Los Réquiems de Mozart y Takemitsu.

Publicado: abril 12, 2014 Última Modificación abril 11, 2014 Por: adminmusica

Cuando Igor Stravinski conoció a Toru Takemitsu (1930-1996), le llamó la apariencia delgada y frágil del compositor japonés: “¿Cómo puede provenir música tan severa de un hombre tan menudo?”, se preguntó. Justo antes de este encuentro en 1959, Stravinski había escuchado la grabación del Réquiem para orquesta de cuerdas compuesto por Takemitsu en 1957, a los 27 años de edad.

La severidad que tanto impactó a Stravinski es aparente desde la lentitud de sus tres movimientos – Lento, Moderado, Menos lento. “Nunca llegué a escribir un Allegro”, comentó más adelante. Está ausente de esta obra, el variado colorido orquestal que se encuentra en composiciones posteriores de Takemitsu como “From me flows what you call Time”, de 1990 y muchas otras. El peso expresivo recae sobre cada una de las armonías lentas y desgarradoras y las sutilezas de las cuerdas.

El Réquiem de W.A. Mozart (1756-1791) hace una insólita pareja con el de Takemitsu, en el concierto que tendrá lugar el jueves 10 de abril en la Sala Ponce del Palacio de Bellas Artes y el domingo 13 en el Auditorio Silvestre Revueltas del Conservatorio Nacional de Música. Interpreta la Orquesta de Cámara de Bellas Artes, con José Luis Caballero director huésped y el Coro En Harmonia Vocalis, que dirige Eduardo Méndez.



Comentarios

Suscríbete y recibe lo mejor de Música en México

Escucha música clásica en línea aquí