Guntram siguieron Feuersnot, Salomé, Elektra y Rosenkavalier. Salomé y Elektra exploran a personajes trastornados pero musicalmente impresionantes y fascinantes; es más ligera El Caballero de la Rosa, siendo su obra maestra en este género. Desde 1911 hubo una lenta pero constante baja en la calidad de sus obras.


Cuando Stefan Zweig, autor del libretto para La mujer silenciosa, fue expulsado de la Alemania Nazi, Strauss seleccionó a Joseph Gregor, un libretista obviamente patrocinado por el Gobierno y produjo dos o tres óperas rancias que no gustaron. Se le ha criticado por su adaptación a la nueva orden en Alemania: para sus críticos no es posible aceptar que un personaje como él -­‐ que vivía en una cómoda villa en Garmisch, el realista más grand que ha producido Alemania -­‐ bebiera cerveza, atendiera a sus invitados, jugara cartas y condonara las realidades más atroces en el mundo. Cuando Alemania perdió la guerra y sus teatros de ópera destruidos, Strauss compuso un lamento intenso Metamorphosen para 23 cuerdas, uno de los pocos productos de este recorrido final de su vida que además incluyen las bellísimas Cuatro últimas canciones. Con frecuencia fue director huésped de orquestas y componía con admirable fertilidad. En 1894 contrajo matrimonio con Pauline de Ahna, que era la prima donna de su primer ópera, Guntram. Después de este evento, ella nunca más participó en una ópera de su marido. Su fama la describe como insoportable pero a Strauss le gustaba. Siguieron más poemas sinfónicos exitosos: Till Eulenspiegel, Así hablaba Zarathustra, Don Quijote, La vida de héroe, Sinfonía doméstica y la gloriosa Sinfonía alpina. El balido de las ovejas, los pleitos en la Domestica y otros momentos de realismo fotográfico sirvieron de banquete a los críticos que se lo comieron llamándolo vulgar, trivial y sensacionalista. Estas disonancias saludables contribuyeron poco a mejorar su
fama pero la perfección de su construcción orquestal es innegable.


Óperas

Guntram

Estreno: 1894, Weimar,Teatro de la Corte En la Alemania del s. XIII, el joven Guntram es miembro de una orden de trovadores dedicado a cantar alabanzas cristianas. En tierra de un tirano, sufre miseria y embrutecimiento. Aquí encuentra a la “madre de los pobres”, Freihild, la desdichada esposa del tirano. No logra convertir al Señor y acaba por matarlo en un duelo. Guntram renuncia al amor de Freihild y busca reconciliarse con Dios en la soledad. La ópera tiene una duración lógica y cuenta con una gran escena para Freihild: “Fass‘ich sie bang” que Leontyne Price canta en su CD “Strauss” con una pasión, arrojo y emotividad, que nos deja con la boca abierta. Erich Leinsdorf la envuelve de un acompañamiento orquestal soberbio frente a la New Philharmonia Orchestra. Se percibe la infuencia de Wagner tomada de la mano del genio de Strauss y es algo que debe perderse. La grabación completa, bajo la batuta de Eve Queler frente a huestes de la Opera Estatal Húngara lleva a Reiner Goldberg eIlona Tokody en los estelares, ambos muy bien. Los coleccionistaspueden adquirirlo sin temor. (Sony CD).


Feuersnot (La necesidad del fuego)

Estreno: Ópera de la Corte (Dresde) 1901

En Munich, durante la fiesta del solsticio en una época legendaria, todo un pueblo se prepara para la celebración. El joven y apuesto mago Kunrad se atreve a besar a Diemut en plena calle. La orgullosa muchacha jura vengarse de tal atrevimiento. Cita a Konrad a un encuentro nocturno y coloca un gran cesto para subirlo a su recámara pero lo deja colgado allí toda la noche para que reciba las burlas de la gente. Entonces, Konrad apaga todas las luces y fuegos de la ciudad. Finalmente Diemut lo deja entrar a su estancia en donde los dos se declaran su amor. Las luces de la ciudad vuelven a encenderse. La única grabación (CD Acanta) cuenta con excelentes actuaciones de Julia Varady y Bernd Weikl. Heinz Fricke dirige a las huestes de la Radio Bávara y la Radio de Múnich, todos a la altura de esta comedia romántica. La obra es corta y atractiva.


Salomé

Estreno: Ópera de la Corte (Dresde) 1905

Esta ópera lleva texto de Oscar Wilde en traducción al alemán de Hedwig Lachmann. Decía el genial director y humorista Sir Thomas Beecham: “Hay tres tipos de Salomé: las que la cantan, las que lo bailan y ¡las que deberían ser conducidas al paredón! La acción transcurre en una terraza en la fortaleza Machaerus, una de las residencias de Herodes II Antipas, en Perea, al oeste del mar Muerto. Salomé la bella hijastra adolescente de Herodes, está hechizada por la presencia física y emocional del profeta Jochanaan, preso de la residencia del Tetrarca. Aunque el profeta se ha dado cuenta de los deseos lujuriosos de Salomé, la rechaza. Después de bailar la Danza de los Siete Velos, Salomé pide como recompensa la cabeza de Jochanaan pues solo así podrá poseerlo. Herodes manda ejecutar al Profeta y asqueado por su hijastra, ordena a sus soldados aniquilarla con sus lanzas. La ópera despertó repudios y rechazos, horror y franca exhibición de las sociedades de aquel tiempo. Hoy día es una de las óperas más admiradas y gustadas de Strauss. Hay dos grabaciones que recomendamos: (1) Birgit Nilsson dirigida por Georg Solti (Decca) y (2) Teresa Stratas, dirigida por Karl Böhm (DVD DeutscheGrammophon). Nilsson ofrece un Strauss de enorme fuerza, seguridad musical y desbordes de talento. Su registro alto cubre a la orquesta con resultados formidables. Stratas es más adolescente y poseedora de una calentura joven que muestra el despertar de un deseo sexual gloriosamente expresado en los efectos vocales. Ambas son inolvidables y la parte orquestal está en la mejores manos.



Comentarios

Escucha música clásica en línea aquí