Mahler

Estamos en abril de 1911. Agotado y enfermo, el compositor austriaco Gustav Mahler (1860-1911) ha vuelto a Europa desde Estados Unidos

Por Música en México febrero 13, 2021 Última Modificación febrero 13, 2021

Estamos en abril de 1911. Agotado y enfermo, el compositor austriaco Gustav Mahler (1860-1911) ha vuelto a Europa desde Estados Unidos, donde los dos últimos años se desempeñó como director de la Orquesta Filarmónica de Nueva York. En compañía de Alma, su esposa, el músico se dirige en tren a Viena, donde espera recibir tratamiento para la enfermedad cardiaca que padece. Mahler no sabe que este será su último viaje (morirá el 18 de mayo de 1911), pero lo que sí sabe es que Alma y su amante, el joven arquitecto Walter Gropius (1883-1969), bajarán del tren en la siguiente estación. Desolado, el compositor se hunde en una evocación de su pasado: el maltrato de un padre abusivo, la pérdida de sus hermanos Ernest —muerto en 1874 tras larga enfermedad— y Otto —quien se suicidó en 1895, a los 21 años de edad—, la estrecha amistad con el también compositor Hugo Wolf (1860-1903), la frustración frente al antisemitismo que le cerraba las puertas de la vida artística en Viena y que lo llevó a convertirse al catolicismo en febrero de 1897, el torpe pero inmenso amor que sentía por Alma María Schindler (1879-1964) —con quien se casó en 1902—, el intenso dolor provocado por la muerte de su adorada hija María (1902-1907) y el humillante descubrimiento de la infidelidad de su esposa, a quien —destrozado— tuvo que rogar que no lo abandonara. Así, en una atmósfera poco menos que onírica en la que los recuerdos, los sueños, los pensamientos y la realidad se entretejen dentro del cerrado microcosmos de un vagón de tren, Mahler y su esposa tratan de descubrir las razones detrás de su fallido matrimonio y su marchito amor.

Aunque el curioso preludio con que inicia parece indicar que se trata de una más de las ostentosas y extravagantes películas de Ken Russell (1927-2011), lo cierto es que Mahler (1974) es uno de los trabajos más sobrios e inspirados del realizador británico. Con un ritmo lento y reflexivo, abundantes diálogos, elegantes imágenes, impresionantes paisajes y un magnífico uso de la música (sobre todo en la hermosa escena donde Alma está buscando a sus hijas mientras se escuchan las Kindertotenlieder), la película se desarrolla en una serie de melancólicos flashbacks gracias a los que incursionamos en la figura de Gustav Mahler como un ser humano frágil, a la vez que inmenso compositor. Sin embargo, los fans del Ken Russell de, digamos, Lisztomania o Tommy (ambas de 1975), no quedarán defraudados, porque en Mahler van a encontrar algunos de los delirantes momentos que se convirtieron en la firma de autor del cineasta, por ejemplo la secuencia —con intertítulos de cine mudo incluidos— en que un angustiado Gustav Mahler se ve obligado a convertirse al catolicismo para aplacar a una temible Cósima Wagner (1837-1930) —hija de Franz Liszt , esposa de Richard Wagner y pertinaz antisemita— caracterizada como una especie de dominatriz nazi, o el momento en que el compositor imagina que es llevado vivo en un ataúd para ser incinerado mientras Alma realiza un striptease al ritmo de la música de un gramófono. Pero, haciendo a un lado estos excesos típicos del cineasta, Mahler ofrece al espectador imágenes de gran belleza donde destaca la relación del músico con la naturaleza y la tragedia de la existencia, reafirmada a través de su obra. Además, en los primeros minutos el espectador avezado encontrará un inteligente guiño a Muerte en Venecia, tanto la novela de Thomas Mann como la película de Luchino Visconti (1971).
Mahler está protagonizada por Robert Powell (The Italian Job, Jesús de Nazareth) como Gustav Mahler, Georgina Hale (Lisztomania, Los demonios) como Alma Mahler, Lee Montague (Moulin Rouge, Hermano sol, hermana luna) como Bernhard Mahler, padre del compositor, Peter Eyre (Orlando, Lo que queda del día) como Otto Mahler y David Collings (Doctor Who) como Hugo Wolf —además de una brevísima aparición de Oliver Reed, actor fetiche de Ken Russell, como el conductor del tren—. Disfrute el amable lector esta película.

Música en México
Escrito por:

Música en México

Redacción. Música en México tiene la misión de promover la música clásica – y la música nueva – en México, y de dar a conocer una selección de las actividades musicales en el resto del mundo.

Comentarios

Escucha música clásica en línea aquí