Bruckner en la tina

Anton Bruckner pasaba largas y calurosas horas del verano vienés componiendo en la bañera de su casa.

Bruckner
Por Música en México Última Modificación marzo 23, 2021

Cuenta Alma Mahler en su libro de Recuerdos que Anton Bruckner pasaba largas y calurosas horas del verano vienés componiendo en la bañera de su casa, sumergido en agua fría, y con las partituras encima de un taburete próximo. Y cuenta también cómo más de una vez, embebido en su composición, salía completamente desnudo a abrir la puerta de la calle, cuando alguien había tocado la campanilla, con el consiguiente espanto de quien llegaba a su casa, y máxime conociendo el recato casi patológico y conducta escrupulosa del entonces ya anciano compositor.

Anécdotas tan aparentemente triviales como ésta han sido desechadas en nuestro libro; pero la personalidad de quien la refiere – a quien hay que otorgar completa credibilidad histórica – acredita la veracidad de lo dicho, por pintoresco que pudiera parecer: recordemos el enorme respeto y veneración que Alma Mahler (1879-1964) sentía por Bruckner, más de cincuenta años mayor que ella (1824-1896). 

Fuente: José Luis Temes, Apuntes anecdóticos de Historia de la Música, Madrid, Ediciones Línea, 1983.

Música en México
Escrito por:
Redacción. Música en México tiene la misión de promover la música clásica – y la música nueva – en México, y de dar a conocer una selección de las actividades musicales en el resto del mundo.

Comentarios

Escucha música clásica en línea aquí